Ventas en súper y shopping siguieron sin repuntar en el inicio del año

La facturación por las ventas en las grandes cadenas de supermercados creció un 21,2% interanual, mientras que en los grandes centros de compra avanzó un 22,8% durante enero, ambas por debajo de los índices de inflación públicos y privados (alrededor del 38% anual), informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Las ventas en los centros de compras alcanzaron los 3.925 millones de pesos, y en los supermercados a los 26.295,2 millones, según los informes difundidos por el organismo oficial.

Electrodomésticos

Por otra parte, las ventas de electrodomésticos durante el año pasado crecieron apenas 14,4% en forma interanual y totalizaron 67.747,9 millones de pesos, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), por lo que en términos reales, teniendo en cuenta la inflación de casi 40% durante 2016, mostró una fuerte caída de alrededor el 25%.

En el cuarto trimestre del año anterior, las ventas llegaron a 21.508,7 millones de pesos y crecieron 8,1% respecto de igual período del 2015, según las cifras difundidas por el organismo oficial.

Las jurisdicciones donde se registraron las subas más importantes fueron: Neuquén con el 28 por ciento, “Otras provincias del sur” con 24,6; Chubut 24,4; y Ciudad de Buenos Aires 23,4 por ciento.

Durante enero los grupos de artículos con los aumentos más significativos con respecto al mismo mes del año anterior fueron Bebidas, con 26,8%; Lácteos, 25,6%; Indumentaria, calzado y textiles para el hogar, 25,1%; junto a Verdulería y frutería, 24,7%.

En los “Grandes centros de compra”, en tanto, la facturación por las ventas de enero alcanzó a $3.925,0 millones, con un incremento de 22,8% respecto al mismo mes de 2016.

Los rubros con mayor incremento fueron: Diversión y esparcimiento, con 47,4% interanual; Juguetería, 41%; Patio de comidas, alimentos y kioscos, 37,3%; y Amoblamientos, decoración y textiles para el hogar, 33,7%.

Para febrero, y desde el sector privado, el director de la consultora Scentia, Osvaldo del Río, estimó que el consumo retrocedió entre 3,5 y 4%, si se compara con la misma cantidad de días que tuvo febrero del año anterior.
Los productos que tuvieron mayor caída de consumo fueron las bebidas sin alcohol y el segmento de limpieza; los alimentos quedaron en el mismo nivel de consumo; y las bebidas con alcohol tuvieron una leve recuperación, si se compara la misma cantidad de días de febrero en ambos años.

Algo similar registró la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), para quien el consumo bajó 4,1% durante febrero.

En su informe, CAME agregó que “con ese resultado, las ventas acumulan una baja promedio anual de 3,3% en el primer bimestre de 2017”.

Mientras las caídas más suaves fueron en los rubros Alimentos y bebidas, -1,8%; Perfumería 2,2%; e Indumentaria 3,7%; el sector de Electrodomésticos anotó una baja de 5,2%.

Sin embargo, para el ministro de Producción, Francisco Cabrera, “este trimestre el consumo en general está recuperándose”.

“Lo vemos a través del aumento en las ventas de autos, motos y también de los electrodomésticos, que no cayeron sino que crecieron 9% en febrero”, añadió.

Cabrera formuló estas declaraciones a la prensa la semana pasada luego de la presentación del acuerdo alcanzado entre el gobierno y las empresas dueñas de las tarjetas de crédito para reducir las comisiones cobradas a los comercios.

Su par de Hacienda, Nicolás Dujovne, afirmó que “el consumo se va a reactivar a partir de mayo o junio” de 2017 “una vez que se cierren las negociaciones paritarias”.

“Tenemos que reconocer que el consumo viene mas lento de lo que nos gustaría”, señaló el ministro y agregó que “la economía se empieza a mover liderada por la inversión y las exportaciones”, en declaraciones al canal Todo Noticias.

No obstante, advirtió que “una vez que se cierren las negociaciones paritarias el consumo se va a ir acomodando”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password