Peña, el elegido

Escribe Lucas Doroñuk

Compartí esta noticia !

Comienza una nueva presidencia en Paraguay y con ello una etapa de continuidad de la hegemonía del Partido Colorado. Santiago Peña, un economista, técnico y con comentarios disonantes hacia Argentina conducirá los rieles del vecino país.

Peña es el vivo ejemplo de un dominio generalizado de la centro derecha en Paraguay, quien después de la salida escandalosa de Lugo, maneja a diestra y siniestra el poder en el vecino país. El nuevo presidente sigue tras la era criticada de Mario Abdo Benítez, y todo bajo la conducción absoluta de Horacio Cartes. Es fácil dilucidar que podría ser una continuidad del margen político, sin embargo, esto puede no ser lineal.

El contexto en el que asume Peña es distinto al de sus predecesores. El presidente del país guaraní deberá lidiar con la guerra en Ucrania y sus consecuencias económicas, una clara disputa comercial entre China y Estados Unidos, y un Mercosur que parece responder a los objetivos de Lula da Silva. Esto nos lleva rápidamente a una de las precisiones que dio Santiago Peña: Brasil será su principal socio comercial. Esto es claro, el país portugués hablante es el gran monstruo económico y quien dinamiza los mercados. Para Paraguay esto es clave, con un guaraní fuerte, encolumnarse detrás del real poderoso que presenta actualmente Brasil puede ser vitalmente estratégico.

Más allá de eso, ¿Peña aceptará vivir a las espaldas de Lula? Es cierto, el mandatario brasilero es uno de los líderes más importantes del mundo en los últimos 20 años, y Peña recién arranca su incipiente historia al mando de un país con problemas sociales evidentes, aunque allí puede radicar una crítica desde los sectores más derechistas y nacionalistas, en el marco de la obediencia ante un líder de izquierda, que maneja las oficinas del Mercosur. El bloque se encuentra, además, en una encrucijada clave con un posible acuerdo comercial con la Unión Europea y otro con China. Situación clave para Paraguay.

¿Y Argentina que rol cumple en la planificación de Peña? Es difícil entender que pueda ser primordial la relación económica con nuestro país, salvando la histórica relación y condición fronteriza, hoy Brasil es la prioridad para Asunción. Además de esto, el nuevo presidente paraguayo demostró cierto encono con Argentina. Antes de ser presidente aclaró que “… los argentinos no quieren trabajar”. Esto fue duramente criticado. Aunque en su asunción al mando del país de guaraní comparó a la invasión de Rusia a Ucrania con la Guerra de la Triple Alianza, donde nuevamente vemos la participación de Argentina. Fueron varias veces donde Santiago Peña enarboló críticas hacia nuestro país, aunque bien sabe que la situación fronteriza desnuda el evidente déficit del sistema de salud paraguayo, quienes eligen constantemente a nuestro país para poder tratarse, dado los elevados costos en Paraguay y la carente atención, como así también los aparatos a disposición.

Te puede Interesar  La CNV flexibilizó restricciones para la operatoria de bonos y dólares financieros

Otra perspectiva interesante de Santiago Peña es que defenderá la postura independentista y autónoma de Taiwán. Es Paraguay, el único país latinoamericano que reconoce a los taiwanese de cierta manera, algo que, indudablemente, a China no le cae bien. Asimismo, Paraguay es una jugada importante para Pekín y Washington. El tablero geopolítico sudamericano es demasiado cambiante y ante ello, el vecino país parecer ser la ficha fija de Estados Unidos, en términos políticos, pero con mucho flujo económico para China. Además, teniendo la postura de Estados Unidos dentro de Paraguay y con elecciones en Argentina a la vuelta de la esquina que pueden devolver a la derecha al poder, es un guiño que podría ser eficiente para las pretensiones del Tío Sam. Otro tema de agenda internacional es Israel, Peña decidió mudar la embajada a Jerusalén, una decisión simbólica muy fuerte en términos geopolíticos.

Dentro de las fronteras paraguayas se espera la continuidad de un modelo económico que beneficia al sector de frontera. Con una moneda con respaldo, para los paraguayos es negocio comprar en Argentina e inclusive competir con Brasil, pero dentro de su país la situación es tétrica. Se vieron en estaciones de servicios que cierran ante la falta de consumo, como así también locales comerciales varios. Asunción presenta un problema de falta de ofertas de trabajo, en donde la precarización y uberización de la economía es la salida de miles de paraguayos, quienes claramente se encuentra sobrecalificados para los trabajos que adquieren. La salud es absolutamente precaria, como se dijo antes, en comparación con Argentina. La educación es un tema de debate, por lo caro que sale el arancelamiento en universidades claves del país. La seguridad es un tema de agenda, en un país donde la desigualdad social dio espacio a los mercados negros y a la inseguridad a la orden del día. Estos tópicos como punta de lanza, aunque también se puede nombrar la falta del avance de obras públicas, el respaldo a la cultura y la inversión en ciencia.

Te puede Interesar  Prevención de riesgos del trabajo: se llevó a cabo la primera reunión ProNaPre del año

Peña parece ser continuidad con rupturas medias. Esto quiere decir que es parte de un proyecto manejado desde el exilio de Cartes, pero con lo que podría ser una impronta más tecnicista. El manejo de una economía que respete las reglas puestas a rajatabla, es algo que se puede prever de dicha gestión que recién arranca, y con el contexto internacional previamente nombrado, la diversificación de las inversiones es uno de los temas a tratar para Peña. Parece, a priori, más accesible que Mario Abdo Benítez, e inclusive más cercano a los sectores intelectuales. Si Peña busca trabajar codo a codo con Lula, puede nacer un Paraguay dominante, abandonando la postura sumisa a nivel histórico, y pasando a Argentina como el socio comercial clave de Brasil. El empoderamiento de Paraguay está a la vuelta de la esquina, aunque hay que ver si a Peña lo deja crecer su conductor y si Estados Unidos lo permite. Paraguay, un país “empeñado”.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin