La recesión ya impacta en el empleo: alimenticias empezaron a despedir

Compartí esta noticia !

Por la recesión, se empiezan a notar las suspensiones y los despidos en diversos sectores claves que dependen de la actividad económica.

Uno de los primeros sectores que empezó a notarlo es la construcción, donde se produjeron miles de suspensiones y despidos, principalmente por la parálisis de la obra pública.

También en el rubro automotriz hubo suspensiones ante la parálisis de plantas en distintas provincias.

La caída de la actividad impacta además en las industrias alimenticias, que sufrieron fuertes caídas en el consumo en el primer trimestre del año.

La multinacional mexicana Bimbo, líder en panificados, despidió a 20 trabajadores y analiza avanzar con más medidas ante el derrumbe de ventas. 

La compañía líder en la venta de pan de molde diseñó un plan de achique de su plantel laboral en su planta de producción ubicada en la provincia de Córdoba. 

En Córdoba, Bimbo emplea en forma directa a alrededor de 170 personas pero además genera muchos empleos indirectos en logística, ya que su fuerte de ventas está ubicado en la zona del área metropolitana.

El Sindicato de la Alimentación (STIA) de Córdoba se declaró en estado de alerta y advirtió que “la caída en el consumo y la recesión producto del plan económico del gobierno nacional de recortes y ajuste está mostrando una de sus peores consecuencias con caída de la actividad, reducción de jornada y despidos en el sector”.

El gremio sostiene que la caída de ventas que sufren muchas alimenticias no sólo se debe al ajuste, sino a que las empresas marcaron precios muy por encima de sus costos.

Te puede Interesar  Homenajearán a Ramón Ayala en el Senado

Un reciente relevamiento arrojó que el pan de molde cuesta en Argentina alrededor de 3,6 dólares, mientras que por el mismo producto en Estados Unidos se paga 1,87 y en España ,39. 

A esto se suma que la Argentina se productor trigo e incluso exporta el cereal.

En el Gobierno afirman que las industrias calcularon precios sobre la base de un dólar a 1.500 pesos, y ahora que la divisa norteamericana se estabilizó a los 1.000, se resisten a bajarlos.

Desde el sector supermercadista dan cuenta de la retracción en el consumo masivo y el pan lactal encabeza la lista de retroceso en las ventas, ya que es un producto que puede ser prescindible de la canasta básica y/o reemplazado por pan de mesa. 

Ante este escenario, Brasil sería el destino ideal para importar el producto, aunque primero deben analizarse las fechas de vencimiento para que cierren los números. 

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin