¿Implosiona OPEN-AI… para sostener OPEN-AI?

Compartí esta noticia !

El pasado 17 de noviembre de 2023, la popular empresa creadora de la herramienta CHAT-GPT, despediría repentina e inesperadamente a su CEO y cofundador ejecutivo Sam Altman en un ida y vuelta de rumores, amenazas y una paralela decaída de popularidad reflejada en millones de dólares perdidos desde hace ya varios meses. La junta directiva de OpenAI dio a conocer el despido de Altman por una presunta “falta de honestidad”, insinuando la complicidad del CEO con Greg Brockman, presidente y cofundador de la empresa, mediante un tweet que le daría la vuelta al mundo. Inmediatamente se desata un caótico torbellino de rumores vinculados a algo llamado “Q*” o “Q-Star”, Brockman renuncia a su cargo como presidente y la mayor parte de los empleados de OpenAI amenazan con renunciar y pasarse a Microsoft.

Lo curioso en todo esto está en que, de todos los sucesos desencadenados al despido, hay uno solo que despertaría la atención de los Usuarios del Chat-GPT y la población en general. Se trata del “Proyecto Q*” como una posible AGI, es decir, una Inteligencia Artificial General. Las AGIs fueron el objetivo de prácticamente todas las empresas de Inteligencia Artificial a nivel global, significando la cúspide o ideal a alcanzar, cuyas capacidades igualan o superan a la humana. Claro está que ni siquiera tenemos muy en claro que es lo que llamamos inteligencia, ya que tampoco existe una unidad matemática capaz de representar que tan inteligente sea o no un humano. Mas allá de eso, está la coincidente decaída de OpenAI debido a la costosa suma de dólares diarios requeridas para mantenerse en funcionamiento, que se vería en jaque fruto de haber perdido visitas luego de un pico alcanzado en abril de este año.

Te puede Interesar  Pautas cumplibles

Digo coincidente porque dicha empresa se mantiene a flote gracias a millonarias inversiones sucesivas a lo largo de sus hitos mas grandes, en su momento Chat-GPT3 y luego Chat-GPT4, teniendo en cuenta que su herramienta mas usada es por obvias razones GPT3. Cuya arquitectura informática está sustentada por el “OpenSource”, lo que quiere decir que no solamente es gratuita, sino que está libre a modificaciones por parte de quien así lo requiera. Esto provoca que ChatGPT Plus, la “Versión Premium” del chatbot, esté lejos de ser capaz de suplir los 10.000 dólares diarios necesarios para su funcionamiento. Entre los principales inversores de OpenAI está Elon Musk, quien en sus comienzos destinaría sumas estremecedoras a la creación de la empresa.

Como un dato curioso queda añadir que, en un principio, OpenAI era una empresa “sin fines de lucro”. Que, viendo la dificultad que acarreaba mantener andando semejante equipo, decide volverse una “con fines de lucro”. Esta decisión significaría la renuncia inmediata de la mitad de sus empleados hasta ese momento, los cuales eran partidarios de la idea de impulsar una herramienta poderosa que esté al alcance de quien así lo requiera.

Este revuelo pone de nuevo en boca de todos a OpenAI por la supuesta creación de su AGI, creando dos líneas editoriales; por un lado, quien intenta infundir preocupación por las posibles implicaciones de liberar al público una herramienta cuyas características puedan “amenazar a la humanidad” y, por otro lado, quienes esperan que “ChatGPT5” adquiera esta nueva mejora de su comprensión, haciéndola una herramienta mucho más útil y versátil. En cualquiera de los dos casos, sea por su emergente popularidad o por sus futuros clientes de GPT5, OpenAI se vuelve la gran ganadora.

Te puede Interesar  Día de las Áreas Protegidas de Latinoamérica y el Caribe: el caso de éxito en Misiones

Haciendo a un lado, una vez más, a sus posibles contrincantes, la mítica y revolucionaria creadora del chatbot mas popular de la historia deja mucho que pensar. Pero una cosa puede verse con claridad, y es que la tendencia a conseguir la mayor cantidad de dinero posible en torno a esto es inexorable, condenando incluso el propósito del mismo Altman en un principio (Brindarle a la humanidad una herramienta potente y gratuita, capaz de cambiar nuestras vidas).

Esto nos lleva a una pregunta; entonces… ¿Acaso simplemente no es factible acceder a una IA útil y potente de manera gratuita? Y quizás la respuesta esté claramente reflejada en el simple hecho de que vivimos en una sociedad cuya mentalidad está fijada en sacarle el mayor provecho individual posible a cualquier oportunidad que se presentase. Quizás, hasta que no seamos capaces de reconstruir una mentalidad social y empática para con el prójimo y el mismo entorno, simplemente no merecemos tales privilegios. Quizás, la Inteligencia artificial nunca llegue a igualar o superar a la humana, porque lo que aún nos sigue haciendo verdaderamente humanos es la posibilidad de discernir entre aquello que es verdaderamente ético y racional y actuar en consecuencia.

Nuestras creaciones nunca fueron ni serán mas que un reflejo de nosotros mismos, hasta tanto no nos superemos a nosotros mismos (o a esto que hoy por hoy llamamos normal), no seremos capaces de construir nada cuya capacidad cognitiva sea “Superior” en algún sentido. Claro, si es que en últimas, todo se trata de crear algo superior en algún sentido, algo en que depositar nuestra esperanza, fe y, sobre todo, nuestros bolsillos.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin