Las renovables sesgadas como posible sendero hacia la pobreza energética

Escribe MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ, Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

Compartí esta noticia !

La pobreza energética, en lo referente al Sector Eléctrico, puede tener origen en dos tipos de causas, o de ambas a la vez. 

En lo técnico, es provocada por serias carencias en al menos una de las tres bien diferenciadas áreas que componen a la prestación del servicio eléctrico, a saber: Generación, Transmisión, Distribución. En lo económico, se da la pobreza eléctrica, cuando los elevados niveles de las tarifas, convierten al elemental servicio en un lujo costoso, solo asequible para las reducidas clases altas. 

Es lo perpetrado por el brutal neoliberalismo, gobernante en Argentina entre 2015 y 2019. 

En ambas facetas de la pobreza energética están las características de las eólicas y solares. En lo técnico por sus intermitencias y otras limitaciones, y en lo económico por sus altos costos reales, tapados o disimulados por los onerosos subsidios y otras ventajas prebendarias, que obtienen en base a fuertes presiones mediáticas y al evidente desconocimiento de muchos legisladores acerca del complejo tema de La Energía. 

Más allá de la vocinglería y la parafernalia propagandística desplegada por los muy fuertes y ramificados intereses creados que buscan imponer al como sea, a las energías “renovables sesgadas”, es importante analizar los resultados concretos de ese tipo de generadoras eléctricas en el mundo. 

Por cierto, que los evidentes fracasos operativos y rechazos entre los pobladores que provocan eólicas y solares, son cuidadosamente “ninguneados” y tapados, por los muchos operadores mediáticos, técnicos afines a esos intereses, y por las poderosas ONGs transnacionales, que apoyan a esas energías, con más que dudosa ecuanimidad y ninguna objetividad. 

En Europa, muchas poblaciones se manifestaron en contra de las instalaciones de las “renovables sesgadas” eólicas y solares, por los problemas serios que ocasionan en sus entornos (que incluyen la acentuada desvalorización de las propiedades en que se asientan y en las cercanas),…pero esas protestas no trascienden a los medios masivos de comunicaciones. 

En lo técnico, es contundente el “cantado” (esperable) fracaso de las renovables sesgadas eólicas y solares en Europa, donde demostraron ser totalmente inútiles para suministrar Energía de Base de los sistemas interconectados, eso motivado por sus insanables intermitencias (“prenderse y apagarse” y también por las fluctuaciones en el voltaje); por lo cual no pudieron reemplazar a las centrales nucleares, como tampoco a las termoeléctricas que operan (¿operaban?) con el económico gas ruso, y que en parte ahora funcionan con el mucho más costoso gas transportado desde EEUU. Por todo ello, la arrogante Europa Occidental se encuentra inmersa en una crisis energética, que está teniendo consecuencias negativas sociales y económicas. Pese a eso, los grupos de poder vinculados con la promoción a ultranza de ese tipo de “renovables” (sesgadas, pues omiten capciosamente a las hidroeléctricas, que por definición técnica son también renovables), siguen presentándolas como “grandes soluciones” (que probadamente no lo son), además de considerarlas como energías limpias (que tampoco lo son), como energías “descarbonizantes” (pese a que tampoco son, pues dependen del respaldo “en caliente” -funcionando- de usinas termoeléctricas); y por cierto muy pocos comunicadores sociales profundizan en el tema, limitándose casi todos a repetir los falsos o tendenciosos argumentos, que repiten los promotores de eólicas y solares. 

Te puede Interesar  El creciente poder de mercado: ¿Un peligro para la recuperación?

Y esa masiva promoción a ultranza, a la que se suman las presiones de organismos transnacionales, parece ser el modus operandi mediante el cual se imponen condiciones leoninas para favorecer a eólicas y solares, mostrando facetas que permiten sostener que existen operativos a gran escala, para favorecer operaciones de instalación de ventajas abusivas, que tornan a ese tipo de inversiones, en actividades de riesgo cero, con caracteres de negociados escandalosos, lo cual es prolijamente ocultado por los medios de difusión, excepto honrosas excepciones. Claro que cabe señalar que, por ser un tema muy técnico, muchos comunicadores desconocen sus implicancias. 

Pero las fuertes presiones transnacionales, a favor de eólicas y solares, están mostrando solapadamente, una faceta, que cabría definir como otra operación del neocolonialismo del Bloque de Poder Atlantista, el cual también influye fuertemente en las Naciones Unidas. Esas fuertes presiones, sobre los Estados del amplio mundo excluido del grupo de naciones desarrolladas, busca imponer matrices eléctricas con muy significativas participaciones de eólicas y solares, lo que provocará que los respectivos sistemas eléctricos nacionales adolezcan de serios problemas operativos (por las intermitencias y otras limitaciones técnicas de esas energías no aptas como Energías de Base); o que deban suplementar a las mismas con costosos sistemas de almacenamiento de electricidad, los que además de ser muy caros, muy posiblemente adolezcan de problemas operativos, pues no es lo mismo un sistema de baterías para un consumo aislado, que un mega conjunto de grandes baterías que serían necesarios para una ciudad mediana o grande o un sistema interconectado nacional. 

Por supuesto, tanto las baterías para acumular energía y neutralizar las intermitencias, como las centrales térmicas que se montan como respaldo, son altamente contaminantes, debiendo atribuirse esas poluciones a eólicas y solares, lo cual es evitado, en base a fuertes presiones mediáticas y otras, Todo ese contexto, rozando lo caótico o difícilmente manejable, será un factor que anclará a esas economías subordinadas al “mandato renovable sesgado”, al subdesarrollo crónico, con lo cual los países que se subordinen a esas “exigencias” de priorizar eólicas y solares, se verán obligados a malvender sus producciones de materias primas, urgidos por la miseria. 

Te puede Interesar  La antigeopolítica del liberalismo oligárquico argentino

Todo ese aquelarre de medidas pseudo ecológicas de favorecer a ultranza a eólicas y solares, se complementa con el rechazo a las usinas hidroeléctricas y nucleares, instigado por nada inocentes ONGs promotoras de pseudo ecologismo de corte cavernario. 

Ese rechazo a hidros y nucleares, instigado por ese tipo de ONGs ultraecologistas (que en realidad operan para frenar el desarrollo, por lo que de hecho son genocidas, pues promueven la miseria permanente), no es casual, pues se oponen a las generadoras de esos dos tipos de energía, que son mucho más económicas por kWh, menos contaminantes, de mayores vidas útiles, y que producen Energías de Base; que por todos esos motivos dejan fuera de competencia a las inestables y caras energías eólica y solar; las que son incapaces de suministrar Potencia Firme, operando solo como meros complementos de los sistemas interconectados. 

En futuros artículos se analizará -Dios mediante- el caso de Argentina, y en particular el de la muy dotada hídricamente provincia de Misiones, en la cual el fundamentalismo ultra ecologista, apeló al terrorismo mediático, para impedir que se utilice debidamente el enorme potencial hidroeléctrico, que casi en su totalidad se sigue desperdiciando, hora tras hora. 

About The Author

Compartí esta noticia !

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin