Los productores arrancaron varias conquistas al INYM y levantaron la protesta

Luego de una semana de toma del Instituto Nacional de la Yerba Mate, los productores lograron arrancar una serie de conquistas para mejorar la situación que padecen y decidieron ponerle fin a la protesta para volver a sus chacras. El principal punto del acuerdo es un mecanismo de financiación de la cosecha que contará con un aporte de 200 millones de pesos del Gobierno provincial y las tasas de interés a cargo del INYM, para que a través de créditos, los pequeños secaderos y cooperativas cumplan con el precio oficial.

También se decidió avanzar en mecanismos de cupificación o suspensión de nuevas plantaciones, apurar el precio que debe ser fijado por el ministerio de Agricultura de la Nación, y ayudar a los pequeños productores puedan comenzar la cosecha. Finalmente, se conformó una “comisión de seguimiento”, conformada solo por productores, tareferos, cuadrilleros y representantes de pequeños secaderos para controlar que se cumplan los acuerdos.

Este miércoles desde las 10 se realizó la esperada reunión con el directorio del INYM. Luego de una extensa jornada de debate que se extendió hasta las 13:30 los productores llegaron a un acuerdo con directores del Inym. El acta firmada por los Directores del INym fue aceptada por la asamblea de los productores y tareferos, que luego de eso decidieron levantar el acampe y volver esta tarde a sus hogares.

Por mayoría, los directores del INYM firmaron un documento donde se acordó la implementación de un mecanismo de financiamiento para la compra de materia prima para secaderos, donde el Inym reconocerá los intereses de las operaciones, además el Gobierno provincial y nacional aportarán un fondo de garantías para la cosecha, entre otros puntos.

Tras la reunión de este mediodía, los productores realizaron una asamblea con el acta firmada por las autoridades del INYM. Allí se decidió levantar la protesta y comenzar a desarmar el campamento. Planificaron salir todos juntos esta tarde hacia sus respectivas comunidades.
El documento leído por un periodista para todos los productores destaca:
-Limitación de nuevas plantaciones de yerba mate durante los años 2017, 2018 y 2019
Obligatoriedad de que las plantaciones de yerba mate posean una vez culminada la cosecha un remanente no cosechado de un 20 por ciento, de la superficie total cultivada.
Determinar como medida de fiscalización la realización de acciones tendientes a formalizar un convenio de fiscalización en conjunto con la AFIP, RUCA Y DGR Y la Dirección de Rentas de la Provincia.
Implementación de un mecanismo de financiamiento para la compra de materia prima destinada a Operadores secaderos que cumplan con los requisitos que a tales efectos se establezcan, por un monto de doscientos millones de pesos, donde el Inym a través de reasignaciones presupuestarias, reconocerá el 100 por ciento del interés de las operaciones a 180 días, y el 50 por ciento de interés en caso de renovaciones y, donde el Gobierno de la provincia de Misiones, en conjunto con el Estado nacional, aportarán un fondo de garantía.
Implementación de un plan para el sector yerbatero, a efectos de la utilización de los fondos del Fondagro, comprometidos por las autoridades nacionales con destino específico al financiamiento de operatorias de yerba mate, siendo los beneficiarios los pequeños productores.
-Conformar una comisión asesora externa de la presidencia del Inym, ad honorem, de seis miembros titulares y seis suplentes que subrogarán, a los titulares en ausencia. Todos productores, siendo la misma de carácter no vinculante, cuya conformación será informada al Inym antes del comienzo de sus tareas.

Una semana de lucha

El pasado 15 de marzo los productores cumplieron su promesa. Luego de un año de reclamos, con 39 actas de reuniones en diferentes ámbitos, en la provincia y a nivel nacional, incluso luego de llevar un #yerbatazo a Buenos Aires, no fueron escuchados. Por ello decidieron protestar frente a la sede del INYM en Posadas, llegado a ingresar a la fuerza al Instituto.

Luego de un primer momento violento, decidieron acampar frente al Instituto que fue creado luego del tractorazo del 2001 para generar políticas para la protección de toda la cadena de producción de la Yerba Mate. Los productores llegaron reclamando que las autoridades del INYM no los representan.

La mañana de este miércoles marcó una nueva etapa en la lucha, la llegada de los tractores, “el último símbolo de lucha de los productores” como había planteado Peterson en la asamblea del martes, mostraba que no se iban a mover del acampe hasta obtener respuestas.

 

Sobre uno de los tractores estacionados frente al INYM, Peterson esta mañana planteó que si no había dialogo la protesta iría a Corrientes para que los escuche el Presidente. El cansancio de una semana los tenía crispados. Pero esperaban con ansias la reunión planificada para media mañana.

Siempre plantearon que buscaban el dialogo. Pidieron en incontables ocasiones hablar con el Directorio del INYM, pero luego de varios encuentros fallidos, tras la intervención del Estado provincial este miércoles 22 se logró la tan ansiada reunión. Reunión que comenzó pasadas las 10 de la mañana, con la llegada del Presidente del Instituto y la mayoría de los Directores. De la reunión también fueron parte el Ministro del Agro de Misiones, José Luis Garay y el Diputado por Cambiemos, Alfredo Schiavoni.

Una reunión extensa, donde los productores y tareferos pusieron en discusión los puntos más urgentes para poder obtener precio justo, equilibrar la oferta y demanda de yerba mate, así como avanzar en la mejora de los controles fiscales para garantizar el pago.

Pasado el mediodía fueron invitados a participar de la reunión 10 representantes de los manifestantes, quienes siguieron dialogando y avanzando en un acuerdo. Pasadas las 13,30 horas el Directorio del INYM entregó un acta firmada por mayoría donde se consensuaban distintos aspectos de los reclamos más urgentes. Al entregar el acta, los directores se retiraron y dejaron a los manifestantes la opción de aceptar o no lo logrado.

Los referentes de los productores y tareferos salieron a la calle y comenzaron a explicar lo logrado, algunos manifestantes les reclamaron que dejaron salir al Directorio sin haber aceptado ellos el acta acuerdo. Luego de varias explicaciones de lo logrado, que incluye una “comisión de seguimiento”, conformada solo por productores, tareferos, cuadrilleros y pequeños secaderos para controlar que se cumplan los acuerdos.

A través del dialogo llegó la solución

Ante las explicaciones los manifestantes aceptaron lo logrado y comenzó el festejo. Una semana de lucha que les permitió “avanzar en nuestros reclamos y contar con un espacio para nosotros dentro del INYM, donde podemos seguir peleando” resalto Victor Chamula ante la asamblea.

Peterson explicó que más valioso que retener al Directorio dentro del INYM, fue haber logrado que se firme el acta por mayoría. Explicó que hubo puntos que no fueron aceptados por los industriales e incluso dijo “hubo representantes de nuestro sector que no acompañaron todos los pedidos. Por eso es que el acta fue avalado por mayoría no por unanimidad”.

En tanto Hugo Sand un histórico referente del sector productivo empuñando en alto una copia del acta valoró que “en más de 10 años nunca habíamos conseguido un logro como este, esta acta es ley y es un gran logro para todo el sector productivo” dijo emocionado dirigiéndose especialmente a los más jóvenes de que participaron de la manifestación para que dimensionen el valor de lo obtenido.

Luego de la aceptación de todos los sectores que participaron del acampe, comenzó el proceso de levantar el acampe. Más allá de la felicidad por los logros, en los rostros de varios ya se notaba el cansancio de una semana de lucha en las calles posadeñas.

Peterson les consulto si querían salir hoy o esperar hasta mañana a la mañana. Todos estuvieron de acuerdo en volver a sus casas lo antes posible. Lo cual muestra que el agotamiento ya era palpable. Los más golpeados por la protesta son los tareferos, que en muchos casos dependen exclusivamente de la tarefa para sostener a sus familias y les urge comenzar la zafra para poder llevar el sustento a las familias.

Durante la mañana de este miércoles, el intendente de Andresito, bruno Beck se acercó a consultar que pasaba con el reclamo. El intendente dijo que su pueblo estaba “desierto” desde que comenzó la protesta. Explicó que para ayudar a las familias de los tareferos todos los días en su comuna hubo ollas populares para que a ninguna familia le falte comida.

Beck explicó que estas ollas populares fueron armadas por la comuna con el apoyo de los productores y las organizaciones de tareferos y trabajadores.

Los productores son prácticos, acostumbrados al trabajo en equipo decidieron que lo principal era que todos terminen de almorzar y que luego se proceda a desarmar el campamento. “Gurisada tenemos que dejar todo bien limpio, para que nadie se queje, ni una colilla debemos dejar en el piso” dijo Peterson. Quien además remarcó que “hay que pedir disculpas a todos los ciudadanos de Posadas por haberles ocupado estas calles estos días y en especial debemos pedirles disculpas a los trabajadores del INYM por no haberlos dejado cumplir sus tareas estos días”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password