Claves para la logística fluvial y marítima

Tres obras de investigación estuvieron presentes en la reciente Feria del Libro de Buenos Aires. En ellas proponen una vuelta a la vía navegable con profundidades naturales del río Paraná Guazú para la salida de las exportaciones argentinas.

La propuesta es volver a un sistema troncal de navegación que respete los caudales naturales y haga mínima la intervención con tareas de dragado.

Con la presentación realizada el pasado 9 de mayo en la sala Victoria Ocampo, una de las más grandes de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, se produjo un hecho inédito. Por primera vez en su historia, el valioso sector de la logística fluvial y marítima tuvo su espacio en lo que se considera como el evento cultural más importante de Latinoamérica.

Esta historia comenzó con una pregunta: ¿Por qué en el año 1903 el gobierno bonaerense había mandado a abrir a pico y pala un canal artificial de casi 16 kilómetros de largo y 60 metros de ancho para unir el polo productivo de Zárate y Campana con el río Paraná Guazú?

Desde ese interrogante comenzó a investigar el escritor Agustín Barletti, hasta desentrañar una nueva propuesta de vía navegable que puede tener un positivo impacto para el comercio exterior y la logística de Argentina.

Por sus pesquisas, Barletti comprendió que el fin de ese canal era vincular el ya poderoso eje industrial de Zárate y Campana, situado sobre el Paraná de las Palmas (actual Canal Emilio Mitre), con lo que por entonces era la principal vía de navegación que corría por el río Paraná Guazú.

Todo esto se explica, en la obra “Canal Irigoyen, hacia una nueva vía navegable”, el último de una serie de tres libros, donde se propone una opción diferente a la actual para la salida de la producción argentina al mundo. Los libros se basan en un sólido trabajo de investigación, y abarcan temáticas como historia, geopolítica, infraestructura logística, ingeniería y medio ambiente.

Forman parte de esta trilogía los anteriores libros “La hora del canal Magdalena” y “Canal Buenos Aires, el eslabón perdido”, también escritos por Barletti.

“La propuesta de estos tres libros es volver a un sistema troncal de navegación que respete los caudales naturales y haga mínima la intervención con tareas de dragado. El mismo pasa por el Paraná Guazú Talavera, Canal Buenos Aires, Río de la Plata y Canal Magdalena, junto a la ampliación en ancho de solera y la profundización del Canal Coronel Martín Irigoyen a efectos de potenciar el polo de Zárate y Campana”, destacó el autor.

Dentro de esta estructura, el Canal Magdalena y su posibilidad de vincular a los puertos fluviales con los marítimos, se presenta como una enorme posibilidad para Bahía Blanca.

Asistieron a la presentación entre otros, el titular de la Administración General de Puertos (AGP) José Beni, hoy a cargo del mantenimiento de la Vía de Navegación Troncal del Paraná.

También concurrieron referentes de la “Coordinadora por la Soberana del Río Paraná y el Canal Magdalena” encabezados por el ex subsecretario de Puertos y Vías Navegables Horacio Tettamanti.

simismo, fueron de la partida importantes referentes gremiales y empresarios de los sectores, puertos, vías navegables, dragado y balizamiento e industria naval.

Al terminar su disertación, el autor firmó ejemplares de sus obras a los asistentes. Pero no tuvo mucho tiempo para hacerlo, porque debió trasladarse al stand que la editorial De los Cuatro Vientos tiene en la Feria del Libro para firmar ejemplares de otra de sus obras, “Malvinas entre brazadas y memorias”.
Al día siguiente, Barletti tuvo nuevamente sala llena, cuando presentó su novela histórica “Salteadores Nocturnos” sobre la vida del Presidente Arturo Umberto Illia.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password