BCRA volvió a bajar la tasa y la llevó al 60%

Compartí esta noticia !

El Banco Central (BCRA) dispuso este jueves una nueva baja de tasa de política monetaria. Se redujo en 10 puntos el índice de referencia que los bancos siguen para el plazo fijo.

El Banco Central (BCRA) informó este jueves, a través del sistema SIOPEL, que dispuso una nueva baja de tasas de política monetaria de 10 puntos y la llevó al 60%. Así, el rendimiento efectivo mensual (TEM) pasa a ser del 5% mensual y la tasa efectiva anual (TEA) se ubica en el 79,6%.

Se trata de la cuarta baja de tasas y la segunda en un mes que aplica la actual gestión de BCRA, en manos de Santiago Bausili. Cuando llegó por primera vez al edificio de Reonquista 266, el índice de referencia de la política monetaria se encontraba en el 133% y era el de las Letras de Liquidez (LELIQs). El actual banquero central dispuso que pasara a ser la de pases y comenzó a recortarla hasta el nivel actual, que, como se dijo, es del 60%.

Esto incidirá de manera directa en la oferta de plazos fijo de los bancos, que ajustan el rendimiento que ofrecen a los clientes por los depósitos plazo fijo de 30 días en función de la que fija el BCRA para los pases (la tasa de política monetaria).

Inmediatamente, tras conocerse la noticia, los bancos comenzaron a ajustar sus tasas del plazo fijo y la ubican, en este momento entre el 50% ( Banco Credicoop y Banco de Corrientes) y el 61% (Banco Macro).

Para el economista de Eco Go Sebastián Menescaldi, el Gobierno aprovecha la desaceleración de la inflación, ya que el ritmo viene más rápido de lo esperado. Cabe recordar que la expectativa para abril se ubica alrededor del 9% y una core que podría estar entre el 7% y el 5%. Con esos datos sobre la mesa, pone en marcha esta estrategia de baja de tasas.

Te puede Interesar  La inteligencia artificial está moviendo el mundo de las acciones y los ETF

“Lo que busca el Gobierno es atacar dos frentes a la vez: por un lado, puede ser una manera de reactivar el crédito al sector privado para que la liquidez se vaya a los préstamos, que es una manera genuina de terminar con los pasivos remunerados y, por otro, apunta a mejorar el sistema financiero porque la baja de tasas genera un menor incentivo a seguir en pesos y eso puede ayudar a reactivar el dólar financiero, ya que no viene muy fuerte la liquidación del agro”, evalúa Menescaldi en diálogo con Ámbito.

En resumidas cuentas, la economista y analista financiera Elena Alonso explica que “la baja de las tasas va a seguir, porque la inflación ya está con la misma tendencia, y lo hacen por dos motivos principales”:

  1. para sanear el balance del BCRA, ya que le permite tener menos deuda por intereses,
  2. como herramienta de política monetaria para incentivar el consumo y para abaratar el crédito al sector productivo.

Y es que, tal como advirtió a este medio hace unos días una fuente oficial, esto responde a que “la baja de tasas no está vinculada al objetivo de controlar la evolución del índice de precios (IPC) como antes, si no que está más en línea con el desarme de los pasivos remunerados, con bajas del déficit cuasi fiscal y con el objetivo de dirigir la mirada a las licitaciones del Tesoro“.

Así, tal como señala el economista Christian Buteler, “el BCRA ha dado señales más que claras de que lo que busca es trabajar en forma conjunta con el Tesoro”. Y es que el objetivo del Gobierno es traccionar inversiones hacia allí y, con este nuevo recorte de tasas, hacer más atractivo el bajo rendimiento que tienen los instrumentos de deuda.

Una ayudita del BCRA al Tesoro

Explica que “no es casualidad que haga este anuncio justo el día en el que se realiza una nueva licitación” y asegura que esto deja a las claras que lo que se propone con la política de tasas es “que Economía pueda colocar deuda y se puedan licuar los pesos que hay hoy en el sistema”.

Te puede Interesar  CAME solicita a la secretaría de Energía tarifas diferenciales para las economías regionales en zona de emergencia o desastre agropecuario

Para el economista Federico Glustein, “la idea es poder acumular dólares con cepo, licuando deudas y limpiar el balance del BCRA” y apunta que otro de los objetivos que está buscando es “que los pesos vayan de los instrumentos a la economía real, motivar la reactivación mediante el crédito privado y la inversión”. Es decir, fomentar la salida de pases, que rinden poco, para invertir en economía real.

Dólar e inversiones: qué pasa tras la baja de tasas del plazo fijo

Por otro lado, Glustein apunta que uno de los efectos colaterales que podría generar esta nueva baja de tasas es una suba del dólar paralelo, pero apunta que, “por ahora, no sucede y eso se debe a que el mercado convalida que la emisión futura no crecerá”.

En la misma línea, Alonso advierte que “el riesgo asociado es que esos pesos que quedan libres al pagar menos tasas el plazo fijo vayan al dólar, lo que haría aumentar la brecha”, pero indica que, con el cepo, el Gobierno puede controlarlo. Así, Alonso indica que, para la persona que tiene pesos, lo mejor es invertir en pesos y asegurarse una tasa fija por varios meses.

Es mejor hoy un plazo fijo que un fondo común de inversión money market, que paga menos y que con la disminución de la tasa va a bajar su rendimiento”, dice. Y, por otro lado, recomienda empezar a dolarizar las carteras, no comprando dólares, sino activos que coticen en esa moneda y paguen intereses en dólares.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin