Generación Y: sabores sofisticados también al mediodía

Compartí esta noticia !

Generación Y ya es una marca registrada de las noches posadeñas. Cenas elegantes con sabores gourmet. Las mejores bebidas. Ahora también ofrecerá almuerzos. Ideales para una reunión ejecutiva o para el más exigente de los turistas.

Economis recibió la invitación exclusiva para conocer la nueva propuesta que consiste en menúes gourmet de cuatro pasos según la estacionalidad, con la posibilidad de disfrutar de excelentes vinos. Desde el martes el servicio estará disponible de martes a domingos de 11 a 15, para quienes quieran tener un almuerzo de calidad y con un ambiente relajante en espacios al detalle armonizados y rodeados de naturaleza. 

Generación Y es bien conocido por sus catas de vino y su exquisita comida gourmet. Cada elemento del restaurante está pensado meticulosamente para potenciar la experiencia: marca, muebles, espacios y ubicaciones, ambientes, plantas, vajilla, comida, postres, atención, servicio y por supuesto vinos. Nada librado al azar. De cada rincón se desprende una historia cargada de sentido, pasión y amor. 

Con un concepto de integración, todos pueden participar en el conocimiento del vino. No se debe tener conocimientos previos para experimentar los distintos tipos de cata, ya que este lugar se destaca por hacer docencia para conocer sobre vinos. Frecuentemente se suman enólogos y catadores de otras partes del mundo para compartir sus conocimientos y probar las más de 1.800 etiquetas que ofrece este lugar.

Generación Y es un emprendimiento familiar que nació en 2020, pero de una familia con quince años de experiencia en el universo del vino. Los socios son los hermanos Nicolás, Tamara y Cintia Ruiz Lenz. La marca Generación Y Millenial Age hace clara referencia a la generación comprendida por los nacidos entre los 80’ y los 90’, que a su vez comprende el grupo etario al que pertenecen los hermanos. El isotipo es la Y griega convertida en un árbol en el que el tronco representa a los padres, las cuatro ramas principales a los cuatro hermanos, y las ramas más jóvenes, a la tercera generación, los hijos. El punto contenido en la copa del árbol representa la semilla de las generaciones futuras. A su vez el isotipo es un cáliz de vino, el útero, el principio femenino, la fertilidad y la abundancia para muchas culturas.

El predio tiene el concepto de vinoteca integrada a la plaza. Lo primero que uno encuentra son las góndolas de miles de botellas en exposición ordenadas por proyectos y no por varietales como se acostumbra, y separando los blancos y rosados de los espumantes. Los vinos son de lo más variado, desde los más reconocidos del mundo hasta los especiales de productores locales y regionales que sacan pocas unidades al mercado. Las joyitas”, como define Nicolás. Además de la exhibición de aceites de oliva de marcas como Laur, que encabeza el ranking mundial de los mejores, Zuccardi y otras destacadas. 

Te puede Interesar  Sartori: “Alem es una ciudad con emprendedores en constante crecimiento”

En el salón contiguo reina una mesa de madera de marmelero de más de 260 años de seis metros de largo y 1,20 de ancho, mesa donde desde hace tiempo se celebran las más variadas catas de vino: cata de arte, cata de numerología y astrología, cata con especialistas y sommeliers de otros lugares. La cata de arte se subdivide en pintura, en la que cada participante tiene su bastidor, pinceles y pintura y puede pintar mientras conversan, se prueban distintas etiquetas y se come, y, por otra parte, cerámica en la que los participantes elaboran dos piezas que pueden ser platos o cuencos, mientras se catan los vinos. En ambas experiencias el participante se lleva su obra de arte. En las catas de astrología y numerología asisten especialistas que elaboran los perfiles astrológicos y numerológicos de los presentes y mientras conversan, prueban etiquetas y la exquisita comida que ofrece Generación Y.   

Tanto fuera como dentro prima la naturaleza que está integrada y convive armoniosamente con la moderna edificación.

En el piso superior los pisos son de madera de Guatambú, las sillas de Paraíso, los muebles de Kiri y los cajones de Laurel, todos materiales y mano de obra locales. En el centro, abriéndose camino hasta salir por el techo, crece un árbol de palta cuyos frutos se utilizan en la gastronomía. Los espacios están diferenciados por el mobiliario y la decoración, cada uno con su personalidad propia pero sin salirse del esquema principal.

Pasando al patio uno se encuentra con árboles y vegetación variada, un chachi de orquídeas de 38 años del cual se desprenden todas las orquídeas del orquidiario que rodea el lugar, las mesas sobre tarimas a la fresca sombra de los árboles ideal para almuerzos y cenas de relax y reconexión con la naturaleza. En el mismo patio está lo que llaman “la pérgola” un espacio reservado con una bellísima mesa marcada con los años de nacimiento de los miembros de la familia, con aire acondicionado y un ambiente más íntimo.

Te puede Interesar  Compró un termo en Tiendamia y se ganó un auto Tesla de 45 mil dólares

Siguiendo por un pasillo y hacia el fondo se encuentra una barra de tragos en la parte de abajo, y arriba “la cabaña de los enólogos” un espacio donde los catadores invitados de otras partes duermen y tienen su espacio, con una mesa, cama, cocina, baño individual y aire acondicionado. Cuando no hay alojado un sommelier, el público puede reservar el espacio para comer y tener un espacio más íntimo, aunque no funciona como hospedaje.

Siguiendo por un pasillo con jardines verticales, con riego de sistema por goteo se llega al jardín final un espacio que se está preparando para re-lanzarse con un sistema de acuaponia (combina acuicultura e hidroponía) un sistema cerrado en el que los peces y las plantas se retroalimentan. El espacio estará disponible muy pronto.

El proyecto inicial evolucionó con cada año y se fue adaptando a las necesidades de los clientes, pero siempre con una meta firme, dar a conocer el mundo del vino, enseñar a los que quieren aprender y los que ya saben del tema pueden disfrutar las más exclusivas etiquetas.

Tamara es una de las socias de la familia de Generación Y.

“Las catas son la oportunidad ideal de probar una variedad de etiquetas que uno en góndola si no conoce por ahí no se anima a comprar o probar, acá te sacás la dudas. Si conocés más variedades es más probable que puedas definir lo que te gusta”, explicó Tamara y recomendó: “Tienen que buscar no centrarse en una cepa, yo tomo solo Malbec, o yo tomo solo tintos, lo que hay que buscar es de identificar el estilo de vinos que a vos te gusta y probar diferentes etiquetas”.

Este proyecto emplea a 30 personas, que son formados allí mismo para brindar el servicio más exquisito y detallista. 

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Entrevista, Hernán Calogeropulos.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Los interesados pueden encontrar a Generación Y en su perfil de Instagram como generaciony.ar espacio donde también se avisa y se puede inscribir a las diferentes catas semanales.

También encontrará el menú digital en https://generaciony.menudigital.ar/

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin