¿Cosechas o impuestos? El Estado se lleva el 59,9% de la renta agrícola

Compartí esta noticia !

Índice FADA: El Estado se lleva el 59,9% de la Renta Agrícola en junio de 2024. De este porcentaje el 95% de los tributos son nacionales y solo se redistribuye una tercera parte de estos a las provincias por Coparticipación.

La Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) ha revelado su último índice, el cual indica que la participación del Estado en la renta agrícola es del 59,9% en promedio, considerando los cultivos de soja, maíz, trigo y girasol. Este porcentaje se traduce en que de cada $100 de renta generada por una hectárea agrícola, $59,9 corresponden a impuestos nacionales, provinciales y municipales.

Un Análisis Profundo del Índice FADA

En términos específicos, la carga impositiva sobre la soja es la más alta, alcanzando un 65,5%, seguida por el maíz con un 54,6%, el trigo con un 49,2% y el girasol con un 52,2%. Estos valores representan un ligero descenso en comparación con marzo de 2024, cuando el índice fue del 65%.

“La baja en el índice se debe principalmente a la recuperación de los precios de los granos y la introducción del dólar exportación,” explican los analistas de FADA. La mejora en los precios de los granos reduce la participación relativa de los impuestos sobre la renta agrícola, pues aunque los impuestos no cambian directamente, el valor de la producción aumenta.

Impacto del Dólar Exportación y la Recuperación de Precios

El dólar exportación, también conocido como dólar blend, ha sido un factor clave. Este tipo de cambio especial para la liquidación de exportaciones, compuesto por un 80% del dólar oficial y un 20% del Contado con Liquidación (CCL), mejora el ingreso percibido por el productor agrícola. Para junio de 2024, el dólar oficial se encuentra en 897,83 pesos, mientras que el dólar exportación está en 976,64 pesos, proporcionando un incentivo económico adicional para los exportadores.

Te puede Interesar  Afip: más de 8.200 misioneros se beneficiarán con exención del aguinaldo de Ganancias y la deducción especial

Comparativa Histórica del Índice FADA

Al observar los índices de junio de años anteriores, se destaca un aumento significativo en 2023, donde el índice fue del 74,6% debido a la sequía que afectó la producción agrícola. En comparación, el índice actual refleja una leve mejoría respecto a periodos previos, aunque sigue siendo elevado en términos históricos: 57,6% en 2019, 68,3% en 2020, 62,3% en 2021 y 61,5% en 2022.

Costos y Tipo de Cambio: Un Análisis Complejo

El tipo de cambio y los costos de insumos juegan un papel crucial en la determinación de la rentabilidad agrícola. Aunque el tipo de cambio oficial ha mejorado en los últimos meses, hay señales de un nuevo atraso cambiario frente a la inflación. Los insumos, especialmente aquellos importados, han mantenido costos estables, aunque los costos de labores han aumentado considerablemente, con incrementos de hasta el 40% en pesos entre marzo y junio de 2024.

“Un 44% de los costos de una hectárea de soja están dolarizados,” señala el informe, lo que implica que los costos de producción están directamente influenciados por las fluctuaciones del tipo de cambio y los precios internacionales de insumos clave como fertilizantes y semillas.

Impacto del Federalismo Fiscal

El análisis del índice FADA también destaca el impacto de la estructura impositiva en el federalismo fiscal de Argentina. Un 63,4% de los impuestos que afectan a una hectárea agrícola son nacionales y no coparticipables, lo que reduce los recursos disponibles para las provincias. Además, los impuestos provinciales y municipales, aunque representan una menor proporción, varían significativamente entre las diferentes regiones, afectando de manera desigual la carga impositiva sobre los productores agrícolas.

Te puede Interesar  Schmalko insiste por la apertura de fronteras: "Nos avisaron que van a salir a saquear"

En términos provinciales, Córdoba presenta un índice del 60,7%, Buenos Aires un 56,9%, Santa Fe un 56,8%, La Pampa un 58,1%, Entre Ríos un 59,4% y San Luis un 57,7%. Estas diferencias reflejan las diversas políticas fiscales y los costos asociados en cada provincia, además de la influencia de los rendimientos agrícolas y los costos logísticos.

Expectativas Futuras y Conclusiones

De cara al futuro, el informe de FADA subraya la necesidad de una revisión de la política impositiva agrícola para fomentar la producción y reducir la carga fiscal sobre los productores. La combinación de altos impuestos y costos crecientes, junto con la volatilidad de los precios internacionales, plantea desafíos significativos para el sector agrícola argentino.

En resumen, el informe de junio de 2024 de FADA pone de manifiesto la elevada carga fiscal sobre la agricultura en Argentina y la necesidad de políticas que apoyen el desarrollo sostenible del sector, fundamental para la economía nacional.

Índice FADA Jun24 by CristianMilciades

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin