“Las decisiones económicas de Macri nos ponen en una confrontación social”

Se apasiona cuando habla de política y se muestra preocupada por los efectos de las políticas del Gobierno nacional, que, dice, pueden empujar a una crisis que ella conoce muy bien. Sandra Giménez viene de una familia política, pero su ingreso formal llegó después de ponerle el cuerpo a la pobreza, desde la dirección de Pediatría del hospital Madariaga.

En una entrevista con Economis, sostuvo que “las decisiones económicas” del gobierno de Mauricio Macri “nos ponen en una situación de confrontación social”.

Estamos entrando a un tiempo político electoral ¿Qué evaluación hace del escenario macional y cómo influye en Misiones?

La complejidad, de las decisiones económicas que tomó el Presidente Macri, sobre la esperanza de un 51% de hombres y mujeres de la Argentina,  que pretendían con buena fe un cambio, y que hoy 14 meses más tarde nos pone en una situación de confrontación social visible en las 24 provincias. Y eso marca claramente un proceso de responsabilidad institucional y política en toda la dirigencia, de todos los partidos políticos. Por eso yo no me puedo excusar de la responsabilidad política, porque la tengo como dirigente con más de 20 años en Misiones, con responsabilidad institucional, delegada por los misioneros que yo tengo que honrar todo el tiempo.

¿Qué siento yo en ese escenario? que nos manipulan permanentemente con la moral y la ética, en las buenas costumbres de la mejor práctica política. Ese cuestionamiento que nos hacen a nosotros, a las Provincias, es una vara distinta a la que se someten a ellos mismos. En esa grieta profunda que hay en la Argentina hoy hay un Gobierno nacional de clases, de ricos para ricos, sin ningún tipo de consideración y respeto hacia la sociedad argentina. Es un Gobierno que día tras día trabaja para acrecentar su propio capital financiero, económico y político para sostenerse en el poder.

Hace 30 años y más, que esta derecha argentina estaba buscando esto, con mucho rencor, con mucho odio y mucho tiempo acumulado para disfrazarse, para seducir a toda la población, lograr el poder y volver a someter. Entonces cómo romper ese proceso de manipulación desde la propuesta política, que nos permita tener voz y representación en la defensa de los intereses de Misiones y la Argentina es el gran paradigma de esta elección. La manipulación que se ejerce desde ese “pensamiento neoliberal” que no es de la Argentina, y no es patrimonio exclusivo de Macri, sino que busca a una Latinoamérica de rodillas, sometida entregando sus recursos naturales, su materia prima en las condiciones más extremas y más baratas, más llanas en el sentido de la pobreza que nos están sometiendo constantemente.

 

Para Giménez, la gobernabilidad exigida estuvo dada, pese a que eso generó rispideces en el seno de cada movimiento. “Buscaban gobernabilidad cuando tomaban decisiones tremendas que condicionan hoy la situación de la Argentina, como el pago de los Fondos Buitres, sin esperar las apelaciones, ni las sentencias de esas apelaciones, lo que nos hubiera indefectiblemente dado la tranquilidad a todos que no nos quedaba más remedio que pagar, pero todavía estamos en un proceso jurídico”.

“Nos manipulaban con la necesidad de ser desde la oposición aquellos que les diéramos  los votos para endeudar a la República, porque la Nación había quedado devastada sin recursos. En el  transcurrir del tiempo y en el proceso de la continuidad de la vida cotidiana, y la evolución de la economía, nos volvieron a decir vamos a modificar el modelo de financiamiento de la ANSES para transformar en un modelo AFJP, le subieron 5 años a la edad jubilatoria de las mujeres; se pasó de 60 a 65 años. Yo voté en contra de ese artículo y de otros más de esa ley  porque eran injustos”, asegura.

 

“Cuando a mí me enseñaron a gobernar, me enseñaron que uno tiene que responsablemente tomar decisiones por los menos asistidos por el derecho, por los más vulnerables, por los más pobres, que no se cumple en esta administración del Estado. Por eso cuando uno dice es un Gobierno de clase, no lo dice desde lo ideológico y desde la oposición sin sustento, lo dice en base a las decisiones económicas y políticas tomadas desde el 10 de diciembre de 2015. Se manifiesta claramente el proceso del Gobierno de clases porque a la masa,  a la trabajadora, a la excluida, no se le modificó el IVA, como se le iba a modificar  en la canasta de alimentos, y acá nadie compra un kilo arroz, un kilo de pan o un litro de aceite, con un IVA del 10%. O la Ley de Emergencia Laboral, ¿cuántas personas  se beneficiaron en Misiones con la emergencia laboral, que ahora se prorrogó? Porque en definitiva ellos siguen conteniendo su propio proceso social, que es la Ciudad de Buenos Aires, la provincia de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, ese es su núcleo, el núcleo histórico de centralismo que no hemos podido modificar”, argumenta.

 Para la senadora, “Tierra del Fuego, Santa Cruz, Chubut, Neuquén, tienen economías endebles, como nosotros con Brasil y Paraguay por decisiones de la macroeconomía. ¿A quiénes favorecieron las medidas de devaluación, el dólar flotante? Al capital financiero, al negocio de las LEBAC, al que tenía dólares”, acusa.

“Nos queda salir de la discusión del voto e ir a resolver el problema, hoy nos queda resolver el problema no sólo acá en Misiones sino en la Argentina, para eso hay que sincerar las acciones y tomar las decisiones que tengan que ver con defender a la economía Argentina, al proceso de trabajo argentino, al empleo argentino”, pide.

 

Trazó un panorama muy similar, incluso en Latinoamérica, a lo que fue década de los 90 como concepto, sin embargo este Gobierno no  se presenta como Neoliberal ¿es el mismo escenario?

Son los mismos escenarios, los mismos actores con un gran lifting. Porque los fracasados de la economía de los 90 son los que se sientan hoy en la mesa a decirles a los equipos económicos qué es lo que tienen que hacer. Cuando uno ve que regresa Domingo Cavallo a la televisión y habla de lo que debiera hacerse; aparecen Broda o Redrado… son las mismas personas que durante de más de 30 años dieron la misma receta para los mismos problemas y volvíamos a caer circular o pendularmente en el mismo resultado la crisis económica y el quiebre social de cada 10, cada 15 años. Entonces cambiemos la propuesta de Cambiemos, porque tiene la responsabilidad de gobernar.

Ese escenario Neoliberal está en pleno apogeo porque nos están gobernando, y están gobernando con los hijos o nietos, pero sobre lo aprendido. Los entrenaron a ellos para hacer mucho dinero en un sistema de capital financiero donde las crisis económicas son para ellos procesos de alto florecimiento económico. Porque son los que tienen el capital financiero, son los que prestan el dinero, están en la usura, negrean los capitales, evaden, eluden, y después te dicen qué hay que hacer desde el Estado, y se presentan como grandes integrantes de la Academia de la Economía Argentina. Hoy lo más serio que hay en materia económica es lo mismo que nos ayudó a salir, el ex ministro Roberto Lavagna. En un concepto de calidad académica, y de profesionalismo pero por sobre todo, de compromiso patriótico, desde el principio de generar respuestas del ámbito económico como lo hizo al lado de Néstor Kichner.

 

Me obliga a preguntarle si ese elogio a Lavagna la posiciona cerca de Sergio Massa…

No. Lo más alejada posible. Massa es absolutamente funcional al Gobierno de Macri y al modelo de Cambiemos. Hoy están un poco cambiando su posición, porque veo un Luis Barrionuevo confrontando con Mauricio Macri, a Graciela Camaño que confronta con Macri. Massa está más silencioso en estos últimos tiempos viendo cómo se acomoda, porque la crisis está presente, porque está en los hogares de los argentinos. Los gastronómicos están quebrados, los empleados están quedando en la calle y están reclamándole al sindicato. El paro del 6 de Abril, no es por una casualidad, no porque haya una oposición que no entienda y  quiera desestabilizar. Estamos en esta situación por la mala decisión de los fracasados de estos 30 años.  Son ellos los que tienen que modificar sus propias decisiones, y su propia relación.

 

¿Qué posición debe tomar Misiones?

Si entre todos no hacemos el diagnóstico correcto, a todos nos va a perjudicar. Creo que la Renovación como proyecto político, con la conducción tan firme de Carlos  Rovira, y de nuestro Gobernador, Hugo es el hombre ideal para este tiempo y esta instancia de una transición tan profunda, grave y por momentos brutal, que permanentemente, busca incluir a los misioneros en todos los procesos respetuosamente, con la palabra adecuada, respetando los espacios de la Nación y haciendo respetar los de la provincia.

Lo peor y lo más triste es que la más alta dirigencia del PRO Nacional, es de Misiones. Si vos sos misionero, por más que pertenezcas a otro partido y ves el derrumbe de tu propia provincia en las decisiones macro económicas que impactan directamente ¿Qué te pasa que no estás resolviendo o estas  ayudando a resolver los problemas para Misiones Humberto? Porque Humberto Schiavoni es el presidente del PRO nacional, no es un jugador menor, no es un militante, es un hombre que trabajó al lado de Mauricio Macri 8 años y construyó esta historia.

Conmigo no van a contar para llegar a la crisis de 2001, que la vivimos. Nosotros somos democráticos y defendemos la participación política y  sostenemos la responsabilidad del voto día a día, en el trabajo, levantando la voz, cuestionando los procesos políticos, institucionales, los decretos, las leyes. Debemos defender los intereses de los misioneros, a partir de esa responsabilidad que nos dieron, y saber adaptarnos como movimiento provincial a un contexto nacional que es hostil siempre.

 

¿Usted cree que va a haber un voto castigo, un voto sanción?

Yo espero que lleguemos a octubre. Buenos Aires que instituyó como Presidente a Mauricio Macri está enojada, la Argentina está enojada con Mauricio Macri, y salir de los procesos en paz es responsabilidad de Macri, nosotros seguiremos en el mismo lugar defendiendo los intereses de los misioneros.

 

En cuanto a la figura de Sandra como Senadora, ¿Cuál es el escenario político propio, personal? Más allá de pertenecer a un proyecto

Es que nunca hubo un proyecto político individual, si hay algo que me caracterizó en estos casi 20 años, nunca formé parte de una agrupación, ni construí un sindicato, ni hice una empresa, simplemente fui una mujer que militó convencida de que había que salir en ese 2001, 2003 a la calle en defensa de nuestra propia historia, el resto se fue dando. Yo creo que es muy difícil en la vida política ese modelo de hacer política que elegí yo, que es el de estar, acompañar, militar, conducir procesos cuando así ha sido la decisión de la mayoría de los que conforman nuestro proyecto, y creer que hay otra forma de hacer política que no tenga que ver con lo individual. Indefectiblemente se necesitan líderes en el proceso de construcción política.

Vuelvo a insistir en la maravillosa bendición que significa para Misiones, Carlos Rovira porque supo convocar a hombres y mujeres, a defender a Misiones, todos los que fuimos honrados en ese espacio, le pusimos todo nuestro amor y toda la dedicación a este proyecto. Eso hace que haya 75 municipios que creen en este proyecto Renovador Misionerista, que va aprendiendo también en esta construcción. Siempre defendiendo a Misiones, siempre está en el mismo lugar, los intereses de Misiones. En este caso, habla Hugo Passalacua y nosotros acompañamos, cada uno con su estilo en el lugar que ocupa, la tarea es enorme.

Nos queda hasta fin de año un tiempo importante que uno quisiera que fuera de provecho y ocuparlo como solución de los problemas, pero no va a ser este tiempo porque se están corriendo las fechas de sesión, las fechas de comisión, no funciona el recinto y eso habla claramente de patear la pelota. Y mientras tanto la realidad de la Argentina transcurre dolorosamente y todo eso tiene un costo, que se va a pagar con mucha responsabilidad por parte del pueblo, que va a ejercer ese poder  justamente en el voto.

Termina. Sigue hablando. Sandra es una oradora incansable. Pero ya comienza la despedida. Hasta que una pregunta la vuelve a concentrar. ¿Y Cristina? ¿Qué va a pasar con Cristina?, le pregunta Economis. “Cristina va a ser la revancha de Evita”. “Indefectiblemente, va a venir el tercer mandato”, pronostica.

 

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password