Devolviendo resultados: fila1on fila2 fila3on fila4on

Para Prat Gay para salir de la crisis “hay que ir rápidamente a una unificación cambiaría y favorecer al exportador”

El ex ministro de Economía, Alfonso Prat-Gay, esta en Misiones para dar una charla junto a Fabio Quetglas sobre “Las claves del futuro”. En la previa habló con Economis y adelantó la mirada económica del espacio que representa dentro de Juntos por el Cambio. Afirmó que hay que “unificar los tipos de cambio” y “dejar de emitir” para frenar la inflación.

Afirmó que “el problema es el Peso ¿no? Por qué el peso tiene distintos precios según lo defina el Gobierno y el valor del Peso siempre baja, baja porque ellos no paran de emitir. El Banco Central durante este gobierno se ha transformado en el bombero del Cristinismo y entonces lo sale a rescatar cada vez que tiene una necesidad y lo sufrimos todos los argentinos, esos 9 billones de pesos que están circulando este en Leliq ejerce muchísima presión y es lo que llevó la inflación al 100% anual que no veíamos hace 30 años”, describió.

Afirmó que la inflación “es el peor de los ajustes, es como aumentarle la mano en el bolsillo a la jubilados a los asalariados a los propios beneficiarios de planes sociales a los que después de producir la inflación los quieren compensar con un bono que van a financiar con más emisión. Es un sistema totalmente perverso”.

Recordó que Argentina tiene la segunda inflación más alta de Latinoamérica y la tercera del mundo “solamente Zimbabwe y Venezuela tienen más inflación que nosotros. Es una medida de del fracaso de esta gestión económica que se mofaba de los niveles de inflación que dejó Macri, pero que este lo ha multiplicado. Y como dije antes, son el mejor termómetro del desgobierno, del des manejo y del final del populismo”, afirmó.

“Yo creo que lo que está quedando muy claro, es que se agota un esquema de pensamiento que se inició con Cristina Kirchner, de pensar que podemos crecer en base a regalar lo que no tenemos y Argentina se quedó sin recursos. Ese regalo hay que financiarlo hoy con el Banco Central y esa es la gran estafa. No la gran estafa de la inflación, que es el impuesto más dañino, no lo legisla nadie pero lo cobra el Gobierno central sacándole la plata del bolsillo a los trabajadores y a los jubilados”.

Prat Gay aprovechó las proyecciones del FMI para decir que “si tomamos en cuenta las proyecciones del Fondo Monetario Internacional para todos los países del mundo del año que viene y completamos entonces el mandato de Alberto Fernández Argentina va a ser uno de los países que menos creció durante esos cuatro años. Dos de cada tres países en el mundo habrán crecido más que la Argentina de Alberto Fernández. Lo que me lleva a dos reflexiones, primero a la del desgobierno, la que hacíamos referencia antes y segundo a la cuarentena eterna este que fue un golpe tremendo para para la producción y un golpe tremendo para los jóvenes, los jóvenes que ya veían una falta de liderazgo ausencia de futuro durante la pandemia terminaron de cansarse y ven la única salida que viene fuera del país”.

Explicó que “nosotros queremos hablarles esos jóvenes y decirles que Argentina tiene una gran oportunidad, que si nos ordenamos tenemos la capacidad productiva, la capacidad creativa, la cultura de trabajo, que vamos a recuperar y que está todo por hacerse en Argentina. Necesitamos de estos jóvenes para volver a ser grande Argentina y eso es lo que vamos a promover durante la campaña, el año que viene y eso va a ser el gobierno de juntos por el cambio a partir del 2024”.

Adelantó que el próximo Gobierno asumirá en una situación peor que en 2015. Indicó que “van a dejar al futuro gobierno mucho peor que lo que dejó en el 2015 el cristinismo. Más inflación, más deudas. Alberto Fernández ya lleva acumulada una vez y media la deuda que acumuló Macri”. Además dijo que “es mucho peor el atraso cambiarío, el atraso tarifario, el salario real está en el nivel más bajo de los últimos 20 años. Va a ser muy complejo el país que va a dejar Alberto Fernández, Sergio Massa simplemente está tratando de aguantar hasta las elecciones sin proponer ningún cambio profundo y esa es la herencia que nos va a tocar a nosotros”.

Adelantó que “si gana Juntos por el Cambio seguramente va a tener mayoría en la Cámara de Diputados vamos a estar muy cerca a tener mayoría en el Senado, entonces vamos a poder avanzar en las transformaciones que no pudimos hacer en el gobierno anterior porque no teníamos los números en el Congreso”.

Al ser consultado como se frena este proceso inflacionario, Prat Gay dijo que “se frena con un programa de estabilización, con un Banco Central independiente, con un ordenamiento fiscal y complementado justamente para que no sea un golpazo para la gente con un programa de desarrollo. Hay que al mismo tiempo estimular las industrias que nos van a permitir aumentar el empleo transformar el Plan Social en un empleo digno y poner la rueda en funcionamiento. El problema es que hoy es una economía encepada, encorsetada y atrapada que no tiene ninguna expectativa de crecimiento, entonces hay que dar vueltas a esa página este y como dije antes estabilizar pero también desarrollar”.

Consultado sobre como se piensa pagar la deuda Argentina, Prat Gay remarcó que hay dos niveles de deuda la que está en dólares y la interna en pesos. En línea con lo postulado con Cachanoski reconoció que la deuda en Pesos es más compleja por ser de muy cortoplazo. Además dijo que “para este Gobierno que cree que puede dejar de pagar la deuda en Pesos o que la piensa licuar con inflación como lo está haciendo”. pero anticipó que “me parece que le cantaron piedra libre al gobierno sobre todo Guzmán Guzmán se tuvo que ir porque se le pinchó ese globo. El Banco Central salió a rescatarlo y al final terminó emitiendo los Pesos que este que que con los que compraron esos bonos, esa deuda es grande y está muy concentrada en el corto plazo y entonces no solamente es la deuda del Banco Central del Leliq sino también todos los títulos públicos que emitió este gobierno en pesos y que ahora está remitiendo Massa con el regalo más grande, que uno puede pensar que es para convencer a los acreedores de de que le presten por unos meses más”

Al ser consultado sobre las medidas de recuperación para las economías regionales, Prat Gay reconoció que el principal problema es “la falta o pérdida de competitividad por la diferencia cambiaría y el cepo. El cepo es dramático porque no hay más que cruzar el Paraná y el dólar que yo produzco en Paraguay vale el doble que el dólar que yo produzco acá como exportador en Argentina. La brecha cambiaría es dramática. Además están las retenciones”, describió.

Para el economista la solución es “ir rápidamente a una unificación cambiaría y favorecer al exportador, o sea, el cristinismo, lo que hace es se queja de que Argentina le faltan dólares, pero persigue al exportador. Entonces obviamente que en cualquier plan de desarrollo como yo hacía referencia hace un rato un capítulo central es la exportación. Nosotros tenemos que ser competitivos. Tenemos que ser inteligentes en apoyar a los sectores que producen las divisas y tenemos que tener un régimen que sea compatible con este el resto de la economía, pero sin un aumento muy fuerte de las exportaciones Argentina no tiene destino y mientras siga persiguiendo a los exportadores Argentina no tiene destino“, dijo concluyente.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE