Según la Unesco, la educación en Argentina sufrió un marcado deterioro entre 2013 y 2019

La Argentina obtuvo el “menor puntaje” que el promedio regional en las pruebas de desempeño educativo ERCE 2019, administradas por Unesco-LLECE, un piso histórico, lo que fue considerado por el ministro de Educación, Jaime Percyck, como consecuencia de la “desinversión” en educación durante la gestión presidencial de Mauricio Macri.

Se observa una baja en el desempeño de los estudiantes argentinos de 3er y 6to grado en todas las áreas evaluadas en la prueba ERCE (2019) respecto a los resultados de TERCE (2013).

Hay un aumento en la proporción de estudiantes entre ambas pruebas (ERCE y TERCE) pertenecientes al nivel más bajo de desempeño en las diferentes áreas y grados.

Respecto a la región, Argentina se encuentra por debajo de la media en todas las áreas y grados excepto en la prueba de lengua de 6to grado, en la cual se ubica igual al promedio. En 2013, los resultados nacionales no estaban debajo de la media en ningún área ni grado.

Se observan tendencias contrapuestas entre los informes internacionales (ERCE y TERCE) y la evolución planteada por las pruebas Aprender, las cuales muestran un aumento en la proporción de estudiantes de 6to con resultados satisfactorios en las pruebas de lengua y una situación similar a 2016 en el área de matemática.

“Una razón fundamental aunque no la única, es la profunda desinversión educativa del período 2016-2019”, señaló el titular de la cartera educativa, en referencia al anterior gobierno, en tanto que la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, sostuvo que “el desprecio por la educación pública del gobierno de Mauricio Macri nos llevó a un piso histórico”.

En un comunicado oficial, Percyck sostuvo que “compartimos la preocupación de Unesco en relación con los resultados del Estudio LLECE 2019, donde se evaluó el desempeño en Lengua, Matemáticas y Ciencias Sociales de chicas y chicos de 3ero y 6to grado primaria de 16 países de América Latina y el Caribe”.

En ese sentido, precisó que los puntajes obtenidos por Argentina en casi todas las áreas evaluadas se ubican por “debajo del promedio regional”, mientras que en las últimas pruebas realizadas por Unesco en 2006 y 2013 “los puntajes de nuestro país se ubicaban al mismo nivel o por encima de dicho promedio”.

Además, argumentó que en las asignaturas de Matemática y Lengua los puntajes promedios (3ero y 6to grado) obtenidos por Argentina en 2019 “son significativamente inferiores” a los alcanzados en las anteriores pruebas desarrolladas por Unesco en 2006 y 2013.

“Este deterioro es una realidad que no podemos soslayar y dejar de poner sobre la mesa, ya que solo reconociendo la naturaleza de los problemas podemos trabajar con un objetivo claro y urgente para corregirlos. En este caso, recuperar y mejorar los aprendizajes de los chicos y chicas y, como consecuencia, sus rendimientos escolares”, advirtió el titular de la cartera educativa.

Pero enfatizó que el bajo desempeño reflejado en las pruebas “está vinculada al considerable desfinanciamiento del sistema educativo que tuvo lugar en nuestro país entre 2015 y 2019” cuando gobernó el expresidente Mauricio Macri, cuando “la inversión educativa del Estado Nacional en Argentina experimentó un notable retroceso en ese periodo reciente”.

“Mientras que entre 2003 y 2015 el gasto consolidado del Estado Nacional en Educación aumentó en promedio un 2,7% del PBI, pasando del 3,4% al 6,1% del producto, entre 2015 y 2019 cayó en más de 1,3 puntos del PBI cerrando en 4,8%”, aseveró.

Y puntualizó que “en términos per cápita, esta sustancial caída de la inversión educativa significa que cada chico y chica argentina dejó de percibir, en términos reales (base 2020), $10.886 por año del Estado Nacional en su educación”.

Además, remarcó que “en el país la desinversión educativa tuvo lugar en un número importante de áreas como la formación docente, infraestructura, innovación, evaluación, conectividad y tecnología, políticas socioeducativas, educación superior y Fondo Nacional de Incentivo Docente (Fonid).

“Es nuestra responsabilidad como Estado revertir esta triste situación y devolver el prestigio a la educación argentina, mediante un aumento sustancial de la inversión educativa y el desarrollo de una estrategia integral que se concentre en los años críticos de la educación”, aseveró.

El Ministerio de Educación informó que, entre las acciones que se están llevando a cabo para recuperar la calidad educativa, se encuentran el fomento a la inclusión tecnológica (Conectar Igualdad) para alumnas y alumnos y docentes, sumando recursos, conectividad y equipamiento tecnológico para los establecimientos; como también el refuerzo del acompañamiento a los docentes con capacitación permanente, reconocimiento y apoyo en la labor pedagógica diaria.

La cartera educativa destacó, además, que se está “invirtiendo en mayor infraestructura escolar porque queremos que las escuelas sean lindas y cómodas para que los chicos quieran asistir y donde no solo aprendan Matemática, Lengua y Ciencias, sino que también puedan entender su contexto histórico para formar un espíritu crítico con valores para interpretar el mundo que los espera con sus propias herramientas”.

Por último, el Ministerio puntualizó que se están “destinando recursos a las provincias para revincular a los chicos y chicas que se desvincularon a causa de la pandemia”, que se están “desarrollando instrumentos de evaluación que proporcionen información ‘subjetiva’ de las trayectorias estudiantiles y la dedicación al estudio” y se está “promoviendo la adquisición y entrega de libros de texto en Lengua y Matemáticas para todos los estudiantes de nivel inicial y primaria”.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password