Los primeros impactos del mileismo en Misiones

El plan de ajuste de Milei tendrá un fuerte y desigual impacto en las provincias.

Compartí esta noticia !

El plan de ajuste prometido por Javier Milei toma mayor velocidad que la que estimaba. La publicación del DNU con más de trescientos artículos de desregulación, derogaciones y modificaciones de prácticamente todos los aspectos que hacen a la vida económica del país marcan claramente el rumbo que tomará el libertario desde el poder central. Aún con la posibilidad de que el decreto caiga en el Congreso, no hay dudas que se intentará continuar con todos y cada uno de los puntos allí detallados. 

Difícil se hace vislumbrar un horizonte positivo para las provincias en este contexto. A los problemas que ya traía la economía nacional, se suman factores que generan más preguntas que respuestas en relación con la capacidad que podrán tener los distritos subnacionales para encarar sus propios desafíos presupuestarios. 

Nadie duda que era necesario acomodar las cuentas públicas, avanzar hacia reformas que hagan al Estado más eficiente y encontrarle la vuelta de tuerca a muchos problemas de la Argentina, pero los planes del gobierno nacional atentan directamente contra toda posibilidad de progreso en el mediano plazo

El Estado nacional estaba (y está) en una situación de desorden fenomenal que altera naturalmente todos los indicadores de la macro. Pero muchas provincias están en situación de equilibrio y ello necesariamente debe estar contemplado a la hora impulsar medidas. No es lo mismo para todos. Para aquel que cae, hay que ver la manera de levantarlo. Para aquel que crece, hay que ayudarlo a seguir haciéndolo, no al revés. 

En lo que hace a Misiones, la decisión de Milei vía DNU de quitarle al Instituto Nacional de la Yerba Mate la potestad de establecer el precio del producto y de ordenar la cadena de valor, implica desregular la actividad en perjuicio de los productores, algo que ya sabemos cómo podría terminar en base a los antecedentes no tan lejanos de la década de los 90. Se trata de un golpe directo al corazón de la economía misionera. 

Ante las medidas impulsadas por el Gobierno nacional, Misiones no tardó en comenzar a responder. No solo se pusieron en marcha acciones tendientes a cuidar los recursos de los contribuyentes y el presupuesto provincial, en línea con el objetivo de sostener el equilibrio de las cuentas, sino que también la Provincia innovó respecto a la situación de la yerba mate anunciado un proyecto de creación de un instituto provincial de la Yerba Mate, se interpondrá una medida cautelar ante la Justicia Federal y, además, se defenderá la continuidad del Fondo Especial del Tabaco, fundamental también para la producción misionera.

Te puede Interesar  Arrúa reunió a los municipios en la Cruz de Santa Ana buscando potenciar el turismo interno

Esta rápida iniciativa se contrapone con otras provincias que aún no encuentran reacción, principalmente en aquellas donde hubo cambio de signo político de los gobiernos locales. Pero se trata de un elemento fundamental, sobre todo en el caso misionero que trae una significativa continuidad de políticas públicas, para poder, no soportar, sino enfrentar las problemáticas que se vienen. 

Es difícil entender ciertas medidas. Volviendo al caso de la yerba mate, el consumo está en niveles récord, la producción continúa creciendo y su instalación en el mundo se fortalece todavía más, con todo lo que eso implica en materia de exportaciones. No hay razón lógica alguna que explique la necesidad de desregular su actividad. En pos de arreglar lo que no funciona, se está rompiendo lo que sí anda bien. 

Están por verse en el transcurso de los días los impactos de esas acciones, pero ya hay otros puntos donde puede verse el efecto de los ajustes de Milei. Un aspecto que ya está vigente es el prometido por el ministro Luis Caputo respecto al recorte de las transferencias a las provincias. Entre el 1 y el 20 de este mes, llegaron a la Provincia unos $5.800 millones por envíos no automáticos. Pero de este total, $ 5.669 millones llegaron antes de la asunción de Milei. Desde que asumió, el freno fue contundente: solo llegaron $131 millones, de los cuales $119 millones corresponden al financiamiento de la caja previsional provincial, un aspecto hasta hoy garantizado por ley. De los $12 millones restantes, $8 millones corresponden a financiamiento internacional (una línea de la CAF para construcción y equipamiento escolar) y $4 millones de un remanente destinado para la conducción educativa. Para el resto de los programas, nada. Si bien se trata todavía de un período muy chico de análisis (apenas siete días hábiles), la gran pregunta que podría surgir es si será o no una constante. 

Más allá de los cambios de Gobierno, con toda la cuestión burocrática que eso representa, no se pueden pausar los gobiernos ni mucho menos los compromisos asumidos. Si la casi nula ejecución de recursos que se está viendo hasta ahora es temporal, bienvenido, pero que se reactive pronto. 

Te puede Interesar  La actividad económica retrocedió 12,3% interanual en junio y subió 7,4% respecto a mayo

Pero si no es temporal y, por el contrario, es el inicio de una promesa que se transforma en realidad, estamos entonces iniciando un camino muy complicado para el conjunto de las provincias y para Misiones. 

Más allá de las bondades de la economía local, que tiene altísima fortaleza a partir de un plan de Estado llevado adelante en los últimos años que la transformó en una de las provincias de mayor crecimiento en el país (como lo destacamos en la columna publicada la semana pasada) no podemos no advertir los problemas que traerá aparejado las políticas nacionales a implementar. 

De todo lo que hasta ahora conocimos referido a medidas del Estado nacional, no hay una que pueda tomarse como beneficiosa para la(s) provincia(s). Para Misiones, el único hecho a destacar ni siquiera es un avance, sino una continuidad: el no pago de retenciones a exportaciones de yerba y té; pero al mismo tiempo, se ratificó que sí pagarán retenciones las exportaciones de tabaco y de la forestoindustria, siendo un retroceso muy fuerte, principalmente para el sector maderero que tuvo un difícil año en materia de ventas al exterior. 

El encarecimiento de las importaciones pone palos en la rueda a la producción de economías regionales. ¿Qué hay de positivo entonces en todo lo hasta hoy conocido? En términos de contención o de desarrollo regional, absolutamente nada. 

Un último aspecto que grafica la difícil situación para los gobiernos locales está en los recursos prometidos y no otorgados, pero aquí ya no se trata de Milei, sino de Massa y Alberto. A finales de noviembre, el ex ministro de Economía había prometido a los gobernadores el envío de $ 230 mil millones en ATN para garantizar el flujo de fondos para aguinaldos y sueldos, pero lo enviado a las provincias fue la mitad: el día 7 de diciembre, Economía envío $ 128 mil millones por ATN a las provincias. 

Misiones recibió $2.980 millones cuando debió haber captado unos $5.300 millones. En el contexto, no es para nada menor.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin