Patrimonio Cultural: la Casa Horacio Quiroga fue restaurada

Compartí esta noticia !

La Casa Museo de Horacio Quiroga, vivió una ceremonia emotiva el pasado miércoles 20 de septiembre, dónde se estrenaron las obras restauradas en la casa del escritor uruguayo en San Ignacio. Además se firmó un convenio de fortalecimiento entre el Estado y la fundación “Demetrio Koropeski” que apunta al turismo local.

Participaron del acto Oscar Herrera Ahuad gobernador de la provincia, Joleso Schuap Ministro de cultura de misiones, Tristán Bauer Ministro de Cultura de Nación, Julio Koropeski propietario de crucero del norte, demás autoridades y referentes locales.

Las obras restauradas son la nueva entrada al espacio, un acceso totalmente acondicionado, el nuevo sector gastronómico al fondo del predio de la casa, los acondicionamientos de las casas para una experiencia agradable y sentir el enamoramiento que inspiró a Horacio en varias de sus obras.

Joselo Schuap ministro de cultura provincial agradeció a todos los involucrados por poner ese granito de arena para que la mejora del lugar se pueda concretar, en especial a la familia que cuida y protege el espacio.

“Cuando el gobernador decidió crear el ministerio de cultura y asumimos el diez de febrero vinimos a este lugar y había que cerrarlo porque no teníamos las posibilidades de estar aquí, la entrada era por el territorio de gendarmería, por decirlo mejor, era entrar a una casa por el fondo, realmente muy complicado y pudimos con la ayuda de empresarios, a la empresa Enrique de Roberto Enrique que nos ayudó con el acceso y poder llegar hasta el Ministerio de Cultura de la Nación con la firma del gobernador, habilitando esta posibilidad de contar con esta obra de acceso al turista”, dijo el Ministro.

Explicaron que la firma entre el propietario y la fundación tiene que ver fundamentalmente con la idea de empezar a trabajar en el turismo cultural y experimentar con una línea los fines de semana, que salga del cuarto tramo de la costanera de Posadas, que vaya al parque del conocimiento con la posibilidad de ver y de acceder a la muestra de Horacio Quiroga y luego visitar la Casa Museo en donde también participa la cooperativa segundo patio.

“Cuando ya se pensaba que no podía seguir adelante como patrimonio esta casa museo, en este momento estamos inaugurando las mejoras del lugar. La gente que entiende sabe que hay que cuidarla, hoy tenemos esta realidad que realmente nos emociona porque teníamos todo en contra, les aseguro que lo que van a ver aquellos que hace rato no vienen va a ser hermoso”, manifestó Schuap

Julio Koropeski recordó que la empresa de transporte Crucero del Norte, tiene 75 años de trayectoria empresarial en la provincia. “Mi padre fue el pionero del transporte y ese fue el legado que nos dejó para que nosotros siguiéramos trabajando y aportando siempre, y a través de él quedó también el legado de la creación de la fundación que hoy recae en mi persona y a partir de ello lo que hicimos fue poder devolver a la gente la posibilidad de un acceso mejorado, en forma conjunta con el gobierno provincial que abre las puertas permanentemente”.

Te puede Interesar  A seis años de #NiUnaMenos, un fallo ejemplificador

Manifestó además que es una decisión firme vincularse con el gobierno provincial para sumar fuerzas y tener un nexo directo. En esta oportunidad trabajando con el ministerio de cultura, pero también poder hacerlo a través del deporte y otras áreas.

“Agradecido con el gobierno provincial por permitir esta sinergia entre la fundación y el gobierno de la provincia de Misiones y nuestro compromiso por supuesto de seguir siempre estando presente porque es un gobierno que hay que acompañar también en el sector privado y nosotros somos de estar por todo lo que nos ha dejado como legado nuestro padre”, expresó el empresario.

Entre los presentes coincidieron que los sueños y las ideas son fundamentales, tal vez lo más valioso, pero también la energía y la fuerza para transformar los sueños en realidad es importante. Definiendo a la casa museo como un lugar fundamental para la cultura Argentina, porque Horacio Quiroga, uruguayo de nacimiento, argentino de corazón, y latinoamericano fue, es y será uno de los más grandes cuentistas, dramaturgos y artistas que tiene el continente. Resaltando también la importancia de remarcar el vínculo entre cultura y turismo.

Vida y Obra de Horacio Quiroga;

Horacio Silvestre Quiroga Forteza nació en Salto, Uruguay el 31 de diciembre de 1878, y murió en Buenos Aires el 19 de febrero de 1937. Su vida estuvo marcada por fuertes tragedias, a sus dos meses de vida su padre perdió la vida en un desafortunado accidente de caza. Su madre se volvió a casar y en esta oportunidad cuando él tenía solo 18 años su padrastro, Marcos Barcos se suicidó en su presencia. Este le dejó una herencia con la cual Horacio realizó un viaje a París por cuatro meses.

Volvió a Uruguay y estudió literatura en Montevideo. Publicó “Una estación de amor” en 1898 y creó “La revista de Salto” en 1899. Fundó junto a otros escritores el “Consistorio del Gay Saber”, una suerte de laboratorio literario experimental para promover nuevas formas de expresión. Esta agrupación no duró mucho pero constituyó un centro de reunión de escritores y pensadores de gran trascendencia.

Publicó “Los arrecifes de coral” en 1901, en el que compilaba poemas y cuentos. En ese momento a causa de la fiebre tifoidea murieron sus hermanos. Tiempo después su amigo le comunicó que batería a dueño, él se ofreció como padrino y en un accidente mientras limpiaba el arma terminó disparando a su amigo, hasta que las cosas se esclarecieron permaneció preso durante cuatro días.

Viajó a Buenos Aires, fue profesor de castellano en el colegio Britanico. En 1903 acompañó a Leopoldo Lugones, como fotógrafo a San Ignacio en el territorio Nacional de Misiones donde el ya consagrado escritor investigaba sobre las ruinas jesuíticas.

En 1904 publicó “El crimen del otro” y en 1905 “Los perseguidos”, inspirada en el viaje de lugones a la selva misionera. Fascinado por la naturaleza del lugar, en 1906 compró una chacra de 180 hectáreas en San Ignacio, en la que se instaló luego de casarse con Anna Maria Cires, quien lo inspiró en su novela “Historia de un amor turbio” en 1908.

Fue nombrado juez de paz de San Ignacio, y se dedicó a cultivar yerba mate. Allí nacieron sus hijos, Engle y Dario de quienes cuya educación se ocupó el mismo Quiroga, la que incluía entrenamiento en la dura vida en plena selva.

Te puede Interesar  FAIMA invitó a los candidatos a pensar en estrategias que acompañen el desarrollo de las PyMEs foresto-industriales

En 1915 se suicidó su esposa, esto lo obligó a volver a Buenos Aires donde consiguió trabajo en el consulado uruguayo. Dos años más tarde publicó “Cuentos de amor, de locura y muerte”, obra que lo consagró en el ámbito literario rioplatense. Luego seguirán “Cuentos de la Selva”, “El salvaje”, “Anaconda”, “El desierto”, “La gallina degollada y otros cuentos” y “Los desterrados”.

Fundó en la Capital Argentina, la “Agrupación Anaconda”, asociación que reunía a escritores e intelectuales y que se dedicaría a las actividades culturales. Ejerció como crítico cinematográfico en medios de la Nación, El Hogar y Atlántida. Publicó la obra de teatro “Las sacrificadas”, estrenada en 1921, y el guión para cine “La jangada florida”.

A mediados de la década de 1920 se enamoró de Ana Maria Palacio, pero la oposición paterna frustró el romance, e inspiró a Quiroga a su novela, “Pasado amor”. En 1927 se casó con Maria Elena Bravo, amiga de su hija Egle, patrimonio del que nació Helena.

En 1935 publicó su último libro “Más allá”, deteriorado por su problema de salud que empeoró fue internado en el hospital de clínicas. Anoticiado de que padecía cáncer se suicidó, fue velado en la sede de la Sociedad Argentina de Escritores.

Casa Museo:

El predio donde viviera el escritor uruguayo, pone a disposición de los visitantes un entorno natural magnífico con todas las comodidades para pasar un rato agradable, rodeado de la mística del escritor uruguayo, de corazón argentino.

De la misma forma que el grandioso escritor Quiroga describió a Misiones, en la actualidad las cinco hectáreas que están próximas al caso urbano de la localidad de San Ignacio relata la historia del paso del uruguayo por la región.

San Ignacio se encuentra a 65 km al norte de Posadas, las casas que fueran de Horacio Quiroga tanto la de madera reconstruida como la de material, están en un predio de 5 hectáreas 2,7 km al sur de las conocidas ruinas jesuíticas de San Ignacio Mini. Ambas propiedades fueron construidas por Quiroga, la segunda de material luego de la pérdida de la primera a raíz de un incendio.

En 1960 la provincia de Misiones compró el lote 24 para preservar la casa que estaba en pie. En 1962 se entregó el espacio en comodato al Círculo de periodistas de misiones. Dos años después se acondicionó el lugar y se realizó un acto en presencia de la esposa del escritor, Maria Helena Bravo.

En 1987 se reconstruyó la casa antigua de madera tomando fotografías como referencia, para filmar “entre personas y personajes”, con la actuación de Víctor Laplace encarnando a Horacio Quiroga. En 2006 se creó en el área cañaveral un laberinto temático con paneles interpretativos, y entre 2017 y 2018 se organizó el guion museográfico de ambas casas, el que perdura hasta la actualidad.

Informe Paola Czerevin

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin