Aire Confort: 50 años de historia y resiliencia en un mercado desafiante

Compartí esta noticia !

Si se habla de frío, Aire Confort viene a la mente. Una tradicional empresa misionera dedicada a los aires acondicionados con medio siglo de historia y resiliencia para superar las diversas crisis de la Argentina. Lilian Fernández es la vicepresidenta de la empresa familiar y revela que, a pesar de la reciente premiación en Valencia, España, el pasado año fue complicado debido a la crisis económica y la devaluación, lo que impactó en las ventas de la empresa durante el verano. Con una marcada preferencia por el mantenimiento de equipos existentes sobre nuevas compras, el mercado se ha mostrado cauteloso y orientado hacia la eficiencia energética, priorizando equipos inverter para reducir el consumo eléctrico.

Al abordar las perspectivas futuras, Fernández expresó su optimismo, aunque destaca la incertidumbre económica como un desafío predominante. La empresa, con 30 empleados, enfrenta también la escasez de técnicos especializados en un mercado donde la falta de capacitación puede representar un riesgo para los consumidores.

Con respecto a la competencia fronteriza, la empresaria, que fue una de las disertantes del after office de Mejora Continua, reconoce la complejidad de la situación, destacando la necesidad de adaptarse a los cambios en la política económica y la fluctuación de precios entre países vecinos. Sin embargo, enfatiza en la importancia de la calidad y la seguridad que ofrecen las empresas especializadas frente a los riesgos asociados con técnicos no capacitados.

P- Aire Confort es una empresa tradicional en Posadas. ¿Cómo cierran este verano que ha sido intenso en el clima, pero complejo en lo económico?

LF – En Misiones, tenemos nuestra sede central en Posadas, y la verdad que estar 50 años en el rubro es para nosotros un logro. El año pasado recibimos una premiación en Valencia, España, somos dos empresas que hemos llegado a los 50 años con Carrier. Son épocas difíciles, esta crisis, en nuestro país siempre nos pega, y nos pega mal en algunos casos, hay que estar preparados. Este verano fue un verano atípico, porque la gente trató de resguardar sus recursos, de no gastar, hubo un gran cambio de precios en los aires acondicionados, porque acompaña la devaluación, así que fue un año complicado, un verano complicado,

P – ¿Hubo más mantenimiento que compras?

LF – En realidad sí, la gente lo que buscaba era poder arreglar los aires que tenía, y si no también, era preguntar precios, planes de pago, planes de financiación, y de hecho que, digamos, la venta en este verano no fue comparativamente igual con años anteriores, ni siquiera superó el 50%.

P – ¿Hubo un cambio en la mentalidad del consumidor de buscar equipos más ambientalmente amigables, o le interesan precios?

LF – Sí, la gente busca precios y también calidad. Está en el mercado el inverter, que es sobre todo la tecnología nueva para reducir el consumo energético, y hay mucha gente que pregunta, cuando va a comprar aire acondicionado, si es inverter o no, porque ya es la idea de poder ahorrar en el costo de electricidad.

Te puede Interesar  Empezó siendo practicante y se convirtió en la primera mujer en ser presidenta de Mazda

P – ¿Cómo ven la perspectiva hacia adelante? Según el Presidente, después, en el segundo semestre, va a haber un repunte, cuando logre estabilizarse la inflación sobre todo. ¿Esperan eso?

LF – Sí, la mayoría, yo trabajo mucho con empresas constructoras privadas, las cuales han continuado con su plan de inversión, pero aún están esperando ver cómo, cuáles son, las directivas en la parte macroeconómica para seguir invirtiendo y para hacer su desembolso. Hemos presentado varios proyectos, pero el comprador está esperando a ver cómo se estabiliza la parte nacional, la parte macro.

P – ¿Qué es lo que más complica, la inflación o la incertidumbre?

LF- Yo creo que es la incertidumbre. Nosotros estamos acostumbrados a vivir con inflación. La incertidumbre es lo que va a pasar y aquella persona que tiene sus ahorros y que va a invertir, porque hoy día el equipo de aire acondicionado es caro, subió mucho de precio. Yo veo que un aire chico vale casi 300, 400 mil pesos y es una inversión importante para una familia. O sea, hoy toda la expectativa de ver si esto se estabiliza. La idea es ¿esperamos? ¿no es cierto? Todos los comerciantes, todos los comercios en general estamos esperando a ver qué directiva da el Gobierno, qué señales da el Gobierno nacional para poder programar y planificar nuestro año 2024.

P – Una de las medidas que está tomando es la de la apertura económica y nosotros tenemos países de frontera. ¿Cómo competir con ellos? ¿Estamos preparados para competir si abren indiscriminadamente las fronteras?

LF – Mire, nosotros tenemos una particularidad en Misiones sobre todo que hemos estado sufriendo estos vaivenes de las distintas políticas. A veces nos conviene cruzarnos a Brasil o Paraguay y otras veces ellos vienen. En general el consumo que hace el argentino en los países extranjeros es diferente al que ellos hacen acá en Misiones. No podemos competir en precio porque la estructura impositiva de los países vecinos es diferente y ya se empieza a ver que la gente compara precios de Encarnación con los precios de Posadas, sobre todo en el rubro que yo manejo. Están volviendo otra vez a comprar en Encarnación el tema de aire acondicionado.

Te puede Interesar  Empresas misioneras invierten unos 2,5 millones de dólares para mejorar su capacidad de transporte de combustible

Yo he visto en varias oportunidades, no así masivamente como sucedió en años anteriores, pero sí el particular. Están cuidando y comparando precios también. Pero yo creo que hay un mito de que siempre Encarnación es más barato que Posadas. Yo creo que tienen que primero chequear precios internos y después hacer el desembolso.

P – ¿Cuántas personas están trabajando hoy en la empresa?

LF – Nosotros estamos trabajando con un staff de 30 personas. Hemos sido más, pero mi política es conservadora. A ver qué sucede con respecto a la ley laboral, de los cambios que todos esperamos. También el tema de los juicios laborales. Gracias a Dios no los tengo, pero son elementos que el empleador los tiene en cuenta.

P – Hace un par de años entrevistaba a su hermano, un socio, y me decía que en la provincia lo que faltan son técnicos, no pensar tanto en el ingeniero.

LF – Yo lo que veo, y creo que lo ven la mayoría de las personas que recorren la ciudad cuando hago mis trámites particulares, veo gente que arregla aire acondicionado o instala sin uniforme, sin elementos de seguridad. Lo hacen en forma casera, muy artesanal. Hice un curso por internet, un amigo me llamó, y la gente no chequea precios quizás en lo que le cobra ese particular y lo que le puede cobrar una empresa que está especializada. Hay infinidad. Usted ve en la calle la mayoría de los autos que tienen doble escalera en el porta equipaje y si tiene una garrafa de freón de 410 es porque está instalando. A mí me llama muchísimo la atención la cantidad de gente a diario que veo en el microcentro que se dedica al aire acondicionado, y no creo que sean personas que se hayan preparado.

P – ¿Hay que cuidar eso también a la hora de pensar en el mantenimiento de un equipo de aire acondicionado.?

LF – Pienso sí, porque es un riesgo que uno corre, por ahí el cliente nos dice, no, yo tengo un primo, un sobrino, el amigo del amigo que le recomendó, y no es un profesional matriculado. Que después puede redundar en que se le arruine el equipo. Pero es como que siempre va, tienen algún pretexto para decirle, no, el aire no era bueno, qué sé yo.

P – Se corren muchos riesgos, ¿no es cierto?

LF- Pero es una cuestión de idiosincrasia, pienso yo.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin