Accesorios para el verano: la apuesta de emprendedores para mitigar el impacto ambiental

Compartí esta noticia !

Por Julieta Pilatti en OtraEconomía – Son argentinos y lograron contribuir al medio ambiente y sostenerse económicamente en el tiempo. Bico, Momuel, Re Accionar y Bagual tienen el propósito de dejar un impacto ambiental positivo.

El Banco Mundial calcula que, para 2025, los desechos de plásticos alcanzarán 3.400 millones de toneladas en todo el mundo. Frente a este problema, no da lo mismo qué compramos y a quién le compramos. Diversos proyectos buscan contribuir a un cambio de consumo y ofrecen productos para el verano.

En Argentina, cada vez hay más emprendimientos sustentables que permiten mitigar el impacto ambiental. Cada producto cuenta una historia que alza la bandera del consumo responsable, el comercio justo y la protección del medio ambiente. Bico, Momuel, Re Accionar y Bagual son emprendimientos que basan su propuesta de valor en el reciclaje y el biodiseño. Los cuatro proyectos se suman a brindar accesorios sustentables, reduciendo la contaminación y el uso desmedido de recursos naturales. Al reutilizar materiales en desuso, reducen la necesidad de fabricar nuevos productos, que, cuando terminan su vida útil culminan en los vertederos.

Bico es un emprendimiento de accesorios y fundas 100% sustentables y biodegradables. El CEO, Felipe Litmanovich cuenta: “El impulso para iniciar Bico surgió a partir de la preocupación por los problemas ambientales actuales. Nuestra motivación principal se origina al identificar problemas urgentes, como son la contaminación plástica y la obsolescencia programada en productos electrónicos. Nos encontramos con la alarmante cantidad de fundas de teléfonos que son descartadas tras cada cambio de modelo y vimos una oportunidad para marcar la diferencia. Nos entusiasmó la idea de ofrecer una solución sostenible a esta problemática”.

La ciencia afirma que las fundas de plástico tardan al menos 450 años en degradarse. Tal es así que se van desintegrando poco a poco y luego, los microplásticos culminan vertiéndose en el océano y en toda la cadena trófica, incluido el ser humano. Litmanovich dice: “Nos moviliza la idea de que las personas puedan elegir accesorios que protejan tanto sus dispositivos como el planeta, una elección que antes no estaba tan disponible en el mercado”.

Te puede Interesar  Posadas entre los aeropuertos donde más aumentó el tráfico de pasajeros en septiembre

Felipe Litmanovich señala que las fundas Bico son el accesorio imprescindible para este verano. “Ofrecen protección para tu teléfono mientras disfrutas de tus vacaciones y, al mismo tiempo, contribuís a la reducción de residuos plásticos. Este verano, queremos destacar que nuestras fundas biodegradables son más que un accesorio; son una declaración de compromiso con el ambiente. Imagina tener tu celular siempre con vos, protegido por una funda que no solo es elegante y funcional, sino que también te recuerda la importancia de mantener limpios los lugares que visitamos durante nuestras vacaciones. Es la combinación perfecta de estilo y sostenibilidad para quienes buscan cuidar del planeta incluso durante sus viajes”, puntualiza.

Damián Arauna es el fundador de Momuel, un emprendimiento de anteojos sustentables. Comenta: “Consideramos a la madera como un recurso noble y significativo a través de la historia de la humanidad. En Momuel, combinamos el diseño y el reciclado de este material. En la actualidad comercializamos nuestros anteojos a todo el país, teniendo como impronta la conciencia ambiental”. 

De acuerdo con el fundador, los anteojos de sol son ideales para el verano. “De hecho, nuestros productos cuentan con cristales orgánicos con filtro UV 400, lo cual protege la salud visual ante los efectos de la exposición a los rayos solares”, agrega. 

Foto: Momuel

También está el caso de Leonardo Rothpflug, diseñador industrial, fundador y director general en Re Accionar, una cooperativa de diseño para la Sustentabilidad, especializados en el reciclaje de residuos plásticos. El emprendedor cuenta: “Transformamos residuos en nuevos objetos, que brinden a empresas y personas, la posibilidad de consumir responsablemente. Desde Re Accionar, buscamos transformar la decepción de la sociedad en nuevas ganas de involucrarse en la economía circular”.

Te puede Interesar  Consejo Agroindustrial: "Es necesario avanzar con las reformas que necesita la economía"

Este proyecto ofrece desde cuencos, macetas, llaveros hasta packaging personalizado. La cooperativa nació en 2018 con el objetivo de transformar los residuos en materia prima.  El fundador de esta iniciativa, afirma que, desde sus inicios, han transformado más de 18.500 kilogramos en productos útiles y, hoy en día, elaboran mensualmente 150 placas, lo que implica al menos 750 kg de plástico reciclado.  desde perchas de un local de ropa hasta los productos desechables de un laboratorio. 

Foto: Re Accionar

Bagual fue creado por dos amigos que tenían el deseo de emprender juntos, Agustín Guerra y Leandro Lorenzati. Ellos ofrecen una gran variedad de productos: riñoneras, bolsos de viaje, gorras, materas, hamacas y hasta buzos. 

El fundador de la marca, Agustín Guerra destaca: “En nuestro compromiso por reducir nuestra huella ambiental y contribuir a una economía circular, nos enorgullece ofrecer una selección de productos que han sido reacondicionados, reparados, recirculados o rescatados para prolongar su vida útil. Cada artículo fue cuidadosamente revisado y restaurado por nuestro equipo para garantizar su calidad y funcionalidad”, sostiene.

Además, en Bagual creen en la importancia de proteger y preservar el entorno natural. Por cada compra que se realiza en la tienda online, plantan un árbol. 

“Cada compra que haces no solo te brinda productos de alta calidad para tus aventuras al aire libre, sino que también contribuye activamente a la conservación de nuestro planeta”, Sobre el impacto, Leandro Lorenzati agrega: “Queríamos devolverle algo a la naturaleza, entonces, decidimos poner en marcha  «Fundación Las Raíces», donde desarrollamos un plan de reforestación. También, junto al Centro de Actividades Expresivas e Inclusivas para adultos y jóvenes con discapacidad intelectual  (APADIM) armamos invernaderos y sombráculos”.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin