Super Martes

Fue un super martes. De emoción para los más de 300 jóvenes del Alto Paraná que ven cómo de a poco la empresa Dass va recuperando el nivel de producción de los mejores años. 

De aire fresco para el presidente Alberto Fernández, quien se vino a Eldorado casi fuera de agenda para presentar el plan de inversiones junto a los empresarios dueños de la fábrica de zapatillas y también para recibir la confirmación de que otra marca brasileña decidió invertir en la Argentina. Ese hálito le resulta vital en medio de la sempiterna crisis agravada por la pandemia y una economía que no logra salir del lodazal heredado de la gestión anterior. Dass es una parábola del ciclo económico. Inaugurada en agosto de 2007, creció en el apogeo de las políticas proteccionistas durante el gobierno de Cristina Fernández y llegó a tener 1.500 puestos de trabajo en Eldorado. Casi se fundió durante el gobierno de Cambiemos y despidió a más de mil para quedarse con poco menos de 300 operarios que ahora son 310 con la promesa de transformarse en 500 a fin de año, según dijo a Economis Brian Handley, el CEO de la firma argentino-brasileña. 

Fue un super martes para Misiones, que logró, en un mismo día, mostrar el resultado de una política sanitaria que logró custodiar la salud al mismo tiempo que mantenía las fábricas abiertas con trabajadores activos en medio de la pandemia y que sedujo a Beira Río, la fábrica de zapatos brasileños que invertirá en su primera planta en el exterior que estará localizada en el oriente misionero. 

Beira Río es la principal fabricante de calzados de Brasil y es la primera inversión que hace afuera. ¿Dónde? En Misiones. Son 140 millones de pares de calzados al año. Esto es porque en Misiones hay un equilibrio entre la salud y la economía”, celebró el embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, principal operador misionero para que la fábrica cruce la frontera. 

La visita del Presidente, acompañado por el ministro Matías Kulfas, sirvió también para coronar las largas negociaciones para que se fortalezca el principal programa económico para cuidar el bolsillo de los misioneros: así nació el Ahora Misiones +15, que sumará un aporte de 120 millones de pesos anuales de la Nación para redondear reintegros del 35 por ciento para las compras de productos de fabricación nacional que son históricamente más baratos en las ciudades fronterizas de Paraguay y Brasil. 

También se consiguió, después de mucho batallar, el compromiso de la Nación para establecer una zona franca industrial, dentro de los Parques Industriales, para fortalecer a las pequeñas y medianas empresas locales que deben competir con la producción más barata de los países y provincias vecinas. La prueba piloto empezará en Posadas, cuyo parque industrial ya está funcionando a pleno y con todas las medidas de seguridad, para después extenderse a otros parques de la provincia. 

Dos medidas que serán claves para sostener la competitividad que trajo aparejada el cierre de fronteras producto de la pandemia. Servirá para consolidar el buen momento de la economía misionera, que lleva un año de continuo crecimiento a contramano de la agonía que padece la economía nacional desde mediados de 2018, bastante antes de la pandemia.

Dos medidas que ratifican el rumbo que tomó Misiones, pero también las demandas que sostiene ante la Nación y que no se abandonarán aun con estas compensaciones. Pero implican un tácito reconocimiento a la prédica de los últimos años desdeñada primero por la nunca reglamentada ley Pymes y por el veto del propio Alberto al Proyecto Misiones, que había sido diseñado con minuciosidad para atender a todos los sectores que deben lidiar diariamente con la competencia de las baratijas paraguayas o la agresiva política de fronteras que ejerce Brasil.

Las dos principales entidades empresarias de Misiones destacaron las conquistas de la Provincia en las negociaciones con la Nación y advirtieron que empresarios y comerciantes deben ponerse a tono para aprovechar los beneficios y gambetearle a la tendencia inflacionaria que ahuyenta clientes. 

En el mismo Eldorado el Gobernador Oscar Herrera Ahuad dejó claro que no se arrían las banderas más allá de los beneficios conquistados. Kulfas, uno de los principales negociadores con Misiones después del veto presidencial, también reconoció que Misiones necesita una atención especial y que una de las salidas encontradas fue fortalecer el “exitoso” Ahora Misiones, cuya ingeniería financiera es toda local. 

“Es un programa importante de Misiones que estamos acompañando. Poniendo recursos del ministerio de Producción para poder subsidiar la compra de algunos productos y darle más volumen al Ahora Misiones que ha tenido mucho éxito y reconocimiento de los misioneros”, señaló Kulfas ante una consulta de Economis

El aporte económico que hace la Nación es sustancial para robustecer el plan de reintegros y equiparar ofertas con la cercana Encarnación, pero en el fondo, no mueve ninguna aguja en la caja nacional. Pero a Misiones le sirve. Para tomar dimensión, desde marzo, las ventas generadas con el Ahora Misiones alcanzan un promedio de 450 millones de pesos mensuales. 

El objetivo es que ese monto crezca, ya que el consumidor se encontrará con un reintegro del 35 por ciento en las compras de bienes como blanquería, ropa, repuestos de autos y motos, cemento o neumáticos, que históricamente son más baratos en Paraguay. Hay que estar preparados para cuando se reabran las fronteras.

Las soluciones conseguidas son, en definitiva, impulsadas por Misiones. Soluciones propuestas por la gestión provincial y trabajadas con tesón en los despachos nacionales. No hay dádiva ni generosidad. La solvente administración de los recursos también permite plantarse de otro modo. No hay quejas lastimeras, sino decisión. 

Otras provincias no tienen el mismo escenario. Por el contrario, emanan problemas que se expanden a todo el país como sucede con el conflicto entre Horacio Rodríguez Larreta y el Presidente por la suspensión de las clases presenciales. Si se hubieran tomado medidas drásticas en el momento oportuno, quizás el país no hubiera tenido que volver a paralizarse por otros nueve días ¿Cuántas vidas costaron la especulación política de Larreta, con la complacencia de la Corte Suprema? ¿Cuánto dinero y empleos costarán los caprichos de un espacio político empeñado en simplemente llevar la contra aún ante los datos que impone la realidad?

No es una simple alegoría. Esta semana en Posadas reabrió un hotel que había cerrado a mediados del año pasado, ante la parálisis que la pandemia provocó en el turismo. La empresa Bagu invirtió y apuesta a la recuperación del mercado del turismo de negocios en la capital provincial. Este fin de semana largo tenía proyectada una reapertura simbólica. No podrá por las nuevas restricciones a los viajes que impuso el decreto presidencial ante el crecimiento exponencial de los casos en el Amba. Solo en ese hotel hay 30 empleos que dependen de que la actividad vuelva a moverse. Miles más en toda la provincia. Iguazú esperaba estos días un buen movimiento. Ahora hay desazón. Sobre todo porque era un fin de semana largo con mucho dinero circulante. Los productores tabacaleros recibieron 188 millones, los estatales, 3.200 millones del medio aguinaldo anticipado.

Larreta apuesta su carrera política y su posicionamiento dentro de Cambiemos, a una guerra personal en la que las vidas en juego son las que elija el coronavirus. El daño colateral se expande hacia el resto de la argentina al ritmo que quiera el enemigo invisible. Su victoria, si lo fuera, sería pírrica. Las bajas serían de todos los argentinos. No es casual que la tregua llegara cuando el ascenso de los casos confirmó que la segunda ola ya había abarrotado camas y generado récords de contagios. 

Mantener la posición de Larreta cuesta vidas y no le rinde demasiado en términos políticos, más allá de alimentar al núcleo duro que, de todos modos, siempre estará de un lado de la grieta. 

Las encuestas que lo daban como el gobernador con mejor imagen, ahora marcan un retroceso. El Presidente, del otro lado de la trinchera, también tiene una imagen en deterioro, pero la apuesta es a largo plazo y en definitiva, busca preservar vidas. 

La imagen de Alberto Fernández y la del gobernador Axel Kicillof se mantienen en los mismos niveles relevados desde principio de año: alrededor de 55% de opiniones positivas para el Presidente y del 50% en el caso del Gobernador de Buenos Aires.

Entre marzo y mayo se produjeron crecimientos netos relevantes en materia de confianza en las vacunas en sí y en su funcionalidad respecto a la inmunidad social. Entre un 65% y un 70% de los encuestados creen que se alcanzarán niveles de inmunidad importantes entre la población por efecto del plan de vacunación. Se registra, también, una alta confianza en la efectividad y seguridad de las vacunas (70%).

Se trata de niveles de confianza crecientes que empiezan a trascender los límites de los segmentos de opinión oficialistas. En el mes de febrero sólo el 44% de los encuestados depositaban expectativas en la vacunación como vector hacia la normalidad. En esta encuesta ese nivel trepó al 65%”, advirtió Marina Acosta, directora de Comunicación de Analogías.

Lejos de esas posiciones, en Misiones la política no se basa en esas especulaciones. Pero los resultados están a la vista. Con una economía en marcha y un marcado crecimiento, en una provincia con pocos contagios relativos, la figura de Herrera Ahuad es una de las mejor valoradas del país

La última encuesta de CB Consultora, ubica al gobernador de Misiones y al intendente de Posadas, Leonardo Stelatto en el podio de los gobernantes con mejor imagen del país. El mandatario provincial tiene la segunda mejor imagen positiva del país, mientras que el intendente capitalino es el mejor valorado de la Argentina, según el ránking mensual que publica la consultora CB. Esa proyección se expande a los candidatos de la Renovación para las elecciones del 6 de junio. En la oposición hay preocupación. Ningún candidato ha logrado niveles de atención que auguren resultados alentadores. 

En el Frente Agrario para la Victoria ya hay pases de factura anticipados por una eventual derrota abultada. En el espacio que conduce Héctor “Cacho” Bárbaro le cuestionan a Cristina Britez haber impuesto a dos jóvenes casi desconocidos como candidatos a diputados. En el kirchnerismo hay confianza en que se mantendrán los votos duros y se crecerá en algunos Concejos Deliberantes. 

En Cambiemos la desazón es similar. Ni radicales ni macristas duros logran hacer pie entre el electorado que tiene el recuerdo vívido de la frustración de Cambiemos en el Gobierno. En el sector empresario medio tampoco logran calar propuestas, ya que la economía misionera hoy no es un problema. 

La imagen positiva de Herrera Ahuad creció casi siete puntos desde abril, para ubicarse en 69,3 por ciento, apenas por debajo de Gustavo Valdés de Corrientes (71,3%),  y por encima de Rodolfo Suárez de Mendoza, con 69,1%. 

 Los tres Intendentes mejores valorados por sus vecinos en el mes de Mayo sonLeonardo “Lalo” Stelatto de Posadas (68,8%),  Pablo Javkin de Rosario (63,2%) y   Luciano Di Nápoli de Santa Rosa de La Pampa(62,1%).

¿La imagen de Larreta? Se desplomó al quinto puesto mientras que crece su imagen negativa. 

Juan Carlos Argüello

Total de post escritos: 315 Posts

Periodista, director de Economis

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password