Sand: “Hay que dejar de pensar en la producción de yerba como un monocultivo”

Hugo Sand, el reconocido dirigente agrario y uno de los fundadores de la Asociación Productores Agrícolas de Misiones (APAM) dialogó con Economis sobre la producción misionera y destacó que el productor debe dejar de pensar en hectáreas solo con yerba mate, solo con pino o té y pensar en la diversificación productiva. Refloto el pensamiento de Alberto Roth con la chacra misionera como una extensión inteligente del monte.

Para Sand estamos en un momento clave donde “hay muchas cosas que tenemos que conversar para el futuro, me parece que este es el momento de tomar fuerza entre todas las organizaciones ambientalistas sociales y pensar en una provincia totalmente distinta porque el rumbo por el que vamos nos lleva al desierto y el desierto es muerte”.

Consideró que “si nosotros hacemos un paralelo en la vida y la muerte, hoy usamos muchos insecticidas herbicidas, fungicidas que es muerte y nosotros debemos apostar a la vida. A la vida en todos sus conceptos y nuestro objetivo es mirar a la selva misionera, al monte misionero que ya está en vías de extinción, pero nosotros también formamos parte de ese entorno”.

“Así que entre todos tenemos que volver a a repensar el futuro de esta de esta provincia”, afirmó.

Destacó lo que se viene haciendo desde la provincia con la legislación para erradicar el glifosato de la zona productiva. Pero explicó que no es suficiente con cambiar una empresa multinacional por otra que abastezca de bioinsumos, sino que planteó que “hay que darle el conocimiento al colono, el colono no tiene que ir a la agropecuaria a comprar los bioinsumos, no tiene que esperar que la camioneta del Ministerio del Agro, le entregue los bioinsumos, porque va a seguir siendo dependiente”.

Por ello planteó que “hay que darle el conocimiento al colono para que a partir del estiércol de sus animales a partir de la guarapa de caña de azúcar, a partir de algunas especies vegetales a partir del agua a partir de el polvo de piedra o de la harina de roca que es la la roca madre original de la cual se por la evolución se logra la tierra roja, profunda hacer un pequeño laboratorio en sus chacras”.

Indicó que este laboratorio “consiste en un tambor de 200 litros en donde por anaerobiosis, o sea con la ausencia de Oxígeno, esto se fermenta y en 40 a 60 días de acuerdo a las temperaturas y depende de qué época del año vos estás realizando tenés biofertilizante. Podés también hacer repelentes de insectos”.

El productor agrario remarcó que “tenemos todos los mecanismos que nos brinda la agroecología para hacerle libre a los productores y también le debe interesar esto a ustedes que viven en las grandes ciudades porque van a tener un producto sano”.

Sand recordó que hay un informe del “año 2018 donde la estadística nos dice que por cada argentino le correspondía 7 litros de Roundup, 7 litros de glifosato y a los Pueblos Fumigados más de 40 litros, después cuando nos sorprendemos de los labios leporino, de las columnas bífidas, de los cánceres, de las leucemias, dónde está el origen. El origen está en que todo lo que nosotros le hacemos a la Madre Tierra, nos estamos haciendo eso a nosotros mismos. De la tierra venimos. somos tierra y por eso tenemos que proteger la tierra, el agua, el ambiente, los vegetales, los animales”.

Para Sand las premisas para producir son la “Sustentabilidad ambiental, social y económica“. Reconoció que el sistema capitalista solo pone foco en lo económico, por ello llamó a replantearse los conceptos y los fines de para que producimos, porque “este este pensamiento netamente capitalista está destruyendo el mundo, nos está destruyendo a nosotros“.

Explicó que en el caso de los productores yerbateros, deben dejar de pensar en usar herbicidas para eliminar las “malezas” ya que primero tenemos que pensar que “la maleza tiene que ser bueneza, tenemos que cambiar de nombre primero. Y luego esas buenezas son un excelente alimento para las ovejas, sí, animales que son livianos que con potreros rotativos vos podés manejarlos dentro del yerbal y van transformando esas buenezas en estiércol, en orín y en carne de cordero excelente para el consumo familiar y para la venta”.

“Ese es un principio el otro principio es que nunca nosotros vamos a tener que clasificar a una hectárea por un monocultivo. Nunca tenemos que pensar que es solamente pino o solamente yerba, o solamente té. Si vos sacás 3.500 kilos de yerba es muy poco contra los 15 mil kilos que saca el que usa todos los fertilizantes. Pero si a esos 3.500 kilos de yerba por hectárea, le estas agregando varios kilos de carne de cordero, le sumas varios kilos de miel de abeja, le estás agregando varios metros cúbicos de leña de las ramas que van cayendo, ves que es mucho más rentable que hacer solo el monocultivo”.

“A esto hay que sumarle todo el valor del cuidado ambiental que significa este tipo de producción diversificada”, remarcó Sand.

El productor explicó que “además, lo que nosotros llamamos maleza y que vamos a la agropecuaria desesperados y compramos veneno y las matamos son simplemente los carteros que nos están trayendo la información de que estamos trabajando mal”.

“A ver, si dentro de un yerbal, te encontrarás gramilla, la pata parrilla, el pasto común digamos así. Significa que estás trabajando mal el yerbal. ¿Por qué? Porque estas especies son amantes del sol, quiere decir que está entrando demasiado sol al yerbal. Eso quiere decir que tenés pocas plantas por hectárea, quiere decir que tenés que replantar con más plantas de yerba o que en vez de poner yerba, podes poner naranja común, limón, banana, pone frutas para tu consumo, para la venta y para todos los pájaros”, expresó.

Sand recordó que “nosotros tenemos la ayuda de las aves, de los pájaros para el control de muchísimos insectos. Fíjate en el tema del rulo de la Yerba Mate están todos desesperados porque hay ataque de rulo, entonces hay que aplicar Dimetoato (un organofosforado) un veneno fuertísimo. Pero resulta ser que hay 30 especies benéficas en la yerba y 27 que podrían llegar a causar daño; si nosotros preparamos el ambiente para que estén en estas 30 especies benéficas y ya se van a controlar, ese es el equilibrio biológico. Ese es el equilibrio que existe en la selva Paranaense”.

“Por eso tenemos que volver a a a releer los conceptos de don Alberto Roth, ese gran suizo ecologista, no que nos decía que la que la chacra misionera tiene que ser una extensión inteligente del monte. Sí, el monte tiene que entrar dentro de los yerbales tiene que entrar dentro de los teales. Porque al entrar el monte trae toda la vida y volvemos de vuelta a que la vida es necesaria en la chacra”, dijo.

Al ser consultado sobre las empresas yerbateras que están optando por instalar plantas industriales en Paraguay para poder exportar en mejores condiciones desde allí la yerba mate, Sand aseveró que “ante todo aquel que deja una silla, vamos a ocuparla nosotros. Yo le invito a los colonos a que vuelvan a construir los barbacuas, esos sistemas antiguos entre dos o tres vecinos, hay muchas ventas, mucha demanda de yerba a barbacua con estacionamiento natural. A eso tenemos que apuntalar”.

Cerró con un reclamo a las autoridades, expresando que “habría que pedirle al gobierno a Bromatología no sé a quién que investigue las cargas de yerba que están trayendo de los países vecinos, la cantidad de cadmio y de plomo que tienen y preguntémonos de dónde sale, porque el suelo rojo que tenemos acá no tiene cadmio, ni plomo. Posiblemente sea por el uso de fertilizantes químicos fosforados y Brasil y Paraguay están por sobre los niveles máximos permitidos, por eso es que quieren que en el Mercosur autorice elevar los valores permitidos de esos metales, porque esas empresas envenenarte a vos y a mí y no dejar de ganar plata”.

Emiliano Viana

Aclaró que “volvemos al principio la sustentabilidad es solamente económica, para algunos pocos o tenemos que luchar por la sustentabilidad social, la sustentabilidad ecológica o natural y eso no lo van a hacer los industriales, no lo va a hacer el gobierno lo tiene que hacer la gente a través del conocimiento”.

“Y tenemos que comenzar ya porque el Cambio Climático ya nos clavó las garras en la espalda. Ya lo vimos el año pasado. Y seguramente que este año podrían haber grandes inundaciones o grandes sequias nuevamente. Ya se instaló el Cambio Climático“, aseveró Sand.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE