Por qué el transporte no es formador de precios

Compartí esta noticia !

En medio de un contexto inflacionario generalizado en el que el autotransporte de cargas acumula un aumento interanual de costos de 160%, consideramos importante reiterar, con datos, por qué el transporte no es formador de precios.

Según la distancia recorrida y el tipo de mercancía transportada, la incidencia del flete en el precio final de un producto es de entre 1 y 4 por ciento.

En los últimos días, los técnicos de FADEEAC actualizaron el comportamiento de las variables para el transporte de tres productos de la canasta básica: aceite, yerba y azúcar.

Esos relevamientos muestran que la incidencia del flete en el precio final del aceite es de 1,48%; en el de la yerba, 1,02%; y en el del azúcar, 1,53%.

“Es fundamental que los ciudadanos conozcan cómo funciona el sistema porque no es correcto trasladar de manera directa el aumento del flete al precio de un producto. Por ejemplo, si el flete aumenta 20%, el precio del kilo de yerba debería pasar de $1.970 a $1.974,80 y no a $2.364 (cifra que resultaría de trasladar el 20% sobre el producto)”, dijo Roberto Guarnieri, Presidente de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC).

A continuación, compartimos el detalle para los tres productos relevados:

Caso 1: Aceite de girasol botellas de 1 litro

El costo para transportar 28 toneladas (28.000 kg) de aceite embotellado para consumo familiar a lo largo de 700 km (desde una planta productora hasta un centro de distribución) es de 339.000 pesos finales.

Tomando en cuenta una botella de aceite cuyo precio al consumidor es de $816, el cargamento total tendrá un valor de 22,85 millones de pesos. Sobre el valor de cada botella ($816), el peso del costo de transporte es de $12,11, lo que equivale al 1,48% del valor final.

Te puede Interesar  Misiones gestiona mega-crédito por u$s 600 millones con banco chino para construir redes de alta tensión

Caso 2: Yerba mate en paquetes de 1 kilo

El costo para transportar 28 toneladas (28.000 kg) de yerba mate de primera marca a lo largo de 1.200 km (desde una planta productora en Misiones hasta un centro de distribución en Buenos Aires) es de 565.000 pesos finales.

Tomando en cuenta que el kilo de yerba mate de primera marca en un supermercado es de $1.970 para el consumidor final, el cargamento total tendrá un valor de 55.160.000 pesos. Sobre el valor de cada kilo ($1.970), el peso del costo de transporte es de $20,18, lo que equivale al 1,02% del valor final.

Caso 3: Azúcar en paquetes de 1 kilo

El costo para transportar 28 toneladas (28.000 kg) de azúcar de primera marca a lo largo de 1.200 km (desde una planta productora en Tucumán hasta un centro de distribución en Buenos Aires) es de 364.000 pesos finales.

Tomando en cuenta que el kilo de azúcar de primera marca en un supermercado es de $850 para el consumidor final, el cargamento total tendrá un valor de 23.789.920 pesos. Sobre el valor de cada kilo ($850), el peso del costo de transporte es de $13, lo que equivale al 1,53% del valor final.

Efecto inflación

Por otra parte, si se comparan los resultados actuales con los obtenidos hace un año (octubre 2022), cuando se realizó el relevamiento anterior, se observa la disparidad entre el aumento de los productos, el de los costos (160% interanual) y las tarifas del transporte.

En octubre de 2022, el litro de aceite costaba $502; en octubre de 2023, $816, lo que significa un 62% de incremento. Hace un año, el flete de 700 km se pagaba $167.600, y ahora, $339.000 o sea, 102% más (si se hubiera aplicado el incremento de costos del sector esa tarifa debería haber sido de $435.760).

En el caso de la yerba, el producto pasó de $795 a $1970 por kilo (147% más), mientras que el flete para recorrer 1.200 km varió de $314.600 a $565.000, lo que se traduce en 79,6% de incremento (si se hubiera aplicado el aumento de costos del sector esa tarifa debería haber sido de $817.960).

Te puede Interesar  Aerolíneas Argentinas anunció un récord histórico en enero

Por último, el kilo de azúcar pasó de $229 a $850 (271%), y el viaje de 1.200 km, de $304.920 a $364.000, lo que representa un aumento de 19,37% (si se hubiera aplicado el incremento de costos del sector esa tarifa debería haber sido de $792.792).

Como se observa, en ninguno de los casos analizados, el aumento en la tarifa del flete llega a equiparar el incremento interanual de los costos del sector.

Este informe se realizó la primera semana de octubre, previo al dato de inflación de septiembre publicado por el INDEC.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin