El proyecto de ley de stablecoin de EE.UU. frenaría Tether: ¿qué criptoempresas se verán favorecidas?

Compartí esta noticia !

La feroz subida del Bitcoin inspiró la búsqueda de cómo invertir en él más allá de comprar el ETF y mantenerlo.

Las senadoras Cynthia Lummis (republicana de Wyoming) y Kirsten Gillibrand (demócrata de Nueva York) introdujeron la Ley de Pago con Stablecoin de 2024 el 17 de abril. Gillibrand la calificó de “legislación bipartidista histórica que crea un marco regulador claro para las stablecoins de pago que protegerá a los consumidores, permitirá la innovación y promoverá el dominio del dólar estadounidense al tiempo que preserva el sistema bancario dual”.

La ley propuesta aportaría supervisión y transparencia a la industria de las stablecoins, valorada en 150.000 millones de dólares, y podría ser la primera legislación importante sobre criptomonedas promulgada en Estados Unidos. También haría más fácil para los bancos estatales y federales regulados asumir la custodia de los activos digitales en nombre de los clientes.

El proyecto de ley permitiría que las stablecoins -fichas destinadas a mantener un valor estable, normalmente 1 dólar- fueran emitidas por empresas fiduciarias no depositarias (no bancos) cuando el valor nominal de todas sus fichas fuera inferior a 10.000 millones de dólares. Un emisor mayor tendría que ser “una institución depositaria autorizada como emisor nacional de stablecoin de pago”, según el texto. 

Empresas como Circle (emisor de 33.000 millones de USDC) o Paxos (135 millones de PAXD), tendrían dos opciones para poder seguir emitiendo stablecoins si este proyecto se convirtiera en ley: o bien una vía estatal no bancaria o bien como institución depositaria a nivel federal o estatal que se convierta en proveedor nacional de stablecoins de pago. Se prohíbe cualquier otra forma de emisión de stablecoins, incluidas las stablecoins de pago algorítmicas como TerraUSD, que colapsó en 2022 y destruyó 50.000 millones de dólares en valor.

El proyecto de ley también tiene una “cláusula extraterritorial”, lo que significa que estas leyes se aplican fuera de EE.UU. a empresas como Tether, el controvertido líder de la industria de las stablecoin cuyo token vale actualmente unos 110.000 millones de dólares.

Una sección hacia el final sobre el tratamiento contable de los activos en custodia anularía de hecho las implicaciones del Boletín de Contabilidad del Personal (SAB 121) de la Comisión de Bolsa y Valores que exige que el cripto mantenido en custodia sea un activo en el balance del banco. El SAB 121 fue criticado en todo el sector desde su introducción en marzo de 2022. Requiere que los bancos mantengan efectivo en reserva por el valor total de sus tenencias de activos digitales, lo que puede resultar muy caro.

En los últimos años hubo múltiples intentos de aprobar proyectos de ley sobre criptomonedas, algunos centrados en establecer normas para las stablecoins y otros que tratan de delimitar cuándo un activo digital es un valor frente a una mercancía para determinar qué regulador tiene la primacía: la SEC o la Comisión de Comercio de Futuros de Materias Primas (CFTC).

Dos proyectos de ley de este tipo salieron del Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes el año pasado, pero el Senado no subió ninguno debido a la falta de entusiasmo del presidente del Comité Bancario del Senado, Sherrod Brown (demócrata de Ohio). Sin embargo, en una reciente entrevista a Bloomberg, Brown sugirió que podría estar abierto a una legislación sobre stablecoin por primera vez.

Te puede Interesar  Zona Norte del Campeonato 2019 de la Liga Nacional de Robótica se realiza en Misiones

Estadística clave

A fecha de 18 de abril, el valor total de mercado de las stablecoins era de 158.200 millones de dólares. Las stablecoins respaldadas por dólares, como Tether y Circle, lideran el pelotón con una cuota del 90% del mercado, mientras que las stablecoins algorítmicas y las recién llegadas como Ethena (2.360 millones de dólares) representan una porción menor, en torno al 3%.

Este proyecto de ley tiene muchas más posibilidades de convertirse en ley que sus predecesores, incluida la Ley de Claridad para las Monedas Estables de Pago de 2023, aprobada por el comité de la Cámara el verano pasado. Aparte del desinterés de Brown, un problema clave de esa legislación era la falta de claridad sobre si los reguladores estatales, como el Departamento de Servicios Financieros de Nueva York (NYDFS) -que emitió su propia guía sobre stablecoin- o la Reserva Federal tendrían la primacía de supervisión. 

Estados Unidos cuenta con un sistema bancario de dos niveles para dar servicio a su amplio y diverso sector de servicios financieros. En particular, en el lado demócrata del pasillo se temía que una franja de emisores potenciales acudiera a un estado con regulaciones laxas en caso de que no hubiera un piso federal para proteger a los consumidores. Gillibrand y Lummis intentaron encontrar un equilibrio con este proyecto de ley creando un umbral de 10.000 millones de dólares, por encima del cual los emisores tendrían que registrarse en la Reserva Federal.

Además, múltiples fuentes que hablaron bajo condición de anonimato confirmaron que este proyecto de ley es el resultado de meses de negociaciones con la Casa Blanca, el Departamento del Tesoro, la Reserva Federal, el NYDFS y la División de Banca de Wyoming, el estado natal de Lummis, favorable a las criptomonedas.

Tether, domiciliada en las Islas Vírgenes Británicas, sería un caso especialmente interesante en lo que respecta al registro porque sus tokens circulan ampliamente entre los inversores e intercambios estadounidenses, pero la propia empresa afirma que no presta servicios a clientes estadounidenses porque no hace emisiones directas a esas empresas. El Tesoro solicitó autoridad al Congreso para ir tras emisores como Tether debido a la preocupación de que los delincuentes estén utilizando tokens respaldados por dólares para ocultar sus transacciones, y es difícil predecir cómo afectaría esta legislación a su capacidad para operar.

También se convertirá en ilegal que los desarrolladores emitan stablecoins algorítmicas. Estos tokens se basan en otros mecanismos, como las estrategias de negociación arriesgadas, para mantener la vinculación del precio del dólar para sus tokens en lugar de poner el efectivo y los tesoros a corto plazo en una cámara acorazada. El mercado algorítmico es mucho más pequeño de lo que solía ser, pero un activo a tener en cuenta es USDe, que se lanzó en febrero y ahora vale 2.300 millones de dólares. 

Te puede Interesar  Accesos bancarios deficientes ante fraudes impulsados por IA

Ethena (ENA), la empresa que está detrás de este proyecto, utiliza una estrategia de llamadas cubiertas en los mercados de criptomonedas para proteger la paridad del dólar. Este arreglo creó temores de otro colapso de TerraUSD. Otro token a vigilar es Dai (DAI), con una capitalización de mercado de 5.800 millones de dólares que se basa en que los particulares sobrecolateralicen posiciones de deuda con cripto para tomar prestado el activo respaldado por el dólar.

Es importante no subestimar el impacto de la eliminación del SAB 121, que eliminaría una cantidad significativa de burocracia. Los bancos se sienten cada vez más cómodos con los activos digitales. Muchos, como JPMorgan y Goldman Sachs, ofrecen a sus clientes exposición a esta clase de activos y están autorizados a comprar y vender Bitcoin a los nuevos fondos cotizados en bolsa basándose en el precio al contado del activo. Grandes depositarios como State Street y BNY Mellon quieren crear negocios de custodia a medida.

Puntos de decisión

Dado que este proyecto de ley procede del Senado, el papel que desempeñe en las negociaciones el presidente Patrick McHenry (republicano de Carolina del Norte) del Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes será fundamental, puesto que ya tiene su versión de un proyecto de ley sobre stablecoin que alcanzó el pleno de la cámara. Si McHenry señala un respaldo público o un compromiso sobre el proyecto de ley Lummis-Gillibrand en el Senado, la regulación del stablecoin tiene muchas posibilidades de convertirse en ley. En el Senado, el presidente Brown del Comité Bancario decidirá si este proyecto de ley pasa al pleno.

En cuanto a las carteras de inversión, tené cuidado antes de comprar y mantener grandes cantidades de stablecoins algorítmicas como USDe. Lo mismo podría ocurrir con los tokens de gobernanza que sustentan estas redes, como el de Ethena. El token (que no debe confundirse con el propio USDe) se regaló a los usuarios a principios de abril y ya se disparó hasta los 1,00 dólares desde los 64 centavos. Otros tokens a tener en cuenta son MKR (MakerDAO), que respalda la stablecoin Dai, y AAVE (Aave), una plataforma de préstamos descentralizada que también está empezando a emitir stablecoins.

En cuanto a las acciones, la criptobolsa Coinbase (COIN) y Circle podrían ser grandes ganadoras de esta legislación. Coinbase salió a bolsa en abril de 2021, y sus acciones subieron un 274% en los últimos 12 meses a medida que el mercado de criptomonedas se recuperaba. Circle presentó un S-1 confidencial ante la SEC para salir a bolsa en el futuro. Las dos empresas son los emisores conjuntos de USDC, y se reparten los ingresos de la inversión de sus 33.000 millones de dólares de garantía al 50%. Si Tether pierde cuota de mercado con esta legislación, lo que no es una conclusión previsible, estas empresas se beneficiarían primero.

Con información de Forbes US

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin