Dólar 40 – Confianza 0

El Gobierno acaba de vivir la peor semana de su gestión, aun por sobre aquella de mayo pasado la cual terminó con la salida del entonces presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, la que hasta hoy es la única cabeza que rodó en el medio de tanta mala praxis. Y esa mala praxis, la falta de un programa claro en lo económico y financiero y la subestimación de los problemas que se profundizan con el tiempo, hacen eco en la corrida cambiaria que venimos viviendo desde el 23 de abril pasado cuando el dólar estuvo por última vez por los $20.
Y el fusible que hizo saltar todo, esta semana, fue la pésima puesta en escena del presidente Mauricio Macri, que previo a la apertura del mercado el último miércoles, salió a realizar un anuncio muy flojo sin tener previamente el aval del Fondo Monetario Internacional, sin ningún tipo de explicación técnica algo que los mercados mínimamente requieren, y con un mensaje más apoyado en la fe y la esperanza que en hechos concretos y planificados. Fue más un manotazo de ahogado que un mensaje claro y contundente como la situación hoy pide a gritos.
Ahora bien, es cierto que hay varios factores de incertidumbre coyuntural que explican la corrida que venimos viviendo. Desde lo externo: la suba de tasas de la Reserva Federal de Estados Unidos, las crisis de Turquía y Brasil y el “flight to quality” de los activos que se van de los emergentes hacia el país gobernado por Donald Trump.
Desde lo político: la imagen del Gobierno, el futuro presidente, el presupuesto 2019 y los posibles cambios en el gabinete.
En lo económico: la recesión, el ajuste fiscal, el programa económico/financiero y el equipo que lo comandara.
Desde lo financiero: el riesgo país, la falta de dólares, las necesidades de financiamiento, y el cierre de los mercados. Y desde lo monetario: la inflación y sus metas, el nivel de tasas, el desarme de Lebacs y la política monetaria.   
Es cierto que el dólar a 40 de hoy está muy sobre reaccionado y se explica básicamente por una falta de confianza que poco tiene que ver con los desequilibrios macro que nuestro país ya trae a cuestas hace demasiados años. En un contexto así se pierde total referencia de precios, se opera con una banda entre compra y venta muy amplia, la oferta de dólares desaparece porque espera que siga subiendo y la demanda se recalienta porque teme una mayor suba. Así es como el precio del dólar sube descontroladamente, retroalimentado por la huida del peso (caída de la demanda de dinero) y su valor en $40 en un contexto así puede también ser $50 o $60, pero no por ello ser su verdadero valor. Sin embargo, no podemos insistir en que nuestra crisis sea producto únicamente de lo externo, ya que ningún país emergente tiene hoy esta suba del dólar o del riesgo país y semejante pérdida de reservas. Y sobre todo, ninguno de ellos terminó en el FMI.
Ahora bien, el Gobierno no tiene tiempo, pero si tres caminos para restablecer la confianza y ellos son: Anunciar medidas de fondo en la programación económica. Todo lo que se anuncie se lo debe hacer sostenido tanto en información precisa como mediante mensajes contundentes. Y cambios de nombres, sobre todo ahí donde los responsables de elaborar medidas y realizar los anuncios concretos, no logran la confianza esperada. En este último punto, es claro el agotamiento que ha alcanzado hace tiempo a todo el equipo de Marcos Peña con Mario Quintana y Gustavo Lopetegui que mucho mal le ha hecho al gobierno sobre todo desde el 28 de diciembre pasado cuando decidió entrometerse en el BCRA con las claras consecuencias en la economía y por las que nunca nadie pagó, excepto Sturzenegger quien en definitiva fue víctima de un asalto a su organismo. Por otro lado, el ministro de hacienda Nicolás Dujovne también luce muy debilitado y la presencia de un ministro fuerte en un momento como este es clave. No sorprendería que las próximas medidas incluyan movimientos en estas áreas.
En fin, veremos si lo que nos espera por delante es la primavera o seguiremos en el crudo invierno argento. 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password