Esto no es un fracaso económico, por eso #MacriYoTeBanco

Hola amigos lectores, estoy encendido con el PROgreso y es por eso que nos estamos encontrando seguido. Hasta el actor Ricardo Darin, por suerte no muchos más, sospecha que todo esto fue un hurto de guantes blancos, y …..amarillos, menos mal. Y si, basta de pedir coimas y ensuciarse como los K, lo nuestro es con mucho más glamour. Lo conseguimos a 31 y más barato antes, lo vendemos a 40 y metemos al 60%, o compramos acciones. Millons!!!
 
La manipulación de la información privilegiada para el lucro del informador o de su entorno es, sin duda alguna, una conducta poco apropiada que deja en entredicho las condiciones éticas y morales de quien se beneficia de ella. Sin embargo, las fronteras de las sospechas no son tan evidentes.
 
Es más viejo que la guerra, simula defender los intereses del pueblo y mientras tanto -actuando como preocupado- siembra los “tuyos”. Hay personas como nosotros, “empresarios” de fuste, que salimos fortalecidos de las crisis, mientras que ustedes los gobernados se debilitan, pierden sus trabajos, no llegan a fin de mes, etc.
 
Ahora bien, atrás de nosotros hay un “pueblo” al que con una calidad sin igual mentimos a cuatro manos, le volvemos a mentir, le mostramos circo y, sin pegar una medida, logramos que nos digan: #MacriYoTeBanco.
 
Marquitos Peña repetía, utilizando a sus voceros a sueldo, que la Argentina “está encaminada a lograr el equilibrio fiscal” y que “va a salir fortalecida de este proceso”. El dólar se fue a 40 y hasta los trolls se quedaron sin letra.
 
Luego, por iniciativa propia, nuestro jefe de Gabinete reconoció que se viven “momentos difíciles”. No es tiempo de ser sinceros, nunca lo fuimos, por eso en Misiones lo pusimos a Humberto Schiavini y a su compañero de formula a ratificar el “rumbo” económico y a decir que “a fin de año se va a estabilizar”. A ver si nos ponemos de acuerdo, a la gente le gusta, le apasiona, se obsesiona, con que le metamos mentiras todo el tiempo. Hace dos años y medio que estamos profundizando la falacia diaria, pero sin dejar de levantar la bandera del famoso #MacriYoTeBanco.
 
Igual, no me gusto mucho lo de los misioneros, en mi nuevo rol de asesor de “tormentas tropicales”, diría que los vientos huracanados aún no hay llegado a la costa y que gracias a nuestro comandante y, obviamente, por sus reflejos, es probable que la “borrasca” se desvíe causando pequeños daños a un sinnúmero de pobres. Que se embromen por ser menesterosos y como siempre decimos para que los huecos repitan a viva vos: “que se vayan a laburar”.
 
Lo llamé a uno de nuestros centralistas porteños gobernantes y le dije: “Tenemos que ser más rápidos de reflejos y hablar con Bonadio para que cite a Cristina los días que hacemos estas corridas y que salimos a hablar, no a los cuatro de copas, como lo hizo esta semana. NO es noticia que llame a Baratta o Lazarte o lo limpie a Pescarmona.
 
Otra maniobra importante que debemos hacer, es ponernos a mirar más Netflix para seguir haciendo series de este hermosa novela que hemos llamado “los cuadernos gate”. En la serie del Chapo hay material de sobra. “Muchachos -les dije- no solamente se nos puede ocurrir que el sur esta lleno de contenedores enterrados con plata”, hay que aprovechar a los exchorros y sus bailes judiciales y tenemos que ser más creativos!!
 
Por suerte nadie se aviva que en nuestra Argentina del revés, los también corruptos empresarios son víctimas. Miren el pobre padre de #MacriYoTeBanco, es rico gracias a la obra pública y lo tenemos tan bien cubierto que nadie dice nada.
 
En otras latitudes, los casos de corrupción castigan a los dueños. De lo contrario, Mercedes Benz no hubiera sobrevivido a Hitler, y menos recientemente, tras haber sido condenada por pagar sobornos a gobiernos de 22 paises. A Siemens, se cansaron de condenarla por pagar coimas en muchos países del mundo. Y hasta el dueño de Samsung está en cana desde el año pasado por haber pagado retornos a la expresidente de Corea, y la firma sigue firme generando trabajo, creciendo, liderando el marcado e innovando.
 
El periodismo profesional centralista nos es muy costoso, pero por suerte con nuestra capacidad de “crear riqueza”, con info de primera mano que manejamos, lo vamos a bancar para poder seguir creciendo con el #MacriYoTeBanco.
 
En la semana se filtró que luego del gran lío que armamos para hacernos de unos manguitos, hay cortocircuitos en la dirigencia PRO. Es bueno decir que los UCR en ésta y desde siempre, están pintados. Por eso para limar asperezas y evaluar la coyuntura, el Mauricio convocó a una reunión en Olivos de los principales dirigentes y, obviamente, estaba nuestro mejor aliado, Durán Barba. Todos sabemos que más importante que sortear la crisis económica que atraviesan las personas, generar empleo a los desempleados, dar de comer a la gente cada vez más pobre, etc. es saber macanearles. 
 
Como dijo Humberto Schiavoni -el de ahora, no el de la década del 90 ministro de Hacienda de Ramón Puerta- hay que acompañar el cambio y mantener el plan económico. La gente debe convencerse que endeudarse hasta no poder pagar la deuda es lo mejor. Amigos, el país claramente no necesita de conducción política, de liderazgo, de sinceridad, un poco de coherencia, de capacidad de sus funcionarios y de inteligencia. NO, nosotros necesitamos tapar el sol con las manos y gritar cada día más fuerte:  ¡¡Sí se puede!! ¡¡ Sí se puedeeee!!!. Con eso se sale de cualquier crisis. Y tranqui ¡¡che!!, que a fin de año, se calma todo. Me cago de la risa…
 
Recordemos las palabras de San Francisco de Asís: “Que Dios me conceda serenidad para aceptar lo que no puedo cambiar, valentía para cambiar lo que sí puedo y sabiduría para ver la diferencia”. Después de la devastación, sólo queda la reconstrucción. Los PRO debemos lograr llegar a las elecciones para poder seguir en el poder y comenzar la reconstrucción de las ruinas que dejara el “huracán”. Hacia allá vamos.
 
Hablando de ruinas y arruinar, qué bueno se va a poner acá con los UCR si desembarca el joven y exitoso dirigente Ramón Puerta al gabinete nacional ¿no?. Garantizo que eso será una “bolsa de gatos”. Hablando de gabinete, se vienen cambios pero no vamos a cambiar nada.
 
Gente, me urge volver a estar con ustedes muy pronto, porque la bolsa está abierta y los gatos están entrando. Les aseguro que en menos de una semana habrá el doble de tela para cortar. Fiel a mis convicciones me despido con un cariñoso #MacriYoTeBanco.
 
Pero antes debo recordarles que “de un lado de la reja está la realidad, del otro también está la realidad, lo único irreal es la reja”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password