Encuentro de Jueces: “Los derechos sociales no son gratuitos, tienen un costo y ese costo debe salir de algún lado”

Iguazú recibirá los días 3 y 4 de marzo la “Cumbre de Magistradas y Magistrados sobre Derechos Sociales y Doctrina Franciscana en tiempos de pandemia y pospandemia”.

En la previa a este encuentro panamericano, visitaron Economis los magistrados Roberto Andrés Gallardo, Presidente del Comité Panamericano de Juezas y Jueces por los Derechos Sociales y la Doctrina Franciscana; y César Jiménez, Juez de la Circunscripción Judicial de Posadas para explicar los ejes del encuentro.

“Pensamos en una Justicia inserta en el sufrimiento de la gente, no aislada”, planteó Gallardo. Quien reconoció que la pandemia puso en evidencia muchos de los problemas sociales que afectan a toda América.

Gallardo adelantó que el objetivo del encuentro es preguntarse “cuál es la misión y, a partir de esos cuestionamientos, encadenarlo con la realidad para definir nuestras estrategias para concretar los derechos humanos en la región”.

Esta idea comenzó hace cinco años con una idea del Papa Francisco y ya tuvo un crecimiento que los llevó a estar presentes en países de habla hispana y en Estados Unidos. Gallardo remarcó la participación en este evento de las Juezas Rebeca Xicohtencatl Corona, Jueza del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Tlaxcala, México y Tamila lpema, Jueza del Tribunal Superior de California, Estados Unidos.

El encuentro debía realizarse en marzo del 2020, pero “la pandemia nos interrumpió el proyecto. Pero como la pandemia profundizó muchos de los temas que íbamos a tratar en aquel 2020, dos años después hemos incluso actualizado el titulo del evento planteándonos que hacemos durante la pandemia y en la pospandemia”, dijo Gallardo.

“La repercusión social y económica que ha tenido la pandemia en los derechos sociales que es lo que principalmente analizamos en nuestros encuentros es brutal, hay mucha más pobreza, los vemos en nuestro país y en todo el mundo. Y paradójicamente mucha más concentración de ingresos, porque hay grupos que han hecho negocios espectaculares. Y bueno esa situación de polarización social en el mundo nos exige una respuesta y desde nuestros espacios judiciales los debemos trabajar”, remarcó Gallardo.

En tanto Jiménez recordó que el norte es lograr lo que el Papa Francisco llama una Justicia Digna, que logra pueblos felices y ciudadanos dignos y eso se logra a través de sentencias acordes. “Pensamos en una Justicia que no está metida en un frasco, aislada, sino justamente inserta en el sufrimiento de muchísima gente”, dijo.

Gallardo expresó que el problema habitacional es uno de los temas a abordar. Reconoció que la pandemia mostró lo peor del hacinamiento en la Ciudad de Buenos Aires (donde él ejerce) cuando quedaron a las claras el déficit de medio millón de viviendas. “Que tiene un correlato con las viviendas que están sin uso, por especulación de los inversores inmobiliarios. Todo esto quedó a la vista con la pandemia cuando nos obligaban a estar encerrados en nuestras casas y en los inquilinatos o pensiones no se podían respetar los protocolos por el hacinamiento en que viven”.

“Debemos impactar en la distribución de la riqueza”, afirmó Gallardo. Porque este es el principal problema que sufren quienes buscan luchar por sus derechos y ven que son vulnerados por los sectores económicos concentrados. “Los derechos sociales no son gratuitos, tienen un costo y ese costo debe salir de algún lado. Entonces cuando los sectores privilegiados concentran cada vez más, lo hacen en detrimento del gran sector que lucha por sus derechos sociales”.

Para el magistrado el Poder Judicial debe impactar en la concentración de la riqueza. Y eso “requiere de jueces y juezas que estén dispuestas a hacerlo. Cuando se discuta la constitucionalidad de los presupuestos en función del bajo impacto que tienen sobre los sectores de la riqueza, por supuesto que van a salir las corporaciones que no los toquen, pídanle al Banco Mundial, a la ONU, no se a quien”, describió.

Gallardo se mostró sorprendido por las reacciones de diversos deportistas que teniendo un pasado marcado por la pobreza dicen que no quieren pagar el “Impuesto a la riqueza” aplicado por el Gobierno argentino durante el 2021 para paliar la pandemia. “Cómo pueden decir que no van a pagarlo si sus orígenes son totalmente pobres, es increíble como la gente se olvida de sus orígenes”, dijo.

Gallardo planteó que hay un debate de fondo sobre la legitimidad de Poder Judicial cuando interviene en estas cuestiones. “Cuando tomamos decisiones que benefician a los sectores pobres, algunos sectores políticos dicen que nosotros nos excedemos, porque estamos resolviendo cosas que le corresponden a la política, que tampoco las resuelven. Pero alguien debe resolverlas. Es un gran debate teórico”.

Explicó que idealmente el Poder Judicial solo debe ser “contra mayoritario, para frenar las cosas que la masa quiera y dañe el sistema. En nuestro grupo se piensa distinto, creemos que debe haber una proactividad, que debemos sacarnos ese rol tan rígido y alejado del sufrimiento de las personas y meternos en el barro y conocer al momento de resolverlo que le está pasando al que pide. Porque el que pide, por algo lo hace, nadie quiere vivir en condiciones infrahumanas, nadie quiere vivir hacinado, no tener cloacas”.

Jiménez por su parte cargó contra los Jueces que eligen estar encerrados en sus oficinas y solo se dedican a replicar las leyes sin intentar emitir sentencias basándose en las nuevas legislaciones y tratados internacionales que ha suscripto el país.

Gallardo plantea que la discusión pasa por “qué hacemos con las políticas públicas de derechos sociales, como decidimos para poder concretar los derechos sociales, en que estamos fallando las instituciones para que todo empeore”.

Comentó que “si uno se pone a pensar desde 1976 a 1983 hubo un Gobierno militar, pero desde 1983 para acá de forma ininterrumpida hubo gobiernos democráticos, así que ya no le podemos echar la culpa de todo al Gobierno Militar, que nos negaban los derechos. Ahora tenemos democracia ininterrupta, pero si vemos la situación social y de ingresos de 1975 y lo comparamos con la actual ha habido un deterioro enorme”.

“La participación del sector trabajador en el ingreso se redujo enormemente y creo que en eso debemos asumir que algo está fallando. Está fallando en el sector político, como el sector Judicial; porque si los políticos se equivocan y nosotros que tenemos que velar por la Ley, también nos estamos equivocando. Creo que tenemos que debatir eso”, dijo concluyente Gallardo.

Además planteó que “debemos formar magistrados con otra mentalidad, porque a muchos de nosotros nos queda un trecho, pero debemos bregar para que vengan otros Jueces que no comentan los mismos errores que nosotros”.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password