¿Por qué en Misiones bajó la pobreza en el año de la pandemia?

La pandemia no hizo más que profundizar el legado de Mauricio Macri: durante 2020 la pobreza subió siete puntos porcentuales, lo mismo que durante los cuatro años del Gobierno anterior. 

El impacto de la parálisis económica provocada por el ataque global del virus ha sido desigual. Subió el desempleo y la pobreza. Pero no en todos lugares lo mismo. En algunas ciudades el aumento de la pobreza superó los diez puntos porcentuales. En otras, unas pocas, hubo una reducción. Misiones está entre las diez provincias donde se registró una caída de la pobreza en comparación con el último año del gobierno de Cambiemos. Hay líneas que se pueden trazar para entender el cómo. Los precios de la canasta básica están creciendo por debajo del promedio en los últimos meses -cuatro meses consecutivos aumentó menos que en Buenos Aires, con una inédita diferencia de más de tres mil pesos-. En esa baja influyen el crecimiento de la demanda de productos de las chacras misioneras, a través de las ferias francas o los mercados concentradores y el Gobierno, en alianza con el sector financiero y los comercios, hace bastante por aplacar las subas a través de los programas Ahora. 

El empleo también mejoró en momentos en que en otras ciudades hubo una parálisis agudizada por el coronavirus. La actividad económica en Misiones se aceleró después del impacto inicial y hubo sectores que pudieron aprovechar el dinero que dejó de fugarse por las fronteras, lo que provocó un consumo en comercios mayoristas y minoristas, estimado en más de diez mil millones de pesos mensuales.

Los datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos coinciden con los informes previos del organismo estadístico local, que reflejaban una baja en la pobreza a través del sistema multicausal. La inflación de los últimos meses y una canasta básica menos costosa que en Buenos Aires también aportaron para que la pobreza no se sintiera tanto en la última mitad del año pasado.