Ríos secos: tras reclamo de Misiones, Brasil abrirá la represa Baixo Iguaçu

La presión vía Cancillería y después de que el gobernador Oscar Herrera Ahuad planteara el reclamo formal, obligó a Brasil al compromiso de abrir por dos semanas la represa Baixo Iguaçu, la última que se puso en marcha sobre el río homónimo, aguas arriba de Andresito y a unos 70 kilómetros de las Cataratas que hoy son una triste postal de las maravillas.

La sequía y el escaso caudal de los ríos Iguazú y Paraná, derivaron en un pedido del gobernador Oscar Herrera Ahuad y de diputados nacionales, al canciller Felipe Solá para que interceda ante su par brasileño Henrique Fraga Araujo para que Brasil deje pasar un poco más de agua por los ríos Iguazú y Paraná. Las parlamentarias Cecilia Britto y Julia Perié habían levantado inicialmente la bandera de reclamo.

En principio se consiguió de Brasil una erogación de 350 m3 por segundo en la represa de Baixo Iguaçu y el viernes podrían liberar de 1500 m3 por segundo para toda la cuenca desde su represa de Itaipú, sobre el río Paraná.

La gestión virtual -en tiempos de distanciamiento social- fue encabezada por el subsecretario de Asuntos de América Latina de la Cancillería argentina, Juan Carlos Valle Raleigh, quien estuvo acompañado por director de Coordinación de las Comisiones Binacionales Vinculadas a la Cuenca del Plata, Mariano Vergara, y por el subsecretario de Obras Hidráulicas, Gustavo Villa Uría.

Cancillería hizo un “pedido amistoso” a los brasileños, ya que la causa del bajo nivel de los ríos es la sequía que azota a esa región desde hace tiempo. Al menos, autoridades de ambos países consensuaron que el motivo principal del bajo caudal de los ríos es ese y no las compuertas de las represas. Sin embargo, la represa Baixo Iguaçu desde su gestación estuvo envuelta en una polémica, ya que bloquea el agua a metros del lado brasileño del Parque Nacional Iguazú, lado brasileño, y, como se confirma en la práctica, puede modificar el paisaje de las Cataratas compartidas por ambos países.

Cancillería envió una nota a las parlamentarias misioneras Cecilia Britto y Julia Perié, en la que detalla que ya realizaron un informe de la situación en el que se detalla que “a raíz de la bajante de agua registrada en los ríos Paraná e Iguazú, que está afectando la provisión de agua en Puerto Iguazú y en varias localidades de Misiones, se realizaron consultas desde mediados de marzo con distintos organismos del Estado Nacional tendientes a evaluar la situación y determinar eventuales cursos de acción”.

Luego agrega el documento: “De las consultas y videoconferencias realizadas, en las que participaron las Subsecretarías de Obras Hídricas, Puertos, Marina Mercante y Vías Navegables y Energía, y las contrapartes técnicas argentinas en el Ente Binacional Yacyretá (EBY) y en la comisión Mixta argentino-paraguaya del Río Paraná (COMIP), se llegan a las siguientes conclusiones preliminares:
-El estiaje no es imputable a las hidroeléctricas brasileñas. Se trata de un fenómeno meteorológico extremo que afecta a toda la región y que no se daba desde el año 1952.
-Es probable que la bajante se acentúe y afecte aún más el abastecimiento de agua en varias localidades ribereñas. Esto es particularmente grave en el contexto de la pandemia por el COVID-19.
-No se prevén precipitaciones significativas en las próximas dos semanas que cambien la situación, lo que también generará serias dificultades a la navegación.
-El embalse de Itaipú está en su nivel mínimo. El caudal erogado es igual a lo que ingresa y no podría verter más agua. Sin embargo, las represas aguas arriba en el Paraná tienen reservas acumuladas en previsión de mayor sequía.
-Mientras que en Argentina la principal dificultad hoy es la falta de agua para consumo humano, en Paraguay la preocupación se centra mayormente en la navegación. Hay mucha carga que no puede salir por el Alto Paraná.
-La represa de Baixo Iguaçu, en el río Iguazú, aguas arribas de la localidad de Andresito, estaría en una situación similar a la de Itaipú y las represas aguas arriba estarían con embalse mínimo.
-La solución técnica consistiría en que las represas aguas arriba de Itaipú viertan más agua para que a su vez Itaipú pueda aumentar el caudal de erogación.
-La actitud de Brasil en torno a este tema ha sido positiva y ha demostrado su disposición a colaborar con las necesidades de Argentina”.

Por último, el ministro de cancillería que eleva la nota asegura que “este martes se realizará una reunión virtual con funcionarios técnicos (recursos hídricos, energía y navegación) de Argentina y Brasil para analizar la problemática en cuestión y la factibilidad de aumentar el caudal de erogación a través de Itaipú”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password