COLUMNISTAS, Coronavirus, ECONOMIA

Misiones no solo es perjudicada en el reparto de coparticipación: ocupa el lugar más bajo del NEA en transferencias no automáticas

Compartí este articulo en:

No es nueva la discusión acerca de cómo Misiones está siendo perjudicada por los desactualizados porcentajes de distribución secundaria de las transferencias automáticas de recursos de origen nacional (o coparticipación), aunque sí es cierto que, en los últimos días, a raíz de la visita presidencial a la provincia, se volvió a poner dicho asunto en la agenda pública.

Misiones es la provincia con menos participación en el reparto de recursos de coparticipación. Léase, es la que menos dinero recibe en este punto, pero a ser la provincia de la región con la mayor cantidad de habitantes.

Solo para graficar esta situación, en mayo Misiones recibió de transferencias automáticas $5.348,9 millones contando con 1,2 millones de habitantes. Chaco recibió $7.910,0 millones y tiene 1,1 millones de habitantes. Corrientes captó $5.973,7 para 1,1 millones de habitantes, y Formosa captó $5.697,5 para 0,6 millones de habitantes.

El ejemplo es más que claro: Misiones tiene el doble de habitantes que Formosa, pero recibió 350 millones menos en mayo. Esta asimetría es una deuda pendiente del estado nacional con la tierra colorada.

Lo mismo ocurre al ver las transferencias no automáticas que recibió Misiones desde el inicio del 2020 al 10 de junio incluido. En total, ingresaron a las arcas provinciales en este período $3.116,3 millones, que en términos per cápita, equivale a $2.498,3 por misionero. Se ubica último en el NEA, ya que en Formosa la suma per cápita es de $4.447,6 por habitante, en Chaco es de $3.667,9, y en Corrientes es de $2.815,5. En relación al total de las 24 jurisdicciones, Misiones se ubica 18º en este punto.

Otro punto en relación a esto mismo que confirma lo dicho es al analizar las transferencias de recursos no automáticas que van de la Nación a la Administración Central provincial para financiar gastos corrientes, medidos en el grado de ejecución sobre su crédito presupuestario original: estas transferencias van al gobierno provincial sin asignación especifica y es donde ingresar, por ejemplo, los Aportes del Tesoro Nacional (ATN) y cualquier otro desembolso que la provincia recibe para financiar sus gastos operativos.

Este punto tuvo enormes crecimientos en todo el país debido a la asistencia del gobierno nacional por la emergencia provoca por la situación de pandemia, y eso queda comprobado cuando se observa cual el es porcentaje de lo recibido sobre lo que estaba previsto por presupuesto: en Misiones dicha ejecución es del 508,8%. Es decir, recibió 5 veces más que lo originalmente previsto en presupuesto.

Pero, a pesar de ser una importante asistencia financiera, nuevamente queda ultima en el NEA: en Chaco el grado de ejecución en este punto es del 869,5%; en Corrientes del 622,4% y en Formosa del 562,1%.

Misiones tiene una economía que está más fortalecida que el resto de las provincias de la región, pero ello no es motivo suficiente para que no se contemple las particularidades de su situación. Estas asimetrías pueden ocasionar serias distorsiones, sobre todo en contextos de crisis y, si bien hoy no es el momento, el debate sobre una nueva base de reparto de recursos federales no debería postergarse mucho más tiempo.

Por ALEJANDRO PEGORARO.
Director de Consultora Politikon Chaco.

Bookmark and Share
Compartí este articulo en:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*