Estados Unidos pide levantar el “Embargo Malvinas” para frenar la influencia China en la defensa Argentina

USA estaría negociando con el Reino Unido venderle aviones de combate a la Argentina, rompiendo el embargo de armas por la Guerra de Malvinas.

Desde la Guerra de Malvinas, el Reino Unido le impuso a la Argentina un embargo para la compra de armas. Desde entonces, los gobiernos de nuestro país intentaron sin éxito que se levante ese embargo con el consecuente perjuicio para las capacidades de Defensa del país.

Con 40 años de democracia ininterrumpida en la Argentina y sin hipótesis de conflicto, el reclamo por el levantamiento del embargo trascendió las fronteras e incluso el periódico británico Financial Time se hizo eco del pedido a través de un editorial publicado en abril pasado con miras a mejorar el vínculo bilateral.

Pero hay razones más fuertes que mejorar las relaciones entre países. Estados Unidos ve avanzar la influencia de China en la región y especialmente en la Argentina y quiere contrarrestarla. En ese sentido, habría conversaciones con el Reino Unido para vender aviones de combate al gobierno argentino.

La versión del Instituto Naval de los Estados Unidos

Una publicación del Instituto Naval de los Estados Unidos reveló que Estados Unidos estaría negociando con el Reino Unido la venta de cazabombarderos F-16 A/B a la Argentina, con el propósito de contrarrestar la influencia de China.

Como ejemplo, la publi cación estadounidense cita la instalación de la estación satelital china de Las Lajas, provincia de Neuquén y los acuerdos bilaterales firmados por unos $23 mil millones de dólares.

El gobierno de Estados Unidos habría tomado nota del interés argentino en aviones de combate chinos y habría ofrecido en su lugar los históricos cazabombarderos F-16 A/B daneses.

Pero el ofrecimiento de China no está alcanzado por las sanciones del embargo británico, por eso el interés de Estados Unidos en convencer al Reino Unido de dejar atrás el bloqueo de armamento militar.

Necesidades argentinas

El portal especializado Zona Militar, destaca que “la incorporación de un avión cazabombardero de 4ta generación significaría la recuperación de la aviación de combate de la Fuerza Aérea Argentina, la cual se encuentra muy disminuida con la baja del sistema de armas Mirage/Finger, a pesar de los esfuerzos realizados para la puesta en servicio del material existente, como ha sido el caso de los A-4AR Fightinghawk”.

Compras frustradas

En 2021, el por entonces ministro de Defensa Agustín Rossi, reclamó el cese del bloqueo militar que el Reino Unido mantiene con Argentina desde la Guerra de Malvinas.

El embargo de armas imposibilita al país la adquisición de material bélico que contenga componentes británicos.

El ministro se refirió a la dificultad que enfrenta Argentina para reequipar sus Fuerzas Armadas debido al embargo de armas: “A veces pienso que para Gran Bretaña la guerra todavía no terminó. No es inocua la acción de Gran Bretaña en materia de política de Defensa. Nos frenan compras. Nos frenan distintas situaciones que cuando queremos reequipar a nuestras Fuerzas Armadas, cualquier componente de origen inglés frena cualquier tipo de operación. Nos pasó con los Gripen, que incorporó la Fuerza Aérea Brasileña (FAB) hace cinco o seis años atrás. Quisimos participar junto con ellos en esa operación, pero Gran Bretaña se opuso”.

Otro ejemplo fue la compra fallida de diez aviones KAI F-50 Fighting Eagle por el mismo motivo: “Nos pasó recientemente con los aviones supersónicos que fabrica Corea. Gran Bretaña se opuso”.

En enero de 2021 el Ejército británico realizó ejercicios militares en el Atlántico Sur que provocaron un reclamo argentino hacia la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

No fueron ejercicios aislados ya que, en agosto del 2020, Argentina había elevado las mismas quejas ante el organismo internacional.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE