Argentina mejoró en la lucha contra el lavado de dinero durante la última década

Por primera vez desde la creación del Índice AML de Basilea contra el lavado de dinero en el mundo, el puntaje de Argentina cayó por debajo de los seis puntos porcentuales en 2020 y llegó a los cinco puntos en 2021. Este hecho demuestra una tendencia descendente durante la última década que confirma que el país se encuentra en el camino correcto.

Compartí esta noticia !

Por primera vez desde la creación del Índice AML de Basilea contra el lavado de dinero en el mundo, el puntaje de Argentina cayó por debajo de los seis puntos porcentuales en 2020 y llegó a los cinco puntos en 2021. Este hecho demuestra una tendencia descendente durante la última década que confirma que el país se encuentra en el camino correcto.

¿Qué es el Índice AML de Basilea y cómo evalúa el riesgo de lavado de dinero?

El Índice AML (anti money laundering; anti lavado de dinero) de Basilea es producido por el Instituto de Basilea sobre Gobernanzas. Es un valor que reúne una serie de criterios e indicadores financieros para determinar de manera fehaciente que tan efectivos son los esfuerzos y las capacidades de los países en la lucha contra el lavado de dinero, la corrupción y el financiamiento del terrorismo.

Para cumplir con las propuestas y estándares de lucha contra el lavado de dinero, se pueden mencionar las sanciones financieras, los controles de transferencias electrónicas y el software AML que permite evaluar las operaciones automáticamente. En este último caso, se trata de una de las herramientas que más se emplean por empresas y organizaciones para cumplir con las normativas y asegurar la transparencia de sus actividades sin ser intrusivos para sus clientes, socios comerciales o proveedores.

También se orienta a reconocer vulnerabilidad y aportar información sobre posibles mejoras en la lucha contra este tipo de actividades delictivas. El Índice comprende una combinación de dieciocho indicadores de fuentes disponibles como el Grupo de Acción Financiera Internacional sobre el Blanqueo de Capitales (GAFI), el Banco Mundial y el Foro Económico Mundial.

Estos indicadores que se utilizan para definir los puntajes de riesgo del Índice AML de Basilea cubren cinco temáticas bien definidas:

  • Calidad del marco Contra el Lavado de Dinero (AML) y la lucha contra la financiación del terrorismo (CFT)
  • Soborno y corrupción
  • Transparencia financiera y estándares
  • Transparencia pública y rendición de cuentas
  • Riesgos legales y políticos

¿Cómo logró Argentina reducir el riesgo AML/GFT durante la última década?

En lo que respecta a Argentina, se han constatado mejoras significativas en la lucha contra el lavado de capitales y la lucha contra la corrupción, como por ejemplo en el caso del HSBC en que el Banco Central ordenó el reemplazo del presidente por no cumplir con las indicaciones AML.

Te puede Interesar  El mercado de bonos verdes espera despegar en la Argentina

Como miembro del grupo GAFI, Argentina ha asumido ciertos compromisos para regular y estabilizar su sistema financiero frente a las nuevas tecnologías y técnicas de lavado más novedosas. Dichos compromisos han sido efectivos, lo que se evidencia en la tendencia bajista del riesgo en el país desde 2016 frente al pobre rendimiento de otros países en la lucha contra AML en Latinoamérica.

Si bien Argentina y el grupo GAFI han tenido diferencias significativas en cuanto a su abordaje de la lucha contra el lavado de dinero, el país sí tomó en cuenta las indicaciones del GAFI para estabilizar su sistema de prevención. Por eso, se han desarrollado regulaciones exitosas que llevaron al Grupo a reconocer dichas iniciativas y propuestas. Entre las principales iniciativas se reconoce el nivel de autonomía otorgado a la Unidad de Información Financiera (UIF).

En efecto, la UIF hoy cuenta con una mayor capacidad operativa y un alcance más amplio en lo que se refiere a control y supervisión de actividades económicas. Esta mejora es especialmente importante en Argentina debido a su posición geográfica y su participación en la Triple Frontera que comparte con Brasil y Paraguay. La frontera con estos países ha sido históricamente uno de los puntos más vulnerables tanto para el tráfico de drogas, la transmisión de dinero y el blanqueo de capitales.

Otra iniciativa de envergadura es el Comité Nacional para Combatir el Lavado de Activos y el Financiamiento del Terrorismo, creado en 2019, cuyo principal propósito es mantener un control efectivo sobre las agencias y entes reguladores. Del mismo modo, se ha fortalecido el sector privado: las empresas que operan en el territorio argentino deben asumir ciertos estándares de prevención y parámetros de diligencia debida para asegurar la transparencia y la legitimidad de sus operaciones.

¿Cuáles son los métodos más utilizados por las empresas para cumplir con las normativas antilavado en Argentina?

Te puede Interesar  Anticipan una caída de la producción de muebles en Argentina

Las propuestas legislativas en el marco de la lucha contra el lavado se inscriben dentro de las recomendaciones realizadas por la Unidad de Información Financiera. Una de las recomendaciones más importantes fue la inclusión de los negocios de criptoactivos bajo las normas antilavado. Este tipo de iniciativas son especialmente importantes en la actualidad, ya que el ámbito de las criptomonedas ofrece muchas facilidades para las actividades delictivas de lavado.

Sin embargo, los esfuerzos más significativos, de mayor alcance e importancia, son las reglamentaciones para empresas y organizaciones privadas. Las empresas con fines de lucro, por su parte, encuentran las soluciones para incorporar la normativa en el software de AML. Este tipo de programas permiten cumplir con la normativa y mantener un control estricto sobre las propias actividades sin por eso afectar el rendimiento o la relación con sus clientes, socios comerciales, proveedores u otras organizaciones.

Los softwares para la prevención del lavado de dinero están diseñados para incorporar los requisitos y normativa vigente. Permiten analizar, identificar y detener cualquier operación sospechosa. Asimismo, pueden obtener información sobre los usuarios y realizar la diligencia debida para asegurar la transparencia. Esto sirve para identificar a personas políticamente expuestas (PEP), de mala reputación o en listas negras. Todo ello se logra a través de controles informáticos que utilizan enriquecimiento de datos para obtener información de las operaciones a través de:

  • La dirección IP del usuario
  • Su ubicación
  • Datos bancarios
  • Empleo de tecnología como Proxys sospechosos de ocultar la identidad
  • Monitoreo de transacciones
  • Alertas en tiempo real
  • Herramientas de validación de identidad
  • PEP y lista de sanciones

Conclusión

La última edición del Índice AML del Instituto de Basilea sobre Gobernanza ha determinado que Argentina se encuentra entre los países que han tenido un mejor rendimiento contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo. Las iniciativas gubernamentales y las normativas para empresas son de las más efectivas de la región, y el mercado de software AML para la prevención se encuentra ampliamente extendido.

Fuente El diario Sur

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin