Gorostiaga: “Se ve cierta reactivación, pero el mercado inmobiliario estuvo muy parado”

Víctor Gorostiaga es uno de los empresarios misioneros que le cambia el perfil a la ciudad de Posadas con sus obras. Su edificio más emblemático es una marca registrada del tramo más popular de la Costanera y algunos dicen que le da un perfil con un “aire” del Mediterráneo.

Ahora está con dos proyectos que también serán una referencia en la ciudad capital. El Faro, ubicado entre las calles Ivanovsky y Alberdi. Y La Casona, en pleno microcentro, que conserva la fachada de una vieja casa del siglo donde estaba emplazado el Hotel Ideal.

Como parte del sector más castigado por la recesión y el parate en la obra pública -también trabaja en este rubro-, Gorostiaga recibió a Economis en su despacho del emblemático edificio, para referirse a “una leve” reactivación que se está empezando a ver en las ventas de departamentos nuevos.

Cae la tarde y desde su oficina de enormes ventanales, uno parece estar casi sobre el agua del majestuoso Paraná que va cambiando de colores a medida que el sol se esconde.

Como integrante de la Cámara de la Construcción (filial Misiones), Gorostiaga destacó los intentos que hay para reactivar el crédito.

“Estuvimos hace poco con gente del Banco Nación y nos informaron sobre una nueva línea de crédito para las pymes de la construcción, antes no financiaban la obra en el pozo y ahora el  Banco Nación va a financiar a la empresa y también va a dar crédito para que le compren a la empresa los departamentos”, señaló.

“Es decir, van a financiar la oferta y la demanda, está muy interesante. Proyectos de dos o un dormitorio, con plazos de 36 meses para las constructoras, contra certificado de obra. Ahora esperemos que la implementación sea rápida”, aventuró.

¿Cómo está la actividad de la obra privada? Descríbame qué pasó en el último año y medio.

Fueron tiempos malos. Nosotros estamos construyendo, con dos proyectos a la vez, “El Faro” y “La Casona”, donde conservamos la fachada original del edificio. Durante dos años prácticamente no vendimos nada, no tocamos los precios y teníamos excelente financiación, pero recién ahora desde junio vemos una pequeña reactivación. Esperanzadora, porque estamos con las obras en un 60% de avance y recién ahora la gente llama por teléfono, se acerca, pregunta. También lo que sentimos es la presión tributaria, realmente se nos hace muy difícil, para el funcionamiento de una empresa, estar al día y pagar los impuestos cuando no hay tantas ventas es asfixiante.

¿No se capitalizó el blanqueo de capitales en más operaciones inmobiliarias?

No lo sentimos, pensábamos que algo se podía mover pero no sentimos nada. Por ahí en Buenos Aires y en Capital se sintió, pero acá en la provincia no sentimos ningún impacto.

¿A qué atribuye el parate en el mercado inmobiliario?

Creo que era mucha incertidumbre de la gente, nos pasamos un año y medio o casi dos años. Porque entre el final del gobierno de Cristina (Kirchner) que ya no se estaba vendiendo y el cambio de Gobierno, que el Gobierno no arrancaba y nadie tomaba decisiones. Ahora hay un panorama más claro, no sé si será muy alentador, pero hay menos incertidumbre.

¿No hay también una sobreoferta de unidades? Se terminaron muchos edificios en Posadas en los últimos tiempos.

Quizás, pero no en nuestro producto o segmento, pero en otros segmentos por ahí hay mucha oferta. Tenemos cosas más grandes, terrenos que son más caros, nuestro producto es más exclusivo. Pero además no se empezaron obras nuevas, lo que se está terminado es lo que se empezó hace dos años, yo no vi cosas nuevas al menos en grandes proyectos.

¿Qué pasa con el crédito hipotecario?

Lo vemos con mucho interés, es incipiente, aún no tenemos operaciones con este financiamiento, pero le veo futuro. El Procrear está funcionando, es una herramienta importante, la gente ahí compra el terreno, construye. Pero no es para la propiedad horizontal que es lo nuestro. El hipotecario por ahora funciona para las cosas terminadas, querés comprar un departamento terminado. Pero no todavía para lo que se está construyendo. Porque el cliente quiere dejar de pagar el alquiler y empezar a pagar la cuota. No puede pagar la cuota de un pozo, esperar a que le entreguen el departamento y seguir pagando el alquiler mientras tanto.

¿Cómo son las condiciones para quien quiere comprar un departamento en alguno de los dos edificios que están construyendo?

Estamos ofreciendo pagarlo en entre 36 y 42 meses. Uno está entrando a una obra con el 60 por ciento realizado, seguís pagando y antes vas a entrar al departamento, nos queda un año y medio de obra y financiamos a 3 y medio. En un caso (El Faro) hablamos de semipisos de 250 metros cuadrados y La Casona es un producto más chico, dos dormitorios y un dormitorio. El Faro tiene tres dormitorios en suite, un living comedor muy grande, cocina, habitación de servicio y 250 metros cuadrados propios.

¿Y cómo está la obra pública?

Misiones mantuvo las obras que ya tenía en curso (antes de la llegada del nuevo Gobierno), se paró todo por octubre del 2015, hubo un parate y después arrancó. No hubo obras nuevas pero si se siguieron con las obras viejas. También hubo una transición con el cambio de gobierno que demoró un año en acomodar los pagos porque venía gente de Buenos Aires a supervisar que obra había y cuál no, antes de soltar los pagos. En Misiones vieron que las cosas estaban ordenadas.

¿En Misiones se hicieron las obras públicas con orden?

Sí, con mucho orden, de hecho había planes de vivienda que en el ámbito nacional no los iban a continuar y acá se están continuando.

Pero el Gobierno nacional hasta ahora no adjudicó obras nuevas a la provincia.

No, todavía no, y están diciendo que van a salir licitaciones en este Plan Belgrano, pero todavía no hay nada. Es inexistente.

¿A qué lo atribuyen y qué dicen los empresarios de la construcción misioneros?

Los colegas atribuyen a este reordenamiento de la obra, hay cambios que quiere hacer el Gobierno que no están mal pero cuesta implementarlos, en algún momento se habló de que se desaparezcan los institutos de vivienda, y que los fondos iban a ir directamente a las empresas. Esas noticias hacen que se atrasen todos los proyectos. Ahora dicen que no van a financiar más viviendas, sino lotes con servicios.

¿Misiones no está siendo discriminada en la adjudicación de obra pública?

Yo creo que la reactivación es fundamentalmente de la provincia de Buenos Aires, no creo que nuestras provincias vecinas tengan más que nosotros, me refiero a Corrientes o Chaco.

¿Qué proyectos puede hacer Misiones que puedan reactivar el sector y la economía?

Rutas, muchos servicios, que haya agua, luz, caminos, parte de infraestructura, escuelas. Las escuelas, comisarías y lo que llamamos infraestructura funcionaba con rentas y recursos de Misiones. Ahora al complicarse un poco el panorama, se dejó de financiar y Nación no financia, para mi ponen muy poca plata.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password