Misiones, relegada de la inversión pública nacional

Durante los primeros nueve meses del 2021, la inversión pública del Estado nacional en Misiones fue de 5.298,1 millones que, comparado con igual período de 2020, implica un incremento del 41,1% interanual, quedando por debajo del alza de precios, con una caída real del 6,7%. De esta manera,  Misiones junto a San Juan son las únicas dos provincias que registran caídas en la inversión pública nacional en el período detallado.  

La situación misionera es inversa a lo que ocurre en el total de las 24 jurisdicciones del  país: la inversión pública muestra un salto del 190,6% contra igual período de 2020, que  se explica por dos razones fundamentales: en primer lugar, una muy baja base comparativa (durante una buena parte del 2020, a partir de la irrupción de la pandemia,  se dejó de lado el gasto de capital para priorizar el orientado a la emergencia); mientras  que, por el otro lado, hubo un fuerte impulso en este 2021 de proyectos de obra pública,  que se aceleraron a medida que se ingresaba en época electoral.  

Cuando hablamos de inversión pública nacional, se hace referencia al gasto de capital  que el Estado nacional realiza en las diferentes jurisdicciones, en sus dos modalidades:  por un lado, la Inversión Real Directa; y por el otro, las Transferencias de Capital (gastos sin contraprestación, con el objeto de que los diferentes agentes económicos  públicos, privados o externos beneficiarios, se capitalicen mediante inversiones reales  o financieras) 

Si bien, técnicamente, también hay un tercer concepto que forma parte del Gasto de Capital (Inversión Financiera) este no implica adquisición de bienes materiales o ejecución de obra en las provincias, sino que  se concentra en el Estado nacional.  

En el caso misionero, se observa que, del total ejecutado en inversión pública, el 66% corresponde a transferencias de capital ($3.485,1 millones), mientras que el 34% a  inversión real directa ($1.813 millones), dando un total final de $5.298,1 millones. Esa  cifra, es un 41,1% superior a los $3.754 ejecutado entre enero y  septiembre de 2020, quedando así en terreno negativo cuando se descuenta la inflación,  configurando caídas reales en este concepto.

Observando la evolución mensual de la inversión pública nacional en territorio misionero, el pico se dio en septiembre, con $1.196,4 millones ejecutados, cuando en los ocho meses anteriores no superó la barrera de los mil millones. Similar situación se  dio el año pasado, donde septiembre había sido el mes de mayor ejecución  presupuestaria en este punto.

La variación interanual misionera no es solo la segunda más baja del país en términos nominales, sino que es una de las únicas dos  provincias con caídas reales, junto a San Juan. Pero, además, la brecha con otras  provincias, incluso dentro de la región del NEA, es notable: por caso, Formosa es el distrito que tiene el mayor crecimiento de la inversión pública nacional en este período, con un alza del 509,2%. El Chaco, por otro lado, muestra un crecimiento del 329,2%  interanual, y Corrientes tiene un incremento del 201,8%. Es decir, Misiones dentro del  NEA queda absolutamente relegada con una brecha muy grande con el resto de las  provincias que componen la región.  

Hay 18 distritos que tienen incrementos por encima del 100%, y entre ellas, nueve están, incluso, por encima del 200% de variación respecto a 2020. Por el  contrario, por debajo del 50% solo hay dos provincias: las ya mencionadas Misiones y  San Juan.

Inversión pública Per Cápita 

A nivel per cápita, se observan notables asimetrías entre las provincias. La Rioja es un  caso único: la inversión pública (particularmente, por el alto volumen de transferencias  de capital, explicadas por la asignación presupuestaria que tiene en formato de  compensación) equivalen a $41.817 por riojano y tiene una enorme brecha con el segundo, que es Formosa, cuya inversión per cápita es por $12.314. Es decir, entre el  primero y el segundo de la tabla hay una brecha del 240%.  

En el fondo de la tabla encontramos a Tucumán, con solo $2.610,9 por habitante: una  brecha del 1.500% con el primero. 

Misiones se ubica al fondo de la tabla, en el lote de seis provincias donde la inversión  pública nacional, medida per cápita, no supera los $4.500 por habitante: en Misiones,  es de $4.155,4 por habitante, siendo el quinto más bajo del país y el menor de todo el  NEA, con una brecha pequeña en relación a Corrientes ($4.558,1 por habitante), pero  muy grande en relación a Chaco ($10.109,4 por habitante) y la ya mencionada Formosa. 

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password