Importaciones: cómo es el blanqueo de capitales exprés que piden las pymes

Compartí esta noticia !

 Luego del lanzamiento del Sistema Estadístico de Importaciones (SEDI) y la poca seducción que tuvieron Bonos para la Reconstrucción de una Argentina Libre (BOPREAL), el sector le reclama al Gobierno que impulse una regularización de activos con tope en u$s 300 mil.

Tras el lanzamiento por parte del Gobierno del Sistema Estadístico de Importaciones (SEDI) y de los Bonos para la Reconstrucción de una Argentina Libre (BOPREAL) –de poca seducción-, las pequeñas y medianas empresas (pymes) reclaman la puesta en marcha de un blanqueo de capitales exprés.

El pedido por parte del sector surge ante la necesidad de obtener divisas internacionales para el pago de las compras en el exterior. En un contexto, donde aseguran, que ciertas fábricas se suspendieron operaciones por la falta de insumos básicos e incluso paralizaron líneas enteras de producción, a lo que también contribuye la contracción de la demanda vía inflación.

«Las pymes necesitamos un blanqueo de capitales que se aplique ahora mismo, y que sea independiente del proyecto que está incluido en la Ley Ómnibus, porque existe una necesidad urgente de contar con liquidez para poder pagar importaciones», afirmó el presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA), Daniel Rosato.

En la organización sostienen que, pese a que el planteo se realizó desde el inicio de la gestión, el pasado 10 de diciembre de 2023 aún no existió la invitación de ningún área del Gobierno para dialogar tanto por esta como del resto de las propuestas.

«Si vuelve a haber un proceso de desindustrialización, el sector privado no estará en condiciones de retener el empleo. Por eso insistimos en un diálogo con el Gobierno, para poder aportar ideas y mejorar las condiciones de la reactivación», destacaron en el comunicado.

Te puede Interesar  Iveco pasó a ser una empresa independiente en el país

En cuanto a la letra chica, desde IPA plantean un techo de u$s 300 mil sobre el que no se podrían aplicar multas ni impuestos, ya que su único destino sería el pago de importaciones e inversiones productivas «que permitan reactivar el nivel de actividad y sostener los puestos de trabajo, que en la actualidad están en riesgo».

Por consiguiente, y pese las dificultades macroeconómicas, en el sector reconocen que las pymes tuvieron la posibilidad de ahorrar en dólares, pero sostiene que para hacerlo se vieron obligados a recurrir al mercado informal debido al cepo cambiario impuesto durante muchos años.

Entre las estrategias que se tomaron frente al «párate obligatorio» en IPA destacan que se les adelantaron las vacaciones a los trabajadores. «Es importante que haya definiciones rápidas y concretas para las pymes, porque no podemos estar esperando al debate legislativo, ya que las urgencias de las fábricas tienen que tener solución urgente o cierran», alertó Rosato.

A los fines de desamar la deuda altísima de obligaciones pendientes de pago por importaciones con registro aduanero y/o servicios -prestado antes del 12 de diciembre de 2023-, el oficialismo creó los Bonos para la Reconstrucción de una Argentina Libre (BOPREAL).

Pero ayer, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) volvió a sufrir un traspié en la segunda licitación de dichos títulos emitidos en moneda estadounidenses: tras un monto ofertado por u$s 750 millones, apenas logró colocar por un valor nominal total de u$s 57 millones.

Tras el primer revés que sufrieron la semana pasada, y a los fines de que no vuelva a suceder, en el Gobierno publicó un guía sobre el funcionamiento, ya que consideraban que quienes quedaron afuera «no entendían» el instrumento, pero fue insuficiente.

Te puede Interesar  Se profundiza la caída del Merval, bonos y dólares

Fuente El Cronista

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin