Paz, pan, trabajo y “maldita inflación”: San Cayetano a full

En el día de San Cayetano, el arzobispo Jorge García Cuerva hizo un llamado a la paz social, por “mejor trabajo” pero puso énfasis en la “maldita inflación”.

Compartí esta noticia !

Urgente 24 – En el día de San Cayetano, el arzobispo Jorge García Cuerva hizo un llamado a la paz social, por “mejor trabajo” pero puso énfasis en la “maldita inflación”.

Este lunes 7 de agosto se celebra el día de San Cayetano, en homenaje al presbítero italiano que murió un día como hoy pero del año 1547. Beatificado en 1629 y canonizado en 1671, es el santo del pan y el trabajo. Como en cada aniversario, miles de creyentes se congregan en su Santuario del barrio porteño de Liniers donde se forman largas filas desde el día anterior, para agradecer, pero especialmente para pedir trabajo.

Este año, la homilía del flamante arzobispo de Buenos Aires, Jorge García Cuerva, reflejó los problemas económicos que atraviesa el país con una especial mención a la inflación a pocos días de las elecciones primarias.”Maldita inflación”

En su homilía frente al Santuario de San Cayetano, el arzobispo García Cuerva (elegido en mayo pasado por el papa Francisco como sucesor del cardenal Mario Poli) elevó su pedido al santo: “Le pedimos a San Cayetano un trabajo digno y bien remun erado. Le pedimos paz para nuestro pueblo atravesado por la violencia social y económica. La inseguridad de no tener un futuro alentador ni esperanza para hijos y nietos”.

En ese contexto, aseveró: “No hay bolsillo que alcance” y añadió que “lo que te llevás al bolsillo se lo c ome la maldita inflación”.

En línea con la mención a la inflación y consciente quizás de que los alimentos son el rubro qué más aumentos tiene cada mes, el arzobispo señaló: “Le pedimos pan, porque aunque muchos tienen trabajo, no alcanza. Los alimentos, como todo, aumentan. Como decía mi abuelo, ‘no hay bolsillo que alcance'”.

Te puede Interesar  El verde natural de la Argentina que seduce al mundo

“Le pedimos a San Cayetano mejor pan porque no nos podemos resignar a que nuestras familias más pobres vivan a polenta, fideos y arroz”, remarcó.Muchos milagros

“Hoy, San Cayetano, estamos más pedigüeños que nunca. Hoy, como cada 7 de agosto, te pedimos trabajo, pero te pedimos más, te pedimos mejor trabajo”, puntualizó el religioso.

El arzobispo, que misionó en barrios populares como El Palito y El Garrote, del Tigre (lo que llevó a tener contacto con Sergio Massa, quien lo visitó cuando tomó posesión de la diócesis de Río Gallegos), destacó la labor de los cartoneros y los trabajadores de la econo mía popular que pertenecen a movimientos sociales, muchos de los cuales hoy están cercanos al Gobierno nacional. Por eso, en su homilía habló de “grandes laburantes no siempre reconocidos ni valorados”.

“Pienso en quienes trabajan en el reciclado juntando cartones muchas horas al día, y que con mucho esfuerzo los suben a sus carros, los venden, y así llevan el pan a sus mesas familiares”, mencionó.

Luego, llamó a pensar en todos aquellos que viven en situación de precariedad con “trabajo mal pago, en negro o trabajo esclavo” que los “aleja de familiares y amigos”.

“No nos queremos conformar, soñamos con más y mejor trabajo para todos y todas porque no existe peor pobreza que aquella que priva del trabajo y de la dignidad del trabajo a su pueblo”, manifestó.

Fuente Urgente 24

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin