Santiago Ros: “En la Argentina hubo una fiesta que ya se terminó, hay que hacerle un monumento al FMI”

¿Argentina está mal por la gestión de Macri? ¿Estaría mejor con Cristina Kirchner, según sostienen los kirchneristas? ¿O se trató de un período de abundancia que ya pasó y no volverá, esté quien esté en la Casa Rosada?
Santiago Ros, uno de los funcionarios más importantes de Misiones en la última década y media hizo su aporte a este debate sobre la actualidad y los tiempos que se vienen. “Todos estamos de acuerdo que estamos en una situación difícil y las variables van a ir empeorando. No podemos seguir haciendo lo mismo”, dijo Ros el viernes, en una de las más destacadas exposiciones del III Foro de Pymes de la Construcción que se realizó en la Cámara de Representantes.
Durante ese foro, se trató la difícil situación que atraviesan más de 500 empresas pymes constructoras de la provincia que a fin de año se podrían quedar sin trabajo por la falta de asignación de fondos para viviendas, comisarías, CAPS o escuelas por parte de la Nación, a lo que se agrega el probable recorte en los recursos del próximo Presupuesto nacional por la necesidad de bajar el déficit y cumplir con las metas acordadas con el Fondo Monetario Internacional.
El titular del Instituto Provincial de Desarrollo Habitacional se refirió a los nuevos tiempos y criticó con dureza una situación que llamó a cambiar y es la dispar asignación de recursos que se concentran en Buenos Aires, perjudicando a todo el interior. Citó como ejemplos, los subsidios a servicios como el agua potable, el tren metropolitano, el subte o la distribuidora de energía.
Además aplaudió el hecho de que el acuerdo con el FMI obligue a la Argentina a bajar esos subsidios que beneficiaron, desde hace varios gobiernos, a la “micro región” como llamó a CABA y el Conurbano bonaerense.
“Estoy de acuerdo con el FMI, tenemos que hacerle un monumento al FMI”, señaló refiriéndose a que la tijera a la que impone el pacto con el organismo debería pasar por quitar esos privilegios que tiene la zona más poblada de la Argentina.
Después de su exposición, en un mano a mano con Economis, Ros se explayó un poco más sobre sus dichos y no ahorró cierta autocrítica al reconocer que “se vivió una fiesta en la que algunos tomaron champán y comieron caviar y otros tomamos mate cocido”.
Para Ros, antes había tantos recursos que el interior pudo convivir con esa inequidad. Pero ahora que los recursos escasean y “ya no alcanza la emisión ni el endeudamiento”, entonces hay que salir a reclamar y hay que hacerlo “todos juntos, para tener más fuerza”.
 
Ros llamó a hacer cosas distintas para conseguir respuestas. “No podemos seguir haciendo lo mismo”, explicó.
-¿La provincia y la región están  siendo muy perjudicadas en la asignación de fondos?
-Sí, yo creo que básicamente todo el resto del país que nos está en esa micro región (CABA+Conurbano) ha venido aportando sumas enormes de recursos que superan ampliamente los montos de sus coparticipaciones federales. Para sostener el privilegio que tiene toda esa micro región, que no tiene sentido desde el punto de vista económico. No puede ser que los que no tienen servicios, que sería el peor de los casos, estén subsidiando a quienes tienen un servicio que a su vez está privilegiado con una tarifa o una condición de servicio excelente. Hasta cierto punto es cruel.
-¿Por qué la provincia de Misiones aceptó esa política, con un acompañamiento en el Congreso casi sin fisuras?
-Yo aclaro que este no es un tema de la actual gestión nacional, es un tema que se viene arrastrando desde hace mucho tiempo, históricamente, esa micro región (Buenos Aires) fue subsidiada por el país, lo que estamos viendo ahora son los números reales, ahora tenemos acceso a la información.
-¿Puede ser que antes había tantos recursos que no importaba si un departamento en Palermo pagaba 35 pesos de luz por bimestre?
-Claro, ahí está el problema. Ya quemamos todos los recursos, quemamos los recursos propios, quemamos los recursos que generó el impuesto a la exportación de granos, la emisión ya no da abasto para esto, estamos tomando deuda pública todos los días y tampoco alcanza. Estamos apelando a que el resto siga poniendo, entonces ahí nos estamos dando cuenta de la magnitud del problema, en realidad todos participamos de una fiesta. Unos comían caviar y tomaban champán, otros tomábamos mate cocido y pan. Y bueno, era una fiesta al fin. Ahora ya no alcanza ni para eso. Nos estamos dando cuenta, empezamos a hacer números y es imposible que se mantenga así.
-¿Hay que cambiar de postura con el Gobierno Nacional?
-No es la postura, hay que cambiar los temas sobre los que se habla, hay que cambiar el temario, tenemos que ir con agenda propia las provincias. Pero tenemos que ir todas juntas, no podemos ir de a una, porque todos tenemos algún pecado, lo que no sabemos, es que nuestro pecado es un granito de arena.
-¿A qué se refiere?
-Qué hicimos algo mal, todos hicimos algo mal en nuestras gestiones. Si alguien viene y revisa cómo funciona la empresa de energía nos puede decir, ‘esto podría andar mejor’. Y sí, bueno, fantástico.
-¿Macri ha sido ese amigo que toma todo y no da nada a cambio?
-No lo pondría en esos términos, nos puede dar mucho. En el 2016 el IPROHDA fue el instituto de vivienda que más recursos recibió de toda la Argentina, por ejemplo.
-¿Cómo está el IPRODHA para el 2019, habrá nuevos fondos para viviendas?
-El IPRODHA no hace sólo viviendas. La vivienda representa el 40 por ciento de nuestro presupuesto, antes era al revés. Obviamente de recursos nacionales vamos a tener cada vez menos. No sabemos si en lo que queda del año se va a ejecutar el presupuesto previsto por la Secretaria de Vivienda (de la Nación). Tenemos muchas dudas. Lo que sí, ya no tenemos casi dudas es lo que va a pasar el año que viene. Aparentemente los recursos van a ser cero. De todas maneras, nosotros hoy estamos funcionando con recursos propios, venimos sosteniendo todo nuestro plan de obras con aportes de la provincia, con los recursos del recupero, con algún endeudamiento que hemos tomado (tomaron fondos de un fideicomiso nacional para viviendas) y con los recursos del FONAVI, esos recursos no se tocaron tanto. Con eso nosotros seguimos funcionando, tenemos la suerte respecto a otras instituciones y voy a aprovechar para recalcarlo, que nuestro instituto tiene un buen nivel de recupero, que tenemos que mejorar más. Con ese recupero (el cobro de las cuotas de los que adquirieron una vivienda IPROHDA) financiamos el funcionamiento de la institución y financiamos inversiones, nos queda el FONAVI limpio. En la mayor parte del país el FONAVI se utiliza para cubrir costos de funcionamiento (sueldos).
-¿Entiende el misionero de a pie, que no sigue los temas económicos, que se terminó la fiesta? Por ejemplo, con esto del cobro de las cuotas, los índices de actualización…
-Nosotros venimos difundiendo mucho esto, no resulto fácil llegar a estos niveles de recupero. Nuestra cuota es el doble o el 70 por ciento más que la cuota que se cobra en el resto del país (otros institutos provinciales), ahí son irrisorias. Pero con esto no se puede hacer demagogia. Yo no me tengo que fijar en el que recibe el privilegio, sino que la mayoría, que no accedió a la casa, está mirando eso y aspira a llegar a la misma situación.
-¿Va a haber licitación de nuevos planes de vivienda?
-Nosotros ya tenemos licitaciones que no tenemos contratadas aún, lo que sí vamos a hacer es contratar, terminar el proceso licitatorio que empezamos este año y el año pasado e iniciar obras nuevas. Nuestra mayor aspiración en este momento es terminar lo viejo, porque otra cosa que hemos percibido acá desde la provincia es el error en la aplicación de los recursos que nos estaba induciendo el Estado Nacional antes (anterior gobierno) y ahora también.
-¿Qué error?
-Antes aplicamos el recurso al 16 por ciento del déficit, que es la familia media y media baja. Y nos estábamos olvidando de la mayoría, del 80 por ciento del déficit por debajo de la línea de pobreza y el 60 por ciento son indigentes estamos reconvirtiendo nuestros programas hacia ese sector.
-¿De cuánto será el presupuesto para el año que viene?
-Según el proyecto de Presupuesto enviado (a la Cámara de Representantes) debe estar en el orden de los 6.300 millones de pesos, es un poco más bajo que el de este año. Una parte va a ir a viviendas.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password