El FMI sugiere a Ecuador profundizar reformas para bajar el déficit y la prima de riesgo

Compartí esta noticia !

El Fondo Monetario Internacional (FMI) concluyó este lunes que Ecuador debe profundizar sus reformas económicas para garantizar su sostenibilidad fiscal y mejorar su acceso a los mercados de deuda, en un momento en el que el país andino prevé cerrar 2023 con un déficit del 5 % y una prima de riesgo que ronda los 2.000 puntos.

En un comunicado tras hacer la evaluación a posteriori del programa crediticio de 6.500 millones de dólares implementado con Ecuador entre septiembre de 2020 y diciembre de 2022, el FMI consideró que esta financiación permitió al país restaurar la estabilidad macroeconómica tras la recesión producto del covid-19.

El Directorio Ejecutivo del FMI analiza la evaluación ex post del acceso excepcional de Ecuador en el marco del Servicio Ampliado del FMI de 2020

El Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) se reunió el 29 de noviembre para analizar la evaluación ex post (EEP) del acceso excepcional de Ecuador en el marco del Servicio Ampliado del FMI (SAF) de 2020.

El acuerdo en el marco del SAF de 2020 aprobado por el Directorio Ejecutivo el 30 de septiembre de 2020 (Comunicado de prensa No. 20/302) se sumó al apoyo de emergencia que el FMI brindó a Ecuador en mayo de 2020 y al anterior SAF aprobado por el Directorio Ejecutivo del FMI en marzo de 2019 y que fue cancelado en mayo de 2020. El monto total de los acuerdos implicaba acceso excepcional a los recursos del FMI, lo cual por consiguiente dio lugar a una EEP del SAF de 2020. En la EEP se revisan el diseño y los resultados del programa, se examina la aplicación de las políticas del FMI y se evalúan los logros alcanzados en el marco del acuerdo de 27 meses.

En los primeros meses de la pandemia, las autoridades ecuatorianas recurrieron al Instrumento de Financiamiento Rápido (IFR) del FMI para atender necesidades urgentes de balanza de pagos derivadas del brote de COVID-19 y para respaldar las medidas sanitarias y la protección social. Además, llevaron a cabo con buenos resultados un canje de deuda con tenedores de bonos externos. El acuerdo en el marco del SAF de 2020 tenía por objeto apoyar las políticas de Ecuador destinadas a estabilizar la economía y proteger vidas y medios de vida, ampliar la cobertura de los programas de asistencia social, garantizar la sostenibilidad fiscal y de la deuda y afianzar las instituciones internas. El SAF concluyó el 14 de diciembre de 2022.

La EEP llega a la conclusión de que el programa del SAF cumplió su objetivo primordial de restaurar la estabilidad macroeconómica, teniendo como telón de fondo una histórica desaceleración económica. La mayor parte de la condicionalidad del programa llegó a implementarse con el tiempo, pese a ciertas demoras de las reformas fiscales y estructurales. Las autoridades reforzaron los colchones fiscales, aprovechando el nivel más alto de los precios del petróleo. Las reformas fiscales estructurales permitieron una renovación integral del marco fiscal de Ecuador, pero su aplicación eficaz dependerá del desarrollo y la conservación de la capacidad institucional. La aprobación de la reforma del Código Orgánico Monetario y Financiero (COMYF) fue un paso importante para el fortalecimiento de la independencia del banco central y del régimen de dolarización. No obstante, no se ha recobrado el acceso al mercado internacional de deuda debido a la incertidumbre política y a considerables vulnerabilidades fiscales aún existentes, como el fuerte grado en que los ingresos públicos dependen de los volátiles precios del petróleo. El informe asimismo observa que la amplia asistencia técnica proporcionada a las autoridades ha ayudado a reforzar la capacidad en ámbitos que revisten importancia crítica, en especial la contabilidad fiscal. En definitiva, será necesario redoblar los esfuerzos de reforma para garantizar la sostenibilidad fiscal y restablecer el acceso al mercado internacional. Por último, la EEP llega a la conclusión de que se observaron las políticas y los procedimientos del FMI para el financiamiento en el marco del acceso excepcional.

Te puede Interesar  El Banco Central vendió US$23 millones tras 19 jornadas sin ventas

Evaluación del Directorio Ejecutivo[1]

Los directores ejecutivos recibieron favorablemente la evaluación ex post (EEP) del Servicio Ampliado del FMI (SAF) de Ecuador de 2020. Señalaron que el importante financiamiento que recibió Ecuador, con desembolsos más cuantiosos al inicio del programa, fue fundamental para brindar apoyo al país durante la pandemia de COVID-19, estabilizar la economía en medio de una histórica desaceleración económica y solventar crecientes necesidades de financiamiento, sobre todo el gasto en salud y protección social. Los directores también celebraron el hecho de que el programa catalizara financiamiento de otras instituciones financieras internacionales y propiciara una satisfactoria reestructuración de la deuda, lo cual fue crucial para el éxito del programa.

Los directores coincidieron en que la ejecución de las políticas en el marco del SAF se llevó a cabo en términos generales de forma acorde con los objetivos del programa. Aplaudieron la ejecución de la agenda de reformas con el fin de incrementar la resiliencia fiscal y apuntalar las instituciones, y señalaron en particular las enmiendas del código monetario y financiero que contribuyeron a afianzar la independencia del banco central y el régimen de dolarización. No obstante, los directores observaron que persisten vulnerabilidades y que se precisarán más reformas para recobrar el acceso al mercado internacional, algo que permanece difícil de concretar. En este sentido, reconocieron que el programa se implementó en un entorno político fragmentado y destacaron la importancia de considerar las contingencias en el diseño inicial del programa cuando la incertidumbre es elevada, así como de contar con debidas garantías políticas que brinden protección ante la posibilidad de que se reviertan algunas políticas económicas.

Los directores señalaron que el ahorro de los ingresos extraordinarios derivados del nivel más alto de lo previsto del precio del petróleo y la austeridad en el gasto respaldada por el programa le permitieron al país reponer las reservas fiscales y externas. Sin embargo, subrayaron que los ingresos no petroleros siguen siendo relativamente bajos y señalaron que la condicionalidad podía haberse centrado más en la calidad y la composición de la consolidación fiscal. Los directores consideraron que la suspensión de la reforma de los subsidios a los combustibles tras los disturbios sociales y la reformulación de la reforma tributaria durante el programa entorpecieron los esfuerzos de consolidación de las autoridades y permitieron que las vulnerabilidades se prolonguen. En ese contexto, algunos directores señalaron la fuerte concentración de desembolsos al inicio del programa y la acumulación de la condicionalidad en las etapas posteriores, debido a lo cual parte de la consolidación fiscal se prolongó más allá de la duración del programa, y tomaron nota de la evaluación del personal en el sentido de que para ejecutar las reformas quizás habría sido conveniente extender el programa. No obstante, los directores estuvieron en general de acuerdo en que la concentración de los desembolsos en la etapa inicial fue necesaria para que el programa arrojara buenos resultados, y algunos directores respaldaron la opinión de las autoridades de que una extensión no era necesaria en vista de que se lograron los objetivos del programa. También habría sido conveniente una secuenciación más cuidadosa de las reformas y una comunicación más clara sobre las medidas sociales adoptadas para amortiguar el impacto de la reforma del subsidio a los combustibles.

Te puede Interesar  Brasil: comisión parlamentaria entregó informe final sobre intento de golpe de enero

Los directores consideraron positivo el hallazgo de la EEP de que la política de acceso excepcional haya sido aplicada conforme a las prácticas del FMI. No obstante, coincidieron en que, si bien Ecuador cumplía claramente los criterios de acceso excepcional al inicio del programa, la evaluación de ciertos criterios , en particular los relativos al acceso al mercado internacional y la capacidad de implementación, se tornó cada vez más difícil conforme avanzaba el programa. En este sentido, señalaron que las conclusiones de la EEP deberían aportar información muy útil para la futura implementación del marco de acceso excepcional, y aguardan con interés los resultados de la evaluación que está llevando a cabo la Oficina de Evaluación Independiente (OEI).

Los directores indicaron que este programa es un buen ejemplo de una integración eficaz del fortalecimiento de las capacidades y el diseño del programa, y alentaron a que prosiga la colaboración entre las autoridades y el FMI.


[1] Al concluir las deliberaciones, la Directora Gerente, como Presidenta del Directorio, resume las opiniones de los Directores Ejecutivos, y el resumen se comunica a las autoridades del país. En el siguiente enlace consta una explicación de las expresiones utilizadas en las exposiciones sumarias: https://www.imf.org/external/spanish/np/sec/misc/qualifierss.htm.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin