Cambio maleta por valija

Hola amigos lectores, acá “me ando de vuelta”. Pasaron las elecciones y estamos llegando al final del año. En Misiones ganó fuerte el Frente Renovador de la Concordia Social, lo que se interpreta a las claras como un nuevo espaldarazo del pueblo de la Provincia al gobierno que conduce Hugo Passalacqua y al proyecto renovador misionerista de la concordia social.

Como es sabido, en otras partes del país se consolidó la “Ola Amarilla”, aunque con la maltratada reforma previsional y otras decisiones apresuradas y mal comunicadas ya demostró que no tanto, porque los “arrepentidos” se siguen multiplicando a lo largo y ancho del país. Pero lo cierto es que, en este contexto, Hugo y su gente surfearon la ola y lo hicieron magistralmente. Y al Ingeniero, como siempre, la jugada le salió sabia y perfecta.

En esta oportunidad me pareció bueno que sepan un poco de mi historia, antes de hacer algunas de mis acostumbradas e inhóspitas reflexiones.

Hace no mucho me mude de la gran ciudad de Buenos Aires -donde poseía una importante fabrica- a esta querida provincia. Aquí heredé de mis antepasados algunos terrenos. Vivo así y por eso, en la dulce policromía amarilla y de… y de otros colores.

Pero bien, el motivo del “cambio” fue pura y simplemente económico, al menos para mí. Uno de mis lemas altruistas, humanitario y de desprendimiento preferido, como el origen de mi apellido, es que “yo daría todo lo que tengo… por tener mucho más”. ¡No es para reírse gente!!! Es el mismo principio que, palabras más palabras menos, alimenta a mis filantrópicos amigos banqueros y empresarios que apostaron por un cambio. Gente como uno que, por suerte para mis finanzas, hoy están en el gobierno y me aconsejan.

El hermano de uno de ellos -amigo mío del polo- me dijo -por ejemplo- que entre en el blanqueo de capitales. Así pues, dejé mi plata en Panamá y Gran Caimán, pero “blanqueada”, sin consecuencias por no mencionar que eran unos millones que evadí y que podrían haber ido a hospitales, casas, rutas. Por suerte, para los formadores de opinión, eso no está tan mal como lo que hicieron algunos “K”.

Para no comenzar a pagar los impuestos que evadí durante añares vendí la fábrica. No sé si ustedes saben, pero en el mundo del capital las fortunas heredadas y los rentistas progresan más rápido que aquellos que emprenden algo. Entonces, prefiero vivir de rentas y no trabajar, ni arriesgar ni invertir a riesgo, menos innovar. Me voy a sumar a los “grandes inversores” que vendrán a la Argentina ¡¡Los banqueros del mundo!! y prestaré plata al país que se está endeudando como nunca en su historia. Pura “timba” pero seguro con positivo resultado, nada de azar.

Por estos tiempos el gobierno nacional ha comenzado con una serie de medidas poco populares que a usted y a mí en menor medida  -a corto, mediano o largo plazo- nos van a afectar el bolsillo, pero los más perjudicados serán los de siempre.

Una muy buena, pero moooy bueaaa noticia, es que habrá quita de impuestos a los autos de alta gama. Si usted tiene plata, el AUDI Q3 le saldrá una ganga, así que espere un poco; ese es mi consejo financiero de hoy. Si, por el contrario, es de aquellos mayoritarios que no le da el cuero para un BMW, un Mercedes o un Alfa Romeo, ¡¡se embroma!!! ¿Qué quiere que le diga? Hubiese sido CEO de algo.  

Pero no se preocupe mi querido lector/a que la mayoría de los medios de comunicación mediará para que SU realidad de “emperne” sea tapada por los acontecimientos que tienen que ver con detenciones a corruptos, cartas de estos a fulano y perengano, lo que le contesta sultana a Brancatelli en vivo en el programa, cómo es la celda de De Vido o de Amado, vista desde varios ángulos y muchos etc. etc. que a usted no le van a cambiar ni un centímetro su putísima vida.

Los medios de comunicación, señora o señor, no son simples testigos de hechos. Qué y cómo se cubren los acontecimientos, dando relevancia a unos y omitiendo otros; o relatando desde determinada perspectiva y con mucha insistencia en algunos, hace que el consumidor no ávido de fina lectura condicione su realidad, más allá de su propia vivencia.

Es que la prioridad dada por quienes comunican -en la tele fundamentalmente- cuestiones consideradas de interés, hace que la opinión pública oriente su atención a esas prelaciones de “relevancia”, obviando otros temas que suceden todo el tiempo.

La deuda anual del país tiene una tasa del 29,6% . Gente ¡Esto ya se vivió!!!! Jamás va a terminar bien. Tasa por las nubes y dólar atrasadísimo. Esta receta de negocios para unos pocos adinerados nunca terminó bien.

La hipocresía y la mentira son los sustentos y máscaras de la inmoralidad. En otro artículo me he referido a la cultura mediática de desinformar.

Efectivamente, muchas veces estamos seguro de los que nos “venden” y, sin embargo, lo que vemos es sólo una apariencia -o nuestro ombligo- pero no es la realidad.

Ahora, cuando la apariencia entra en crisis, cuando falla, si queremos y solamente si queremos, la realidad sale a flote. Ahí es momento de comenzar a pensar.

La reforma previsional es un claro ejemplo de los métodos de la política que el grupo “cambiemos” tanto criticaba, forzada a los apurones y de “prepo”.  También es el reflejo de un grupo de energúmenos que hasta hace poco tiempo atrás, en vez de gobernar, incendiaron y quieren quemar el país.

En relación a este “debate” de reforma, he escuchado durante estos días, esgrimir defensas sin escuchar a los otros, descalificar al oponente sólo por su pasado -condenable por cierto en algunos casos- pero que no hacen al tema de fondo. Es decir, mutamos los actores, pero los métodos son los mismos. ¿Cambiemos, qué cambiamos? Capaz qué, ¡maleta por valija!!!

Volviendo a la tierra que me acogió, la elección del presidente de la Cámara de Diputados aquí en Misiones también es otro ejemplo de la falta de liderazgo y conducción política del grupo “Cambiemos”. Revela sólo su oportunismo electoral y cartonero para “pelechar” cargos sin sostener ninguna plataforma, menos ideas. Por un lado, parte de los PRO y por el otro, cortados solos con algún gris, los UCR con cara de póker. Algunos entendidos me dicen que -aparentemente- los jóvenes radichetas están esperando propuestas de índole “personales”, además de definir quién es el “líder” entre ellos; mientras los otros hacen acuerdos políticos de convivencia y gobernabilidad. 

Por otra parte, también podemos citar los fondos extras para las provincias oficialistas como Buenos Aires y un notable recorte de recursos para las provincias opositoras. ¿Cambiamos? El verdadero progreso sería mayor y mejor si la discrecionalidad nacional fuese más equitativa ¿no?

Otra, menos mal que íbamos a sacar el impuesto a las ganancias a los asalariados, pero hasta ahora naranja fanta.

En esta grandiosa provincia, el proyecto “Misionerista” ha demostrado no sólo que le interesa el progreso y la prosperidad de la tierra roja y su gente, sino también la coherencia de lo dicho con los hechos. Acompaña y da gobernabilidad, respetando la voluntad nacional del soberano pueblo; esto se denomina en la jerga “gestión”. Misiones no le debe nada ni a lo K, ni a los actuales. Persigue y agencia lo que entiende es propio; pues -recordemos- las provincias son anteriores a la “entelequia” Nación.

No se dejen engañar amigos. Descrean de aquellos, como algunos de los integrantes del “grupo cambiemos”, que intentan imponerse sin debatir ideas, que no realizan propuestas, que se abstienen de expresarse cuando deben hacerlo, que confunden chicaneando, escupiendo inconsistencias, vendiendo humo de nobleza y alturismo. No compremos nuevos malos, por más acústica que tengan. Tampoco compre el verso de algunos K que tanto daño hicieron.

No todo lo dicho o difundido por los medios suele ser verdad, muchas veces es post verdad. Seguramente estas mismas líneas, no lo sean. Pero, es el conocimiento de las cosas y el estudio lo que proporciona la libertad al hombre. Amigos, que la “estulticia” general no nos capitanee.

Lo difícil y positivo a la vez, mi querido lector, es que cada vez que nos ponemos a pensar, lejos de aclarar las cosas, no hacemos más que sumar interrogantes. Saber no es creer. Si lo de antes era maleta, lo de hoy es valija…

Feliz navidad a todos y que el 2018 nos encuentren más juntos que nunca.

 

Montgomery Burns y Artigas.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password