Escenario no deseado y la vulnerabilidad

Las defensas argentinas son muy bajas, dado que cualquier tipo movimiento en el mundo termina impactando negativamente en la actividad económica local, debido a la presión cambiaria y sus efectos adversos en las principales variables, lo cual denota una clara vulnerabilidad por los problemas estructurales de Argentina que la actual gestión del Gobierno Nacional no supo subsanar, tras dos años y medio, mediante la adopción de medidas económicas (fiscales, monetarias y cambiarias) que permitan un sendero de crecimiento económico constante tal como se anunciaba.
La situación económica de Turquía por la evolución de su lira turca, golpeo a los países emergentes del mundo que generó que en Argentina, en el mes de Agosto, nuevamente el dólar estadounidense tienda a la alza, que en términos acumulados al 16/08/18 con respecto al cierre de diciembre/17 ya contempla una devaluación del 58 %, lo que denota que las cosas no están bien, porque cualquier resfrió en el mundo afecta a la Argentina.
Argentina se ha caracterizado por ser un país bimonetarista, a las personas les cuesta creer en la moneda de curso legal por la propia desvalorización histórica debido a la inflación incesante que a Julio/18 ya trepa al 31,1 % interanual con respecto al mismo mes del 2017 que restringe el ahorro privado y afecta negativamente a la inversión privada por la falta de crédito, cuestión que era uno de los principales anuncios del presidente de la Nación.
Asimismo, el riesgo país en lo que va del año aumentó 311 puntos básicos, alcanzando al 16/08/18 los 663 puntos, tornando que cada sea más caro financiar el déficit fiscal, cuando a fines del 2017 podíamos financiarnos a un costo financiero mínimo en dólares del 6,51 % anual y ahora el costo anual asciende aproximadamente al 10 %, lo que generó una serie de medidas nacionales para reducir el gasto por parte del Ministerio de Hacienda de la Nación el pasado martes 14 de Agosto.

Lo gravitante de las medidas adoptadas para generar un ahorro fiscal fue la eliminación del Fondo Federal Solidario, que implica que las Provincias y los Municipios absorban íntegramente ese costo económico que atentará contra las erogaciones de capital proyectadas por los mismos con una contracción en el nivel de actividad económica regional que ya viene resentida por la desaceleración observada desde el mes de Junio.
¿Cuál es el costo de esta medida en Misiones? 
En el año 2017 la Provincia recibió del Fondo Federal Solidario $ 605 millones de Pesos, los cuales a los Municipios les corresponde el 30 % que en términos absolutos serian $ 181 millones de Pesos. Este año, producto de la reducción mensual del 0,5 % de los  derechos de exportación a la soja y a la sequia del campo, en términos interanuales la recaudación de dicho tributo venia por debajo de la inflación, por lo que el gasto de capital se empezaba a contraer siendo concomitante con la reducción de las transferencias de capital discrecionales del Estado Nacional.
En dicho marco, el propio Gobernador de la Provincia, al referirse de este tema comento que, es un “mazazo” la decisión adoptada por parte del Estado Nacional, la que fue de manera intempestiva por la falta de previsión donde muchos municipios a nivel local habían adquirido maquinarias y/o anunciado proyectos de infraestructura urbana o rural que dada esta decisión nacional serán absorbidas por recursos propios, que en su defecto serán paralizadas.
El contexto económico no ayuda: 
La contracción del nivel de actividad económica implica una disminución de los recursos tributarios de origen nacional y provincial atados a la misma, a pesar que por efecto de la suba del tipo de cambio, transitoriamente aumenten los recursos asociados al comercio exterior, que conforme a las estimaciones de cierre de este año del Relevamiento de las Expectativas del Mercado publicado por el BCRA en Julio/18 proyecta una recesión del 0,3 %, es decir, ya no hablamos si la economía va a crecer uno o dos puntos por debajo de la ya olvidada meta nacional del 3,5 %, sino que se ahora el tema es cuánto será la caída del nivel de producción de bienes y servicios locales, asociada a la caída del salario real y las elevadas tasas de interés, que contraen el consumo y la inversión, en tanto que, las exportaciones tenderán a subir cuando los agentes económicos perciban que los bienes locales son más baratos que los extranjeros (Curva J).
En tal sentido, el Ministro de Hacienda de la Nación para poner paño frio aseguró “No hay ninguna posibilidad de una mega crisis. No hay posibilidad de default. Trabajamos todos los días para que no suceda”, al referirse de la situación económica financiera que atraviesa el país.
En dicho contexto y lejos de las metas nacionales trabajadas a fines del año pasado, la Cámara de Representantes de la Provincia afirmó que el Consenso Fiscal suscripto en Noviembre del 2017 debe revisarse, dado que la lluvia de inversiones nunca llegó (factor preponderante del esquema de reducción gradual de los tributos provinciales).
 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password