Cae a $1 billón el stock de Leliqs y aumenta el de pases pasivos

Compartí esta noticia !

A partir de vencimiento equivalente a $0,5 billones, Leliqs en poder de bancos es de solo $1 billón, al mismo tiempo que aumenta el stock de pases pasivos que, al renovarse a diario con una tasa menor, permiten tener más liquidez disponible.

Con el vencimiento de Letras de Liquidez (Leliqs) equivalente a $0,5 billones que sucedió hoy, prácticamente pone punto final a esos pasivos del Banco Central (BCRA) y solo quedan en manos de los bancos Leliqs por el equivalente a $1 billón que vencen el jueves.

Cuando la autoridad monetaria cancele esos pasivos, el stock de Leliqs finalmente llegará a cero.

De esta forma, se pondrá punto final al uso de esta herramienta de política monetaria a través de la cual el Banco Central buscó manejar la liquidez del sistema financiero en los últimos años.

Las Leliqs nacieron en 2018 con el fin de “esterilizar” o retirar de circulación pesos.

El stock de estos pasivos se incrementó fuertemente en los últimos años, cuando fue necesario esterilizar parte de la base monetaria que había tenido un fuerte aumento por la emisión que se realizó en el pico de la pandemia de coronavirus para sostener los ingresos de empresas y familias en un contexto de paralización productiva.

En el fondo, las Leliqs fueron la contracara de los depósitos privados, ya que las entidades financieras le otorgaban al Banco Central esos ahorros a cambio de títulos que generan interés.

En los primeros días de diciembre esos pasivos se ubicaban en torno a los $11 billones, número de daba cuenta una sensible baja respecto a los $15,5 billones que alcanzaron en septiembre pasado, según fuentes del mercado.

Te puede Interesar  Demetrio Restó Bar: nuevo menú para almuerzos de negocios o una escapada romántica

Esto sucedía porque los bancos fueron posicionándose en pases pasivos que tienen una tasa menor pero, al renovarse a diario, permiten tener más liquidez disponible.

Las entidades financieras optaron por esa opción en un escenario de incertidumbre electoral donde la idea de dolarización y de default de la deuda en pesos aparecía en el discurso de algunos candidatos.

De esta manera, al momento de asumir, el presidente Javier Milei -que se impuso en el balotaje con más del 55% de los votos, tenía ciertamente despejada “la bola de Leliqs”, al tiempo que iba creciendo la de los pases pasivos.

En esa línea, el 15 de diciembre las nuevas autoridades del BCRA renovaron solo el 20% de las ofertas de Leliqs, haciendo presumir su final.

Cuatro días más tarde, la autoridad monetaria informó el fin de las licitaciones de estos títulos y determinó que la tasa de interés de referencia sea la de los pases pasivos, ubicada en el 100% (TNA), por debajo del 133% que pagaban las Leliqs.

De esta manera, a la par que el stock de Leliqs se fue reduciendo hasta llegar a casi cero, se fue incrementando la de los pases pasivos, que hoy se ubica en torno a los $25,5 billones según fuentes del mercado.

El rendimiento de los títulos pasivos se ubica sensiblemente por debajo de la inflación, que se ubica por encima del 20% mensual, lo que en la práctica implica una licuación en términos reales.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin