Las Paso en clave económica

Misiones llega a las elecciones primarias de este domingo con una economía sólida e indicadores de crecimiento que son sensiblemente mejores que los de la región y el promedio país. Los indicadores económicos permiten a la provincia codearse con las “grandes” y ser líder en el Norte Grande. 

Los indicadores sanitarios muestran que Misiones es una de las provincias con menor cantidad de contagios, cerca de llegar al millón de dosis aplicadas contra el coronavirus y más de la mitad de los vacunados con las dos dosis. El avance de la vacunación tuvo una consecuencia inmediata: por primera vez desde noviembre del año pasado, se pasó una noche sin nuevos ingresos de pacientes a la sala de terapia intensiva del Madariaga, hospital de referencia en toda la región. Al cierre de esta columna había solo 16 personas internadas en la provincia y se registraron solo 28 nuevos contagios.  

La rápida reacción ante el impacto de la pandemia sirvió para que la economía de Misiones no sufra la parálisis que afectó al país y al mismo tiempo, comience un acelerado proceso de recuperación de una recesión que se había iniciado a mediados de 2018, en el epílogo del gobierno de Mauricio Macri y que fue profundizada por el coronavirus, que llegó apenas Alberto Fernández se sentó en el sillón de Rivadavia.

El cierre de las fronteras permitió comprobar que las demandas de Misiones a la Nación, hasta ahora incumplidas por todos los gobiernos, tienen base sólida. 

Se frenó el drenaje de miles de millones de pesos que se iban a Encarnación o atraídos por la agresiva política fronteriza que impone Jair Bolsonaro y las lojas free que crecen como hongos en las ciudades espejo. 

Hoy Misiones es líder en el crecimiento de ventas de supermercados, con un acumulado de 12,3 por ciento en lo que va del año. 

Ese consumo se traduce en un crecimiento inédito de la recaudación propia, con un acumulado del 103 por ciento, peleando el primer lugar en la Argentina y lejos la más alta de la región. 

La construcción se ha recuperado del derrumbe iniciado a mediados de 2018 y aunque no ha llegado a su techo de octubre de 2015, con 14.103 obreros registrados, está lejos del piso tocado en mayo de 2020, con apenas 5.071 trabajadores. Ahora, según los últimos datos oficiales, el crecimiento es de 10,9 por ciento en el primer trimestre del año.

Según los datos del Observatorio para el Desarrollo de Misiones que lidera el economista Darío Díaz, en el primer trimestre del año se crearon diez mil puestos de trabajo y el desempleo bajó de 8,2 a 4,9 por ciento

Las tasas de empleo y de actividad están por encima de toda la región pese a que, signo de los tiempos, aumentó sensiblemente la sobreocupación. La inflación hace estragos en los ingresos y cada vez son más quienes necesitan trabajar más, mal que afecta especialmente a los más jóvenes y los cuentapropistas. 

Pero en paralelo, se crean puestos de trabajo. Los servicios financieros e inmobiliarios, muestran un aumento de casi 5 mil puestos, mientras que en los servicios sociales y de salud la fuerza laboral se incrementó en 4.476 puestos. 

En los hoteles y restaurantes de Posadas, en plena pandemia, hay 397 puestos más que en 2020 (1020 en total) y el Comercio tenía al cierre del primer trimestre, mil puestos más respecto a 2020. Ahora hay 16.367 trabajadores en el rubro comercial. 

La industria manufacturera sumó 2299 y hoy suma más de diez mil puestos de trabajo. 

La industria también se ha transformado. Las exportaciones misioneras crecieron 4,7 por ciento en el primer semestre y Misiones es líder regional en ventas al exterior de manufacturas de origen agropecuario. Mientras en la región se exporta materia prima, Misiones exporta industria.

Misiones es hoy la provincia con el séptimo mayor volumen en dólares de exportación de todo el país, y es la de mayor volumen en todo el Norte Grande. Este dato cobra relevancia dado el alto valor agregado.

Con las MOA, Misiones es líder absoluto de la región con un total de USD 120 millones exportados, cifra que es mayor a la suma de las otras provincias del NEA en su conjunto.

De ese modo, participa del 62,1% del total de las ventas al exterior de la región en este punto. ¿Las claves? Los complejos yerba mate y té, que representan algo más del 35% de las exportaciones misioneras.

A su vez, en lo relativo a las Manufacturas de Origen Industrial, Misiones es también el líder absoluto de la región, con un total de USD64 millones exportados, concentrando el 73,3% del total de las ventas al exterior de la región del NEA. 

En este punto, la foresto industria es uno de los motores principales de actividad.

También llegaron inversiones millonarias, como las de Arcor en Papel Misionero -20 millones de dólares- y otras del sector forestoindustrial que contrastan con el escenario regional. 

Esa realidad se pone en juego este domingo. Las fronteras cerradas en algún momento volverán a abrir y hasta ahora la Nación no parece entender las urgencias de Misiones y los dramas estructurales siguen latentes. 

Así como Cambiemos ninguneó la reglamentación del artículo 10 de la ley Pymes, Alberto Fernández vetó la creación de la Zona Aduanera Especial, que fue puntillosamente diseñada por el Gobierno y legisladores misioneros y que había superado el filtro del Congreso. 

El Presidente que se ofreció como el más federal de los porteños y firmó el compromiso de Rosario que incluía el decálogo de demandas misioneras, gobierna con la misma lógica de sus antecesores, dominada por las disputas porteño céntricas que hacen ruido en las pantallas de televisión. A más de mil kilómetros de distancia, las urgencias y las demandas locales son dificultosamente comprendidas en toda su dimensión. 

La apertura del puente Tancredo Neves, planteada por el gobernador Oscar Herrera Ahuad al mismo Presidente y con el compromiso del ministro de Turismo, Matías Lammens, de agilizar el acuerdo lo antes posible, se encontró con un nuevo portazo que sepultó las expectativas de reactivación del empresariado de la ciudad de las Cataratas. 

La misma desazón que se sintió después de la visita de Macri a la misma ciudad, promediando su mandato, cuando admitió no saber de qué se le hablaba cuando le preguntaron por la reglamentación del artículo 10 de la ley Pymes. En el sector empresario hay una inédita “militancia” en defensa del escenario conquistado en Misiones. La economía del conocimiento seduce cada vez más a los directivos de empresas tradicionales, que encuentran allí una ventana para meterse de lleno en el Siglo XXI. Pero los esfuerzos propios deben ser acompañados por infraestructura que compense años de estar relegados, como la autovía, las cloacas en los municipios o el dragado del río, para utilizar el verdadero potencial del Paraná y no seguir condenados a la nostalgia de las jangadas. 

Por eso las demandas misioneras se mantienen más vigentes que nunca. Pero llamativamente en la campaña fueron tema de agenda únicamente para la Renovación. Apenas conocida su candidatura, Claudia Gauto sentenció que “reflotar la Zona Aduanera es lo central”. El médico e intendente, Carlos Fernández sumó la innumerable cantidad de obras que hacen falta en los municipios y que requieren de financiación nacional. “Ningún diputado de la oposición levantó el teléfono para preguntar qué necesitaba Misiones”, disparó el gobernador Oscar Herrera Ahuad. 

Es que los espacios de la oposición se mantuvieron enfrascados en la grieta insalvable entre el Frente de Todos y Cambiemos. Pero tiene lógica que no hablen demasiado de los temas propios de la provincia. El presente y el pasado en la gestión no permiten obviar que las respuestas no llegan, independientemente de la ideología. El federalismo enunciado. ¿Cómo prometer lo que no se hizo antes y se desatiende con desdén ahora mismo?

Los candidatos de la oposición tienen la expectativa puesta en salvar la ropa en la interna y le hablan a sus votantes cautivos, en una batalla por ser el más representativo del kirchnerismo o del macrismo.  

En Cambiemos la interna fue feroz. Cada uno por su lado y desconocimientos. Se juega mucho más que una banca. Se piensa en 2023 y cada uno atiende su juego. Martin Goerling está encolumnado detrás de Patricia Bullrich, el radicalismo de Horacio Rodriguez Larreta, que arma su propio partido para desafiar a internas al mismo Macri o a la ex ministra de la Alianza y de Cambiemos. Los hermanos Schiavoni, en el rol de “padrinos” políticos también juegan su futuro como adláteres de lo que se defina. Por eso no sorprendió que a horas de las elecciones, el diputado nacional Alfredo Schiavoni anticipara que respalda una iniciativa para eliminar la indemnización por despidos para que sea el propio trabajador el que se pague su seguro de desempleo. Un tema que nada tiene que ver con los problemas locales, pero que busca captar el voto duro del macrismo que está siendo seducido por los gritos libertarios que amenazan con robarle votos al PRO en Buenos Aires. Apenas en el Frente de Todos se destaca el abogado Isaac Lenguaza, con banderas un poco más vinculadas a las raíces del Partido Agrario, desplazado por el avance k. Del otro lado, el académico Javier Gortari, único candidato oficial, cerró su campaña embanderado con el cotillón kirchnerista, de la mano de la diputada nacional Cristina Britez. Nadie se anima a pronosticar que haya un trabajo en equipo después de este domingo, porque las heridas ya están abiertas. “El domingo manda la gente, no las estructuras”, disparó Isaac Lenguaza, el candidato del partido Agrario que sueña con dar el batacazo interno.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password