Los beneficios del tango para la salud

Son mundialmente famosas y múltiples las características del tango, pero no así su faceta saludable. Las doctoras Verónica Bramajo y María Mercedes López, ambas especialistas en clínica médica de DIM CENTROS DE SALUD explican los beneficios físicos, sociales y emocionales de bailar tango.

Compartí esta noticia !

Son mundialmente famosas y múltiples las características del tango, pero no así su faceta saludable. Las doctoras Verónica Bramajo y María Mercedes López, ambas especialistas en clínica médica de DIM CENTROS DE SALUD explican los beneficios físicos, sociales y emocionales de bailar tango.

Cada 11 de diciembre se celebra el Día Nacional del Tango, fecha que rinde homenaje a nuestro ícono mundial, Carlos Gardel y al compositor Julio de Caro, ya que ambos nacieron un 11 de diciembre. Carlitos, El Zorzal Criollo, El Morocho del Abasto, El Mago, El Rey del Tango, El Mudo o El Troesma son algunos de los más reconocidos apodos para esta inolvidable figura que ha hecho tanto por este género y que tanta relevancia e interés ha tenido a través de los años.

Es Patrimonio de la Humanidad desde 2009, su génesis incluye movimientos sociales, culturales y entrelaza países y culturas. Además, es muy beneficioso para la salud. Reduce la hipertensión, el colesterol “malo”, favorece la circulación, disminuye la ansiedad y retrasa el envejecimiento.

Toda la música genera un impacto positivo en nuestro organismo. Puede calmar, divertir, hacernos gritar, movernos, reflexionar, llorar, meditar y siempre encuentra una forma de impactar a nuestro corazón y cerebro. Este género fue largamente investigado por sus cualidades para prevenir los males cardiovasculares. De hecho, se lo considera un complemento terapéutico para tratar la hipertensión, la depresión y hasta el Alzheimer, Parkinson y otras enfermedades degenerativas cognitivas.

“Bailar tango equivale a realizar actividad física por lo que requiere los controles correspondientes a la edad y sexo del paciente (laboratorio, electrocardiograma, ecocardiograma y ergometría como los estudios previos y básicos)” explican las profesionales. “Siempre es fundamental consultar con el médico clínico o de cabecera antes de iniciar esta actividad, y él indicará los cuidados a tener en cuenta, acorde a sus antecedentes” recomiendan.

Te puede Interesar  La AFIP DGI cuenta con una nueva Receptoría en Puerto Iguazú

“Es uno de los bailes para mejorar nuestra salud y aspecto, ya que nos genera bienestar por dentro y por fuera. Para comenzar, se recomienda ir de a poco, aprender los pasos, los movimientos, no estresarse si no salen en seguida. Lleva tiempo y ese tiempo es valioso para que el cerebro “aprenda”, así como el cuerpo. Luego, se recomiendan tres veces por semana entre 45 y 60 minutos” señalan las especialistas.

El tango: 

  •        Previene enfermedades cardiovasculares ya que ayuda a disminuir la frecuencia cardiaca de reposo y aumentar la cantidad de sangre que el corazón expulsa en cada latido.
  •        Rompe el sedentarismo mejorando el colesterol, la glucemia y la presión arterial.
  •        Mejora la motricidad, el equilibrio y la coordinación en personas entre 65 a 91 años.
  •        Al requerir concentración y memoria para aprender una nueva disciplina estimula la interconexión neuronal y retrasa la aparición de demencia senil.
  •        Bailar mejora el rango de movilidad articular.
  •        Ayuda a mantener una buena postura disminuyendo así los problemas de columna.
  •        Aumenta la resistencia muscular y mejora la fuerza.
  •        Disminuye la formación de trombos en los miembros inferiores.
  •        Libera endorfinas que mejora la depresión, la ansiedad y el insomnio.
  •        Potencia el conocerse, el vincularse y a la expansión del círculo social.

El tango es terapéutico en sí mismo, ya que el sólo hecho de bailar ayuda a sentirse bien, socializar, generar nuevos entramados sociales con otros y, sobre todo, con uno mismo. 

Te puede Interesar  San Vicente se prepara para una nueva edición del Jeep Fest misionero

Con el asesoramiento de las doctoras Verónica Bramajo (MN 97448 / MP 333764) y María Mercedes López (MN 97453 / MP 333760), ambas especialistas en clínica médica de DIM CENTROS DE SALUD

About The Author

Compartí esta noticia !

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin