Physis Vs Antropocentrismo

Escribe Camilo Furlan

Compartí esta noticia !

En un artículo anterior hable sobre lo avasallante del poder de la inteligencia artificial, y su influencia sobre nosotros. Hoy quiero cuestionar incluso eso, hoy quiero cuestionar sus creencias y las mías, e ir más allá de la obviedad y la lógica.

Qué tal si le digo a usted que tiene el potencial de alcanzar lo que deseo toda su vida, o mejor aún, que tal vez esa voz interior que le susurraba una y otra vez que era capaz de lograr cualquier cosa que se proponga y que lo único que podía detenerlo eran sus propios límites psicológicos, era verdad.

Toda construcción física o mental que pueda llegar a elaborar una persona al día de hoy, en su mayoría se organiza de manera “antropocéntrica”. ¿Qué quiere decir eso? Paso a explicar, el antropocentrismo es un punto de vista, o bien cosmogonía que se desarrolla a partir de la idea de que la humanidad es el centro de todo, y habitualmente usamos esta estructura para construir y desarrollar el mundo en el que vivimos. Tal y como en una estructura jerárquica nos organizamos en torno a un líder que dirige y ordena al resto (El Cerebro), un segundo e incluso tercer nivel que desempeña tareas vitales y concretas (Los Órganos) y una mayoría que interactúa con el mundo y la materia y se encarga de transformarlos (Las extremidades, órganos sensoriales, etc.)

Así creamos las escuelas, los gobiernos y hasta las computadoras, que también tienen una base antropocéntrica. Pienso que discutir si este modelo está bien o está mal es inconducente e innecesario, pero no por eso me quedaré de brazos cruzados. Verá, el modelo actual y vigente nos trajo a este punto de la humanidad en el que pareciéramos estar en un éxtasis de ensueño material, si vemos el contexto histórico del que venimos, y simultáneamente estamos viviendo la más triste decadencia cultural y social jamás enfrentada por nuestra especie. Pero ¿Qué hicimos mal?, si bien el modelo antropocéntrico es extremadamente eficiente en demostrarnos lo perfectos que somos, dejamos atrás el factor, quizás, más importante de esta “fórmula mágica” para alcanzar el éxito.

Te puede Interesar  El mito de la dolarización y la experiencia Ecuador

La Naturaleza fue y será siempre ese ingrediente ausente en nuestra cosmogonía. La palabra “naturaleza” en Griego Antiguo se define como “φύσις” (physis). Esta palabra se refiere a la esencia de algo, la fuerza que impulsa su crecimiento y desarrollo. “Physis” se utilizaba para describir la fuerza que gobierna el universo y todo lo que hay en él.

Quizás simplemente nunca fuimos completamente dignos de comprender la magnificencia que tiene esta inteligencia viva y creadora que nos dotó de conciencia hace milenios, aun así, siempre habrá una “Oveja Negra”. Suzanne Simard es una profesora de ecología forestal que enseña en la Universidad de Columbia Británica. Simard ha desarrollado teorías y realizados experimentos para demostrar cómo los árboles son capaces de comunicarse entre sí, ella demostró un modelo de orden jerárquico muy interesante, en el que las “Entidades” más importantes son aquellas que tienen más conexiones con el resto. Por ello, en el bosque, los nodos de conexión más importantes son los árboles más viejos, ya que son los únicos que saben cómo afrontar las sequías venideras y como defenderse de las plagas que asechan.

Pero lo más importante de todo esto es que en el bosque no hay competencia, solo cooperación constante. Hace ya más de 200 años se nos viene educando en torno a un modelo llamado “Modelo Prusiano”, el cual, para no profundizar mucho más, consiste en apuntalar la competencia, la jerarquía, la obediencia y la perpetua persecución del éxito. Quizás el simple hecho de que sepamos que existen alternativas de sociedad no nos hagan cambiar nuestra conducta para con el entorno, pero solo quiero lograr una cosa en este artículo, y es sembrar en usted la semilla de la duda y de no haberlo logrado habré fracasado en mi tarea.

Te puede Interesar  Terror: un camión atropelló a varias personas en el centro de Estocolmo

En el sotobosque no llega la luz necesaria para realizar fotosíntesis, aun así, allí crecen las plántulas de todas las especies sin categoría y sin una recompensa garantizada. Si esto sucede así es porque los árboles que si pueden sintetizar carbono le “Seden” moléculas del mismo y azúcares esenciales para el crecimiento sin esperar absolutamente nada a cambio, porque bien saben que es la diversidad la más eficiente herramienta de protección, autorregulación y de aprendizaje que tiene el bosque.

Al principio le prometí una solución meramente mágica e instantánea, pero quizás no encontró eso aquí después de todo, por ello quise dejar en sus manos una herramienta y no un producto, la duda y no una respuesta. Pienso que lograr que despierte a sus cualidades meramente humanas es mucho más nutritivo que venderle comida preprocesada bajo la etiqueta de revolución interior.

Si está convencido de que va a ser feliz cuando compre aquello que tanto desea, si le dijeron que su aspecto es algo que debe de construir porque representa quien es, si entiende que cooperando se quedará sin nada y que luchar es el único camino para ser “El Mejor”, déjeme decirle que está muy muy lejos de la verdad. Pero no le culpo, así le enseñaron y así me enseñaron a mí también. El prójimo no es su enemigo, tal y como en las redes de árboles en el bosque, dar sin esperar nada a cambio y apuntar a que el éxito es algo que se alcanza en conjunto y no se persigue individualmente, es la manera correcta de sobrellevar nuestro día a día como especie.

About The Author

Compartí esta noticia !

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin