Dos años del Instituto Forestal: “Hay lugares en Misiones donde se está pagando por encima del precio fijado”

A dos años de la puesta en marcha del Instituto Forestal Misionero, los pronósticos agoreros de un terremoto en la actividad, quedaron desterrados. Los problemas de algunas empresas obedecen a variables ajenas a Misiones y no a la fijación del precio de la materia prima, como se temía en la industria. Tampoco se produjo la migración de empresas y despidos masivos. Por el contrario, el sector forestal hoy le saca varios cuerpos a Corrientes, en cantidad de empresas y de empleo. La industria forestal es una de las grandes estrellas misioneras, al punto que tiene el cuarto mayor número de establecimientos productivos del país, solo detrás de Buenos Aires, CABA y Santa Fe, pero tercera en cuanto a establecimientos productivos. Los trabajadores del sector duplican a los de Corrientes. Y los precios mínimos, le dieron cierta previsibilidad al mercado, frenando aunque sea un poco, el desaliento en el pequeño productor forestal, que soporta años de atraso en los incentivos para plantar, prometidos por la Nación.

El presidente del Instituto Forestal, Hugo Escalada asegura que hoy el sector pasa por un momento inédito y que el trabajo realizado por el novel organismo, permitió incluso diálogo entre los distintos eslabones de la cadena, que se pueden complementar. 

¿Qué ha cambiado cuáles son los nuevos escenarios del sector forestal después de dos años de trabajo?

Dos años del Instituto Forestal, para remarcar, que se ha logrado profundizar el diálogo entre las distintas partes que componen el sector forestal. Es diálogo que nunca antes existió, incluso entre las mismas entidades hoy hay diálogo e intercambio de información. Hoy las cooperativas forestales saben cuál es su precio, cuál es la cantidad de producto, cuál es la cantidad volumen que puede manejar un industrial, antes no lo sabían y eso les sirve a la hora de sentarse a negociar. Hoy hay un consenso casi unánime en la fijación de precio, no lo digo yo: las últimas cinco fijaciones de precios salieron por unanimidad. Cuando justamente el instituto no tiene el requisito de la unanimidad, las decisiones del Instituto se pueden tomar por mayoría simple y sin embargo han salido por unanimidad. Esto muestra lo fructífero del diálogo, ponerse de acuerdo con el sector productivo, el sector industrial, con las cooperativas de un lado, las pasteras del otro, es todo un ejercicio.

¿Cuánto subió en estos dos años el precio de la materia prima? No había ninguna regulación…

Cuando nosotros comenzamos con el Instituto, se estaba hablando de 600 pesos la tonelada, pero no había un precio. En algunos lugares se pagaba 600 pesos la tonelada. Hoy, en la última fijación de precios estamos en los 3500, casi 4 mil pesos, para hablarte a grandes rasgos y no hacer numeritos chiquitos y no diversificarte todas las especies que cubrimos. Así que el precio ha crecido, ha crecido por distintas cuestiones, ha crecido porque empezamos a darle al productor un precio que hace que la actividad se restaure a largo plazo, antes vos plantabas y no sabías si al año siguiente te iban a pagar o no el precio. De hecho, mucha gente que se fue del sector forestal, se fue por eso, porque decía: ‘Yo planté para mis hijos creyendo que era una gran inversión, hoy me encuentro con que la madera no vale nada’. Entonces, ese hecho hace que el productor que se quemó con leche no quiera saber nada. Nosotros salimos con el Instituto… y acá voy a poner un punto muy importante. Se avanzó con el Instituto, se avanzó con datos reales, hoy el Instituto pone sobre la mesa datos reales y los datos que no son reales, no se toman en cuenta. Dentro del Instituto hay un Consejo Asesor donde está la Facultad de Ciencias Forestales con una amplísima trayectoria, está el Colegio de Ingenieros Forestales, son dos instituciones muy fuertes de Misiones que integran el Instituto Forestal y son quienes hacen los estudios previos. Hay representantes del ministerio de Industria y la secretaría de Comercio, ellos tienen que hacer un estudio previo a cualquier debate que se da en la mesa. Con lo cual aumentamos el debate, aumentamos la interacción entre los miembros de la cadena forestal y aumentamos la seriedad del debate porque se hace con datos, estadísticas y estudios hechos por profesionales. El Instituto Forestal es muy serio en cuanto a la búsqueda de datos y cifras, en cuanto a institucionalizar el sector forestal, pero siempre hablando de lo que es real. Por eso, cada vez que salimos a hablar sobre un tema, cada vez que salimos a fijar posición sobre un tema es con una base sólida de estudios abajo. Esto ha hecho que muchas cifras fueran desmitificadas desde el conocimiento ¿Le va bien, o no le va bien al sector forestal en la provincia? Siempre había unos que decían que le iba bien, otros mal, ahora tenemos cifras exactas sobre cómo le va a industria.

Y ¿Cómo le va?

Muy bien, excelentemente bien, la industria forestal sigue creciendo. Es absolutamente falso que han bajado las ventas y que ya están teniendo problemas con proveedores, que si siguen así van a tener que parar la industria, esto no es así. Es más, tengo que felicitar a los industriales, porque no solamente les ha ido bien, sino que acá se nota un paso gigantesco, ya que han reinvertido sus utilidades. Hoy tenemos un sector foresto industrial que ha invertido, que ha tecnificado, que ha incorporado tecnología, que está preocupado por abrir nuevos mercados, eso marca una diferencia terrible, marca un antes y un después, con lo que ocurría. Tecnología que te ayuda a mejorar, a ser más eficiente, a mejorar la calidad de la madera y a abrir nuevos mercados. Hoy el industrial misionero está comprometido.

Había una discusión al principio, incluso cuando se debatía la ley de creación del Instituto, sobre cómo fijar el precio. Incluso hubo mucho ruido de que no se podía fijar porque iba a romper el mercado. ¿Cómo fue cambiando eso? ¿Los sectores de la industria que se oponían a fijar el precio ahora cómo están?

Si vos en un mercado capitalista salvaje siempre va a haber oposición a fijar precios, yo entiendo porque el juego básico del capitalismo es oferta y demanda. Hay que entender la realidad de Misiones, acá hay uno o dos grandes actores y los nombro, como Arauco o Papel Misionero, que son tan grandes y mueven tanto volumen que te fijan el precio, por volumen así que no hay posibilidad de competir con ellos. Eso rompía la balanza, rompía el equilibrio. Eso, por un lado, por otro una inmensa cantidad de pequeños y medianos productores que están abandonando el sector forestal y eso me termina de romper el equilibrio. Esto tiene que quedar claro, cuando hablamos de que en Misiones hay 600 pequeñas y medianas industrias en el sector forestal, estamos hablando de que el 80%, casi el 90% son pequeñas y medianas. Cuando vos ves de dónde sacan la madera, esa pequeña y mediana industria, la saca del pequeño y mediano productor. O sea, la materia prima no se la dan los grandes, los grandes tienen su propia materia prima y algunas veces compran a los chicos. Pero los que tienen aserraderos chicos y medianos, le compran a los pequeños productores. Si desaparece el pequeño y mediano productor forestal, que es el que planta, estos pequeños y medianos industriales se quedan sin materia prima. De hecho ya están yendo a comprar en Corrientes, porque empiezan a ver la posibilidad de desabastecimiento. Entonces, si yo quiero que lo que gana el sector forestal, lo que produce, se desarrolle, no se concentre en tres o cuatro grandes, y gotee sobre el resto de los aserraderos, yo tengo que necesariamente lograr que las pequeñas y medianas industrias sigan vigentes y que los pequeños y medianos sigan plantando, para abastecer a esos otros pequeños y medianos. Hoy, si bien con la fijación de precios, hemos frenado bastante, estamos inmersos en un profundo proceso de concentración del sector forestal, un proceso que se está dando a pasos acelerados. Donde hay grandes sectores que están plantando, que se están sosteniendo gracias a sus grandes volúmenes, que están comprando no solamente madera de pequeños y medianos, sino que lo están poniendo en condiciones y muchas veces están comprando las tierras de esos pequeños y medianos, entonces esto va camino directo a lo que ya pasó con la yerba mate y lo que pasó con el té, sin la intervención. La intervención del Estado fijando un precio quiere lograr que ese pequeño y mediano productor que estaba desertando del sector forestal, porque no le rendía, que se estaba yendo a la yerba o la ganadería, siga apostando al sector forestal. Que ponga un poco de yerba, que tenga ganado, pero que siga apostando a lo forestal.

Pero para eso falta que además del precio, tenga incentivos de la provincia y la Nación, y ahí hay una enorme deuda…

Ahí hay una enorme deuda, yo quiero ser claro, estoy en contra del asistencialismo forestal. Si se analiza la historia forestal de nuestro país, el sector forestal creció por el Estado, porque el Estado pone plata y pone plata, ya sea en forma de subsidios, o en forma de desgravación impositiva. El Estado, como en ningún otro sector… Como con ningún sector agrícola del país, el Estado ha estado siempre presente con el sector forestal. Yo estoy en contra de ese asistencialismo, porque está bien que el Estado haya puesto plata para romper la resistencia y que haya un sector forestal en el país, pero una vez generado, no puede ser que el Estado tenga que seguir poniendo plata y si no pone, vos no plantás. O sea, te doy una vez para que vos plantes, pero una vez que vos plantes con el producido de esa plantación, seguí plantando, porque si el Estado tiene que seguir poniendo plata, acá hay un problema, quiere decir que si el Estado no pone plata el sector desaparece. Así que tenemos una problemática doble, no podemos ahuyentar al pequeño y mediano que es el que apuesta desde sus plantaciones porque cree que va a tener rentabilidad. Pero si no le doy asistencialismo forestal, le aseguro que va a tener un precio rentable… Vos a nuestro colono le asegurás que va a tener una rentabilidad y él apuesta solo, no necesitas darle un asistencialismo forestal.

Hablando de otro producto, lo que sucede con el precio de la yerba…

Hablando del producto que sea, vos al productor misionero le decís ‘mirá esto es rentable’ él solo va a apostar, pero asegurale la rentabilidad. No lo vas a embarcar a que plante determinado producto y a los dos o tres años, ese producto se derrumba y tiene que tirar a la basura su plantación.

¿Hoy tenemos déficit de plantaciones entonces?

Nosotros estamos enfrentando y yo esto tengo bastante claro, a futuro en Misiones y yo te diría a nivel nacional, pero vamos a hablar de Misiones. Estamos afrontando precios de la madera que se van a disparar no porque el Instituto va a fijar para arriba, sino porque se está cortando tres veces más de lo que se está plantando. Yo quiero poner la atención firme en esto. En medio de la coyuntura, felicito el anuncio que hizo Sabina Vetter de los 520 millones que van a ir para aplacar un poco la deuda de planes forestales. En medio de la coyuntura yo felicito esto. Pero me salgo de la coyuntura que está viviendo el país y esto es un desastre. El plan 2030 dice que Argentina tiene que llegar al millón de hectáreas plantadas, lo que te obliga de acá al 2030 a superar las 100 mil hectáreas plantadas por año, esto que se acaba de lanzar alcanza para 3.500 hectáreas, ni siquiera para 10 mil hectáreas, 3.500 hectáreas, entre todas las provincias forestales, lo cual es lamentable. Es una pobreza, pero por otro lado, en la coyuntura, estamos en un país que está atravesando una crisis, así que dentro de la coyuntura cualquier platita que venga bienvenida sea. Pero esto no alcanza para nada, es una gota de agua en medio del desierto, y lo digo para no generar expectativas. Porque si hay un problema que tenemos a diario con los colonos que dejaron de forestar es que dejaron de creer en los cantos de sirena. ‘A mí me prometieron esto y no salió, me prometieron los planes y después dejaron de pagar’. Se quemaron con leche y no quieren saber más nada.

Y en materia de inversiones, ¿Cómo está la provincia en medio de este panorama?

La industria está muy bien, el sector industrial está muy bien, están trabajando a plena capacidad, recorré los aserraderos de la provincia y vas a ver que están trabajando súper estoqueados. Ahí yo tengo una diferencia puntual porque yo creo que ellos tienen que cortar lo que van a vender, si no, están cortando tres o cuatro veces más. Eso muchas veces produce que haya exceso de materia prima, y cuando hay exceso de materia prima, si en algún momento la demanda baja hay problemas, porque tenés los galpones llenos y no sabés dónde ubicar la producción. Lo ideal es que vayan cortando lo que van a necesitar, o lo que ellos creen que van a vender. Pero no se le puede echar la culpa a nuestros forestales porque están pasando un momento formidable, pero están cortando a destajo. Se está cortando y se está produciendo. Se han incorporado nuevas tecnologías, tecnologías de punta del mundo que antes no se veían en Misiones, no solamente en los procesos de cosecha, no solamente en las especies que se están clonando, vamos a hablar ya de las semillas, no solamente en la genética que se está implementando que es de primer mundo, están trayendo máquinas de primer mundo, en la industrialización, en las fábricas están agregando nuevas líneas de producción con tecnología del primer mundo. Así que el forestal misionero está muy comprometido y le está yendo muy bien.

Se hablaba de dos o tres grandes inversiones en Eldorado, Victoria, por ahí.

Hay grandes inversiones, no te voy a dar nombres porque a veces no les gusta a los empresarios que uno los cite, tenemos un aserradero muy grande que está abriendo dos líneas de producción gigantescas. Nadie hace eso si vos ves que vas a tener crisis adelante. Tenemos otro aserradero gigantesco que está montando un aserradero nuevo directamente. Otro aserradero muy conocido y muy grande de la ruta 14, acaba de comprar maquinaria por encima de los 20 millones de dólares. Maquinarias específicas que sirven para ir seleccionando la madera y dar a cada uno, un tratamiento diferenciado. Te puedo hablar de todo tipo de maquinarias, de calderas nuevas y procesos de secados que están incorporando. Son maquinarias muy costosas, siempre inversiones en dólares. Y quiero hacer un paréntesis, si no hay el doble de inversiones en Misiones es porque están paradas las importaciones, porque están teniendo problemas para traer las máquinas, si no tuviéramos las retenciones que hay en la Aduana y los problemones que tienen que enfrentar para traer las máquinas, hoy estaríamos hablando del doble de inversiones del sector forestal. Así que es súper auspicioso lo que está pasando en el sector forestal misionero. Lo que queremos desde el Instituto Forestal, es que lo que es super auspicioso arriba, tenga su derrame abajo, en el que va a plantar, en el productor primario, que es la parte más débil de la ecuación. Al fijar un precio, al precio se le agrega un 5 o un 7% de rentabilidad, no es nada lo que agregamos de rentabilidad. Y hay lugares que se está pagando por encima de lo que estamos pidiendo, hay lugares en Misiones que se está pagando por encima del precio fijado por nosotros, lo cual te muestra claramente la demanda que hay de materia prima forestal. Yo creo que estamos en un círculo virtuoso, que nos está yendo muy bien. El crecimiento es real.

¿Cómo es el vínculo del Instituto, que está en Posadas, con el productor que está en el ámbito rural?

Estamos haciendo cursos de perfeccionamiento, vamos por el octavo, los cursos se dan en los aserraderos donde los mismos industriales nos brindan, nos abren las puertas de sus aserraderos para dar los cursos ahí, porque los empleados no van a venir a la ciudad a los cursos. Hay que dar la capacitación in situ. Entonces, estamos interactuando con ellos, sabemos los volúmenes de producción, sabemos cómo están trabajando, sabemos las cifras, sabemos que estamos atravesando en el sector forestal un momento histórico. La provincia quiere acompañar este momento histórico, producto de eso el Gobernador ha vuelto a revitalizar la mesa forestal. En el Infopro todo el sector forestal, tiene voz y voto. Están todos representados.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE