Oro líquido: Misiones presenta Aquacoin, una cripto con respaldo del agua

Hace unos años Misiones dio un paso adelante al darle valor económico a un recurso vital como el agua. La ley impulsada por el presidente de la Legislatura, Carlos Rovira, fue de avanzada y se basó en la potestad originaria de los recursos naturales garantizada por la Constitución nacional. Ahora Misiones da otro paso, esta vez a escala global en el tablero virtual de las finanzas: lanza al mercado Aquacoin, una moneda virtual apalancada sobre el agua, que puede generar millonarios ingresos a la provincia destinados a fortalecer las políticas hídricas y el acceso al agua potable a las poblaciones rurales. 

Aquacoin ya está en el mercado a modo de prelanzamiento con valores promocionales de compra a razón de 73 centavos de dólares cada moneda. Los paquetes promocionales se pueden conseguir por 450 dólares (684 unidades de Token), 1600 dólares (2736 unidades) y 3500 dólares (6840 monedas).

Se presentará oficialmente el próximo 30 de mayo, fruto de un meticuloso trabajo que se inició cuando se transitaban los primeros meses de la pandemia. 

Crisis es oportunidad. Para Aguas Misioneras, la pandemia significó una abrupta caída en las ventas por el cierre de hoteles y restaurantes, principales demandantes de las botellas de la marca. El quiebre se dio justo cuando la empresa estaba alcanzando el ansiado punto de equilibrio. Había que pensar en cómo seguir financiando las operaciones y el futuro de la empresa. Así nació la idea de entrar al mundo de las finanzas virtuales, un paso más en el camino de valorizar el principal recurso natural misionero. “El oro líquido”, define Jorge Galeano, quien dejará la conducción de la empresa unas horas después de que se haga oficial el lanzamiento del token. El oro líquido es un commodity con valor intrínseco, respaldado por cada metro cúbico de agua dulce usado como insumo en el ámbito industrial, comercial y de servicios en Misiones. 

La oferta alcanza a 32 millones de monedas que se exponen en el mercado. El precio del Aquacoin tendrá un valor equivalente a un metro cúbico de agua dulce utilizada con fines económicos. 

Los 32 millones equivalen al consumo anual de las empresas que pagan por el agua -papeleras, yerbateras, tealeras, cemento, hotelería, entre otras-. Ese es el primer respaldo: la facturación a las 312 empresas que hoy pagan por el uso del agua en las más de 400 captaciones. 

Galeano y su equipo diseñaron el andamiaje jurídico para sustentar la oferta que permite mantener el valor con el agua como garantía. Ahí radica una de las claves que diferencian a la propuesta con cualquier bitcoin, que depende de una fe ciega que por estas horas está por el suelo. El producto pertenece a Aguas Misiones SE, empresa a la que se le asigna la exclusividad la comercialización de las aguas subterráneas y del Acuífero Guaraní y de las aguas superficiales de dominio provincial que no tengan por destino el abastecimiento del servicio de agua potable en la provincia. 

Esa moneda puede ser utilizada como ahorro ya que no perderá valor a futuro: cada cuatro meses se actualizará una polinómica que tiene en cuenta lo que se le cobra a las empresas en Misiones, el índice de precios al consumidor y el valor que el Ente Provincial Regulador de Agua y Cloacas, fija para el agua potable, independientemente del valor especulativo que pueda alcanzar en el mercado de las criptomonedas. 

El agua es uno de los commodities del futuro (¿presente?), con un valor potencial mucho más alto que otros, como consecuencia del cambio climático. 

“Es la primera criptomoneda que tiene de respaldo a los recursos naturales, que se van a convertir en el patrón económico del futuro”, sintetiza Galeano, quien, con el lanzamiento de Aquacoin da por cerrado “un ciclo” en la política, que lo llevó a poner en ejecución su propia ley. 

El Aquacoin se podrá comprar a través de billeteras virtuales con pasos sencillos. Se podrá pagar con Mercado Pago, Pago Fácil y Rapipago, tarjetas o intercambiar por otras criptomonedas.

La tenencia del token, que estará en la cadena de bloques de la red Polygon, le dará al usuario la posibilidad de invertirlo en el mercado de criptoactivos, o bien intercambiarlo por metros cúbicos de agua dulce.

¿Qué pasaría si el comprador del Token quisiera cobrar su inversión en el agua que da respaldo a la moneda? El suministro de tokens está determinado por la proyección estadística del volumen de agua utilizada con fines productivos, a facturar por la empresa en un periodo de diez años. Esa proyección es de 32.890.988 m3 anuales. 

32.800.000 de m3 de agua dulce es lo que fluye por el río Paraná, frente a Posadas en una hora y catorce minutos. En 25 kilómetros aguas abajo esa agua se vuelve correntina. En definitiva, es una falacia decir que nos vamos a quedar sin agua si alguien tuviera todos los Token y quisiera cobrarlos en especie. Le diremos que traiga sus cisternas y que en una hora y 14 minutos se lleve su agua”, afirma Galeano.

Los 32 millones en monedas que se lanzarán al mercado no son una cifra azarosa. La idea fue comenzar con una propuesta conservadora que esté respaldada con el consumo actual de agua de uso “económico”, explica el ingeniero Jorge Britez, gerente general de la empresa. De este modo no hay una sobreexposición de la empresa y se garantiza estabilidad. 

Para Galeano además es un momento clave. “Vienen por el agua”, dice en referencia al plan de “centralización del manejo del agualanzó el ministro del Interior, Eduardo De Pedro tras una reciente gira por Israel, que tiene un mecanismo similar. 

La propuesta del titular de la cartera de Interior colisiona de lleno con las políticas fijadas en Misiones. Es una de las primeras provincias que le dio un valor económico al agua y también, con diversas leyes, disputa el reconocimiento primigenio de los recursos naturales. Ahora, además desde la virtualidad de las finanzas globales.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password