¿Qué le preguntaría a un candidato a presidente?

Ya sabemos, y nos referimos varias veces en esta columna a que el 2018 fue un mal año para la Argentina, en realidad si tomamos todo el periodo de gestión que comenzó el 10 de diciembre de 2015 y culminará el 10 de diciembre del 2019 fue malo, se terminará sin crecimiento de la economía en el mejor de los casos, o lo que es mas probable con crecimiento negativo dado que las expectativas para este año distan de ser optimistas por más cosecha récord que se espere.
Pero el problema se agrava aún más cuando del crecimiento total pasamos al crecimiento per cápita, dado que la población sigue aumentando su número y si la economía no crece mínimamente a la par de la población (cosa que no ocurre ) seremos cada vez más pobres.
El indicador central para ver esto es el PBI per cápita que es sencillamente El Producto Bruto del País (los bienes y servicios que se fabrican en un año dividido el total de la población).
Para que entiendan todos, tener prosperidad económica significa tener bienes y servicios a disposición, y para tener bienes y servicios debemos producirlos o importarlos, ahora para importarlos debemos tener dólares para pagarlos y estos surgen o del endeudamiento del país (cosa que no puede ser eterna ) o de producir bienes que el mundo compre, nos pague en dólares, y con eso comprar los bienes que no producimos.
O sea el dilema es de sencilla resolución; querés más cosas, entonces producí más cosas. O sea trabaja más; que  a nivel país esto significa que más gente trabaje, que se trabaje más horas o que se haga el trabajo de forma más eficiente lo que significa en un aumento de productividad.
Los datos:
Ya sabemos que nos fue mal pero veamos cómo le fue a la región, siempre es buena la comparación con el resto de sudamérica por la sencilla razón de que ahí se terminan las excusas de que nos pegó el viento de frente. Si a un país le fue bien mientras a nosotros nos fue mal, es porque algo (o varias cosas) hicimos mal y punto. Para eso tomé las estimaciones preliminares del PBI per cápita de los cinco países sudamericanos y la media mundial:

La lectura es la siguiente: cada argentino produce bienes y servicios por un valor de 13.861,38 dólares “en promedio”. Lo mismo aplica para los demás países con sus datos según la tabla.
Como vemos ya somos terceros cómodos en el ranking de producción per cápita del cono sur, habiendo sido el país con mayores ingresos de la región y uno de los mayores del mundo hace 70 años.
Ahora bien, veamos como se viene comportando este indicador a lo largo de los años;

Resumidamente, lo que nos muestra el gráfico es que durante la década del 90 fuimos el país más rico de la región, también muestra que era un país caro e inviable en el tiempo, por eso la brutal caída que se ve en el 2002. También podemos destacar que en la famosa crisis subprime del 2009 todos los países cayeron, y esto se nota con lo cual vemos que el mundo nos pegó de frente, pero no así los últimos tres años, cuando vemos que todos los países considerados y el mundo crecieron, menos Argentina.  Y cada vez nos acercamos más a Brasil que está abajo y se nos alejan Chile y Uruguay que están arriba.
Un ejercicio:
Si parto del 2015 bajo el supuesto de que el PBI per cápita era igual a 100 dólares para cada país analizado, y de ahí cada uno siguió con su crecimiento hoy estaríamos así:

Esto quiere decir que, salvo Paraguay, por la fuerte crisis que tuvieron en 2016 ( pero en el 2017 y 2018 vienen con crecimiento continuo) Argentina tuvo el peor desempeño económico per cápita de la región, incluso muy por debajo de la media mundial. Todo indica que este año Argentina sigue cayendo y el resto sigue creciendo con lo cual cada vez tendemos a ser el país más pobre de la región:
Conclusión:
Lo interesante de medir algo per cápita es que parte del supuesto de que la torta ya está repartida en partes iguales (algo así como que si somos cuatro para comer una pizza de ocho porciones, per cápita comimos dos cada uno a pesar de que en la realidad alguno haya comido cuatro y otro nada) que digo con esto: que acá nos estamos quedando pobres en promedio por lo que no es un problema de reparto dado que para repartir primero hay que tener, y nosotros tenemos cada vez menos. Entonces no necesito preguntarle al candidato a Presidente cómo va a desarmar las Leliq o cuando viene el próximo stand by del FMI, necesito saber como va a hacer para que crezca el PBI per cápita para que no terminemos siendo los más pobres de la región.
 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password