Uber es una compañía de taxis, decide Europa

Según el máximo tribunal europeo, Uber debería ser regulado como una empresa de taxis. Un golpe duro para la empresa que se define como una plataforma tecnológica que por lo tanto, no debería estar sujeta a las mismas reglas que los servicios de transporte.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictaminó en la mañana del miércoles 20/12 que Uber es una empresa de transportes y no una mera plataforma tecnológica, dando la razón al gremio de los taxistas. La decisión se traducirá en cambios en los requisitos que las autoridades pueden exigir a la compañía estadounidense para prestar sus servicios en la Unión Europea.

La naturaleza de la actividad de Uber -una multinacional participada por inversores como Goldman Sachs-, concluyeron los jueces europeos, está “indisociablemente vinculada a un servicio de transportes”.

El caso surge de una denuncia presentada en el juzgado de lo mercantil número 3 de Barcelona por la Asociación Profesional Élite Taxi, que solicitaba la prohibición total de operaciones de Uber, que se define como un s ervicio de intermediación digital para la prestación de transportes entre particulares, explica Beatriz Navarro del diario La Vanguardia. Los taxis alegaban que, en cambio, la empresa les hace una competencia desleal. El juez español elevó a la Justicia europea una pregunta sobre cómo calificar los servicios prestados por Uber, si como servicios de transporte, servicios propios de la sociedad de información o una combinación de ambos. La sentencia emitida por el Tribunal de Justicia de la UE declara que el servicio prestado por Uber, “no se limita a un servicio de intermediación”. Al mismo tiempo que se pone en contacto a personas se crea “una oferta de servicios de transporte urbano” accesible mediante herramientas informáticas en la que la empresa, lejos de ser un actor externo, “ejerce una influencia decisiva sobre las condiciones de las prestaciones efectuadas por estos conductores”.

“En el estado actual del Derecho de la Unión, incumbe a los Estados miembros regular las condiciones de prestación de estos servicios, siempre que se respeten las normas generales del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea”, afirmó el Tribunal. En un breve comunicado, Uber aseguró que la decisión del Tribunal -contra la que no cabe recurso- no cambia nada para ellos: “Esta decisión no cambia nada en la operativa de Uber en la mayoría de los países de la UE. Sin embargo, todavía hay millones de europeos que no pueden usar ‘apps’ como la nuestra. Como dijo recientemente nuestro nuevo consejero delegado, conviene regular servicios como Uber y por ello continuaremos el diálogo con países y ciudades en toda Europa”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password