COLUMNISTAS, POLITICA, Ultimas Noticias

Mejor prevenir

Compartí este articulo en:

“Acordate como se frenó la Gripe A en 2009. Sin clases, sin boliches, cerraron los restaurantes, mandaron a los universitarios del interior a sus casas y se evitó la concurrencia a las guardias, además de mucha higiene, alcohol y limpieza en el ambiente. Se debería centralizar la atención Salud Pública en un sólo lugar. ¿El hospital de Fátima? ¿El Favaloro?  De otro modo, se van a infectar todos los centros y clínicas privadas. Se debe atender sólo cirugías de urgencia o urgencias y posponer todas las atenciones programadas y controles de inicio escolar”, describió uno de los médicos más prestigiosos de Misiones.

“Estamos frente a un virus que no existía, por lo tanto no sabemos cómo se va a comportar. Los datos que se van dando a conocer son los que se recogen de la experiencia internacional reciente. Más tasa de mortalidad en los adultos mayores de 65 que en los niños que incluso pueden ser portadores. Se habla de una tasa de contagio alta, pero comparada con el sarampión o la gripe común, es más baja. La tasa de mortalidad, en el peor de los casos, es del 4 por ciento, que es baja. La mayoría de los casos, evoluciona como catarro, sin neumonías y casos graves. Pero decir cómo se va a comportar el sistema sanitario es aventurado, por eso las medidas tomadas son acertadas para reforzar el sistema privado con créditos, para que cuando llegue la estación estén preparados, porque vamos a tener que atacar dos frentes, coronavirus e influenza”, definió otro, gran conocedor del sistema sanitario provincial.

Lejos de miradas apocalípticas, ambos analizaban la decisión del gobernador Oscar Herrera Ahuad de suspender las clases en medio de una emergencia epidemiológica potenciada por los focos de dengue y el avance del coronavirus, que exhibe un crecimiento exponencial. 

Médico en fin, Herrera Ahuad no hizo más que prevenir antes que curar. Preparar el sistema para enfrentar al coronavirus mientras se lidia una batalla más frontal contra el dengue, la dolorosa epidemia que tiene a mal traer a toda la región. La suspensión de las clases por dos semanas tiene el objetivo de mitigar un nuevo pico de casos de dengue que se espera para Semana Santa, y evitar la fase inicial de propagación del nuevo virus que azota al mundo, con consecuencias todavía impredecibles. La confluencia de ambas enfermedades podría hacer colapsar el sistema sanitario -en realidad, ninguno está del todo preparado-, por lo que el Estado se puso al frente antes de que suceda: créditos blandos para sanatorios y laboratorios, apropiación de la producción de alcohol del ingenio azucarero, producción especial de repelentes en el Comité Ejecutivo de Desarrollo e Innovación Tecnológica, fumigación de escuelas y guardias extra online en hospitales para atender consultas

El médico Orlando Lépori, advirtió que el sistema de salud privado está preparado para atender pacientes comunes y no para una epidemia combinada de dengue y coronavirus, como la que se está enfrentando, por lo que recomendó a los pacientes que tengan síntomas, que hagan las consultas telefónicas y se aíslen para evitar la propagación y contagiar a médicos y enfermeros que estarán en la primera línea de combate.

Por eso es fundamental mitigar lo que los especialistas denominan “la curva”, esto es el crecimiento exponencial de casos al mismo tiempo. Esa curva alta se aplana con el aislamiento social no solo en las calles, sino también en las casas.

Se cuida a los argentinos con decisiones políticas. A veces esas decisiones no son muy simpáticas para la gente, pero nuestro objetivo es tomar decisiones políticas en resguardo de la salud de todos los argentinos, y en mi caso de todos los misioneros”, explicó Herrera Ahuad. 

La salud pública está por encima  y las demandas sectoriales deben pasar a segundo plano, sean de patrones sojeros o de docentes disconformes. La prioridad es otra. El miércoles el Gobierno recibirá a los sindicalistas díscolos del sector docente para escuchar sus reclamos por los acuerdos alcanzados en la mesa de paritarias. Pero la premisa es atender las demandas de los gremios reconocidos y hacer entender que también hay que atender a otros sectores -en materia salarial y previsional-, pero mucho más, en estos momentos, a los más vulnerables, que están lejos de un sueldo fijo y acuerdos semestrales.

Lejos de parecer apresuradas, las medidas de emergencia tomadas en Misiones se están replicando por todo el mundo. Después del crecimiento explosivo de casos de coronavirus, Italia declaró la cuarentena en todo el país y mientras se escribe esta columna, el Gobierno de España tomó el poder de las autonomías para declarar el estado de alarma y mandar a todos a sus casas durante dos semanas durante las que sólo se podrá ir al supermercado o a la farmacia y a trabajar quien lo justifique. Paraguay anunció un cierre parcial de sus fronteras. 

La Argentina, más temprano que tarde, las clases también se suspenderán, mientras que eventos masivos ya fueron suspendidos y los deportivos están se juegan a puertas cerradas o se cancelan, como en el rugby.

Lo que hizo el mandatario misionero fue extremar el alerta en todo el sistema sanitario y educativo para custodiar a la población. La estrategia con el dengue, más allá de los focos en algunas zonas, está siendo positiva si se compara con la expansión que tuvo la enfermedad en Paraguay y Brasil, donde hay medio millón de casos reportados. 

Hasta el viernes Misiones tenía 4.073 notificaciones por dengue, pero sólo 200 casos confirmados por laboratorio -DEN 1:163, DEN 2: 28 y DEN 4:9-, mientras que fueron descartados 789 sospechosos y no había pacientes internados. En tanto, del Coronavirus había siete casos descartados, 40 personas en aislamiento voluntario por 14 dìas y seis casos desestimados. 

Las decisiones, claro, tienen peso porque hay un Estado presente y una política sanitaria sostenida en el tiempo. Se puede criticar la medida, pero no hay improvisación ni medidas a la ligera. La presentación de la plataforma Guacurarí+, con contenidos educativos para los estudiantes de todos los niveles, revela la eficacia del trabajo en equipo. 

Misiones no pierde un solo día de clases, ya que aplicará técnicas de innovación en educación, desde diferentes plataformas. La situación mundial encuentra a la provincia con experiencia y herramientas que le permiten educar a partir de métodos nuevos que no le exigen a los alumnos presencia en las aulas para garantizar pedagogía de calidad con nuevas prácticas.

La plataforma ya era utilizada en las escuelas públicas y ahora estará disponible incluso para las privadas que lo requieran. Solo se actualizó contenido por niveles y se puso a disposición de las escuelas para que los estudiantes no pierdan días de clases. “No es un receso”, advirtió el ministro de Educación, Miguel Sedoff al explicar que los docentes podrán hacer un seguimiento del contenido al que accedan los alumnos. 

La crisis sanitaria es también una oportunidad para profundizar el concepto de innovación que impone Misiones a su sistema educativo. La inauguración de la Escuela de Innovación -opacada después por el devenir de la emergencia epidemiológica- revela que la Provincia está un paso adelante en visión e inversión en calidad educativa. La foto de la inauguración también ofrece una nueva realidad: Misiones cobra protagonismo en el tablero político nacional sin dejar de exigir ser mejor atendida de lo que viene siendo. 

La presencia de los ministros de Educación, Nicolás Trotta y de Trabajo, Mario Meoni, además de la Primera Dama, Fabiola Yañez y el presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, son señales del vínculo cercano entre Nación y Provincia. Los mensajes también son marcas de una relación que se está construyendo. El Gobernador y el presidente de la Legislatura, Carlos Rovira, no dejaron pasar la oportunidad de reiterar el reclamo por una compensación económica a la provincia que, con escasos recursos federales, exhibe una educación que busca la excelencia y un Estado activo en salud y desarrollo económico, al mismo tiempo que custodia celosamente la riqueza ambiental. 

Pocas son las provincias que comenzaron su ciclo lectivo con normalidad y escuelas nuevas. Ninguna que haya inaugurado una escuela como la de Innovación, que no es únicamente infraestructura, sino concepto. 

Rovira dejó entrever que las negociaciones con la Nación parecen estar bien encaminadas. “Siempre que el planteo es correcto, es genuino, hay una aproximación muy grande a su solución. Muy pronto los misioneros podremos ver esa posibilidad en la práctica, más aún cuando estamos en vísperas del Presupuesto Nacional. Se trata de montos insignificantes para los montos que hoy están en juego, también sujetos a la decisión política, llámese tratamiento de la deuda, fondos disponibles de otras asignaciones nacionales, heredadas, y que hoy están en un camino más aproximado a las urgencias sociales del país”, enfatizó con una particular mirada a Sergio Massa, quien oficiará de nexo entre gobernadores y parlamentarios en el análisis del Presupuesto.

La misma demanda se elevó al ministro del Interior, Eduardo De Pedro, quien vino el viernes a Iguazú junto a la ministra de Seguridad; Sabina Frederic a supervisar los controles sanitarios en el aeropuerto internacional. El Gobernador reclamó 127 millones de la garantía salarial docente y más de 200 millones adeudados del Fondo Especial del Tabaco. Wado también se llevó una carpeta con el detalle del pedido de compensación económica, que incluye unos 2.500 millones de pesos extra de coparticipación.

En estos momentos, esos recursos son vitales. La crisis sanitaria tiene consecuencias económicas y el turismo será uno de los sectores más golpeados. Este lunes habrá una reunión de empresarios y operadores para definir pasos a seguir -ya pidieron la declaración de emergencia-, porque la caída de reservas es inédita, especialmente de congresos y reuniones de negocios. El Parque Nacional Iguazú cerró el acceso y la noche posadeña se paralizó para evitar aglomeraciones. Hay mucho empleo en juego.

Misiones tiene qué exhibir a la hora de reclamar. Con los escasos fondos federales y sus propios recursos, tiene un hospital de primera en la capital y en cada región de la provincia, lo que resulta fundamental a la hora de enfrentar estas horas difíciles. Solo cabe preguntarse ¿qué hubiese sucedido si las epidemias llegaban antes, cuando se había desmantelado el ministerio de Salud en la Nación?

La posición del Estado es fundamental para enfrentar una crisis semejante. “Lo que ha revelado esta pandemia es que la salud gratuita, nuestro estado de bienestar, no son costos o cargas, sino bienes preciosos, (…) y que este tipo de bienes y servicios tienen que estar fuera de las leyes del mercado”, definió el presidente de Francia, Emmanuel Macron, de centroderecha. Haber recuperado el ministerio y ponerse al frente de las decisiones sanitarias, es uno de los puntos altos de la administración de Alberto Fernández, que todavía no termina de arrancar en materia económica, atado todo a la renegociación de la deuda. Sin embargo, en salud los recursos están. Herrera Ahuad dijo que la Nación envió recursos para la lucha contra el dengue enfrentar la pandemia, porque no respeta límites geográficos.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*