Así es la nueva segmentación de tarifas y qué pasa con los usuarios de Misiones

La Secretaría de Energía anunció los detalles del nuevo esquema de subsidios al consumo de agua, gas y electricidad. Se incluye la segmentación según los ingresos de los usuarios, con una diferenciación de acuerdo a la región del país y un tope de referencia para incentivar la eficiencia y el ahorro energético.

En una conferencia de prensa encabezada por la secretaria de Energía, Flavia Royón, se conocieron los detalles del nuevo esquema de los servicios de luz, gas y agua.

La novedad para Misiones (y las provincias sin gas natural) es que se elevó el tope de consumo subsidiado a 550kWh mensuales, por lo que el excedente pagará tarifa plena. Las demás provincias mantendrán el subsidio hasta 400kWh mensuales. Quienes reciben tarifa social mantendrán el subsidio sobre el total de su consumo. Sin embargo, los gobernadores del Norte Grande insistirán este viernes en conseguir un beneficio mayor para las provincias por las altas temperaturas, similar a la tarifa fría que tienen en el sur del país.

La segmentación respeta el criterio fijado en el decreto 332/2022, por el que se establecen tres niveles de usuarios según su capacidad económica, que pasará a complementarse con el criterio establecido según niveles de consumo.

En el caso de la energía eléctrica el tope de consumo será de 400 kwh mensuales. Sin embargo, para zonas sin servicio de gas de red, como Misiones, el tope de consumo sin aumento será de 550 kwh. Lo mismo sucederá con el gas, cuyo techo será variable, según categorías y subzonas en todo el país.

La elevación del tope es un dato positivo para Misiones, ya que el 90 por ciento de los usuarios residenciales (207 mil usuarios), consumen hasta 500 kwh en los meses sin altas temperaturas. Asimismo, el 78,68 por ciento de los usuarios (180.964), consumen hasta 700 kwh en meses de alta temperatura.

De todos modos, las autoridades energéticas de Misiones, siguen discutiendo las tarifas que se aplicarán en la provincia, ya que el calor del verano es implacable y la demanda crece al mismo ritmo que las temperaturas.

La secretaria de Energía, Flavia Royón, encabezó este martes la conferencia de prensa en la que el gobierno nacional brindó detalles sobre la segmentación de tarifas y la quita de subsidios en los servicios de electricidad, gas natural y agua.

De acuerdo con lo informado por el Ejecutivo, el Registro de Acceso a los Subsidios de la Energía (RASE) permitió identificar a los usuarios que han solicitado mantener subsidios de acuerdo con su ingreso familiar y situaciones particulares.

Se trata del Nivel 1 (mayores ingresos y gente que no solicitó su registración), Nivel 2 (menores ingresos registrados, provisoriamente se incluirán beneficiarios de la tarifa social); y Nivel 3 (ingresos medios).

En relación con el gas natural, tras la apertura del RASE, un total de 269.725 hogares no solicitó continuar con ese beneficio, y quedó categorizados como Nivel 1. En tanto, 2.880.090 usuarios se ubicaron en el Nivel 2.beneficiarios de la tarifa social. Y 2.599.550 usuarios fueron agrupados en el Nivel 3.

Segmentación de subsidios de energía eléctrica

Según el RASE, se inscribieron 8.890.998 usuarios en este servicio. En el Nivel 1 se ubicaron 399.156; 5.040.120 en el Nivel 2; y 3.451.722 en el Nivel 3.

El gobierno nacional dispuso que el tope de consumo a partir del que se empezará a pagar tarifa plena de luz será de 400 kWh mensuales por hogar, por el excedente de ese límite. Y en el caso de las localidades que no cuenten con gas natural por redes trepará a los 550 kWh. Esto regirá para los usuarios del Nivel 3.

Para el nivel 1, según informó el subsecretario de Energía Eléctrica, Santiago Yanotti, “del 100% del subsidio que hoy tienen se le va a retirar en la primera etapa el 20%”. Al igual que en el gas, aquellos usuarios del Nivel 2 mantendrán los subsidios. “Con estas medidas logramos acercarnos al orden fiscal y también se busca incentivar el ahorro del recurso”, aseguró Yanotti.

Segmentación de subsidios de gas natural

En el caso del gas, para el Nivel 1 se aplicará quita total del subsidio para todo el consumo, en tramos hasta diciembre. Para el Nivel 3, de ingresos medios, se subsidia un volumen equivalente al 70% del promedio de los umbrales mínimo y máximo de cada categoría y subzona. El excedente a esos topes —que varían según la zona del país— no va a tener subsidio.

“Los aumentos para los Niveles 1 y 3 se aplicarán de manera gradual en tres bimestres, a partir de los consumos del 31 de agosto, octubre y diciembre”, explicaron en la conferencia de prensa.

En marzo de 2022, vale recordar, se había aplicado un incremento del 20,1% en factura promedio para usuarios residenciales por variaciones en la remuneración al servicio de transporte y distribución de gas. Y en junio pasado se autorizó una suba del precio del gas para los usuarios no beneficiarios de la Tarifa Social, que significó un impacto en factura promedio del 18,5%.

Los aumentos por quita de subsidios se aplicarán de manera gradual por bimestres a partir de septiembre (noviembre y enero posteriormente), implicando una suba promedio cercana a los $500 por mes por escalón, y $1.500 acumulado en los tres bimestres.

Segmentación de subsidios de agua

Actualmente hay 11 coeficientes zonales definidos, señalaron en la conferencia de prensa, que permiten administrar la carga tarifaria de manera progresiva, generando un sistema de subsidios intratarifarios entre los usuarios con distintos niveles socioeconómicos conforme los criterios previstos en el marco regulatorio.

El Gobierno indicó que los usuarios pagan por litro de agua el 30% de lo que cuesta potabilizarla, en tanto que el Estado cubre 70% del servicio y 30% la empresa con ingreso de recaudación.

De ahora en más, se realizará la quita del subsidio en tres zonas que AYSA agrupó de acuerdo a su código de zonificación que tiene en su marco regulatorio. Los usuarios del nivel alto tendrán quita total del subsidio desde el próximo 1° de noviembre. A su vez, los de medio y bajo nivel sufrirán una quita en forma progresiva y se sacará en forma definitiva en marzo de 2023. Los sectores bajos continuarán con un 15 % hasta mayo de 2023.

En tanto, las personas que tienen tarifa social o comunitaria quedan afuera de este esquema. Y los usuarios que consideren que necesitan solicitar la tarifa social, pueden pedirla.

“Hay que darle subsidios a quien realmente los necesita”, dijo Royón

La secretaria de Energía, Flavia Royón, afirmó hoy que el esquema de segmentación de tarifas que aplicará el Gobierno nacional “es una política distributiva con sentido social”, y consideró que “hay que darle subsidios a quien realmente los necesita”, durante una conferencia de prensa en el Palacio de Hacienda para dar a conocer los nuevos valores de los servicios de luz, gas y agua.

Royón, aseguró que “el aumento promedio en materia de energía, sumando electricidad y gas, va a estar alrededor de 1.200 pesos” y detalló que “un hogar promedio se estima que debería consumir 250 kilovatios hora por mes y el corte que se hizo es en 400”.

Este nuevo esquema de segmentación de los servicios de energía eléctrica y de gas supone “un ahorro fiscal de $47.500 millones para 2022 y de $455.000 millones en base anualizada”, destacó la funcionaria.

“Esto es más de lo presupuestado originalmente, cuando se arrancó el tema de la segmentación porque se estimaba que solamente el 10% no iba a solicitar el subsidio y hoy tenemos en energía eléctrica 4,5 millones de usuarios aún no inscriptos y 3,5 millones en materia de gas”, agregó Royón.

El nuevo esquema “fue pensado pensado con una distribución basada en justicia social y equidad”, planteó Royón, quien hizo énfasis en la necesidad de que se empiece a trazar un “consumo responsable” de estos recursos. “Estamos pensando en tarifas justas y responsables, necesitamos que la población acompañe”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password