Disciplina fiscal: ¿el ojo de la tormenta está en el lugar correcto?

El jueves 17 de Agosto, el Gobierno nacional y las jurisdicciones provinciales acordaron enviar al Congreso, que seguramente será tratado conjuntamente con la Ley de Presupuesto Nacional 2018, un proyecto de Ley de Responsabilidad fiscal con una serie de lineamientos a los fines de mejorar la disciplina de los diferentes estamentos gubernamentales.

Actualmente reducir el déficit fiscal es clave a los fines de atemperar la actual modalidad de financiamiento que emplea el Estado nacional para cubrir el excedente del gasto por encima de los recursos genuinos, que es a través de la emisión de Deuda externa.

Tal como dijo el Roberto Sifón Arévalo, director ejecutivo y líder de Calificaciones Soberanas y de Finanzas Públicas Internacionales para las Américas de Standard & Poors (S&P) Global Ratings, la Argentina debería crecer a una tasa más alta que la actual para que dentro de poco la deuda no sea preocupante.

Asimismo, el ojo de la tormenta está puesto en mayor magnitud en las Provincias que en el Estado nacional. Pero si analizamos el Déficit Fiscal Consolidado (Nación más Provincias) del año 2016, el mismo alcanzó al 7 % del Producto Bruto Interno a precios corrientes, donde el resultado financiero negativo de la Nación en el año pasado fue de 474.786 millones de pesos, representando el 6 % del PBI.

En tanto, el déficit de las Provincias más CABA fue negativo en 79.108 millones de pesos (1 % del PBI).

Es por ello, que el Estado Nacional es el que debe realizar el mayor esfuerzo fiscal para logar alcanzar la convergencia.

Queda claro que al analizar el gráfico, después de la crisis financiera de 2008 en Estados Unidos por la burbuja inmobiliaria denominada “crisis de las hipotecas subprime” y que generó un efecto adverso en el nivel de actividad económica mundial, donde el Estado nacional adopto políticas fiscales anticíclicas que conllevaron a un nivel de déficit fiscal constante, que a los fines de cumplir con la normativa que regía desde el año 2004 de la Ley 25.917 del Régimen Federal de Responsabilidad Fiscal se efectuaron excepciones mediante la Ley 26.530 a partir del año 2009 que tornaron más laxas las reglas cuantitativas en cuanto a la disciplina fiscal.

Al respecto, el nuevo Proyecto de Ley de Responsabilidad Fiscal y Buenas Prácticas del Gobierno tiene, entre otros, los siguientes lineamientos generales:

  • Tope del Crecimiento de la Planta Ocupada: Tanto el Estado nacional como las Provincias se comprometen a no incrementar la relación de cargos ocupados existentes al 31/12/17 con respecto a la población proyectada por el INDEC para cada jurisdicción.

Ahora bien, veamos lo siguiente:

           En base a los últimos datos publicados por el Ministerio de Trabajo de la Nación se puede observar un comportamiento del crecimiento de la planta ocupada de cada Provincia en el año 2016 con respecto al 2015 claramente heterogéneo, donde por ejemplo, algunas tuvieron un buen desempeño en el resguardo de sus cuentas públicas, como ser, la Provincia de Misiones incrementó su planta ocupada en tan solo un 0,4%,  partiendo de que tuvo un crecimiento poblacional claramente por encima de la media nacional (+3,45 %) en el último censo del 2010 y que le arroja un crecimiento del 1,2 % de la población en el año 2016 con respecto al 2015 según estimaciones del INDEC,  en tanto que,  Santa Cruz, supero claramente cualquier tope con un incremento del 21,1 % (mayor que el incremento de la población nacional en 10 años!), donde también, las demás jurisdicciones del NEA tuvieron un incremento de la planta por encima de su crecimiento poblacional y es lo que se busca limitar mediante los nuevos lineamientos.

Es claro el caso de Misiones, dado que el Gobernador ante el comportamiento económico del año pasado observando una merma de los ingresos públicos por la recesión, tomó la medida de suspender las designaciones de personal en planta permanente, adoptando una disposición estratégica a fin de potenciar a los recursos humanos existentes a través del Decreto Nº 913/16.

  • Gasto Corriente Primario Constante:

Tanto en la aprobación de los presupuestos como en la ejecución las Provincias y la CABA no pueden incrementar su gasto corriente primario por encima de la tasa de incremento del índice de precios al consumidor de cobertura nacional publicado por el INDEC, esto quiere decir, que si la inflación es del 12 % el año que viene, las Provincias no pueden incrementar su gasto por encima de dicho porcentaje.

Con esta normativa y partiendo de que el Saldo Fiscal es procicilico (sigue el ciclo económico), si la economía crece en términos reales y el gasto se lo mantiene constante, va a existir claramente una mejora en el resultado fiscal de las jurisdicciones gradual.

Asimismo, también le permitirá mejorar la composición del gasto para reorientarlo al Gasto de Capital, dado que este es lo que mejora las condiciones de infraestructura para un desarrollo económico a largo plazo, y para ello, es importante resaltar que el Promedio de las 24 Jurisdicciones en el año 2016 de cada $ 100 que gastaron $ 12 lo destinaron al gasto de capital, donde la Provincia de Misiones, gasto $ 17 en este último concepto, es decir, 5 % por encima del promedio.

 

  • Regla de la Carga Tributaria:

Partiendo de que la Presión tributaria en la Argentina en el año 2016 fue del 32,14 % en relación al nivel de actividad económica y que es una de las más altas de la región, y que la misma está compuesta en un 83 % por impuestos Nacionales y un 17 % por impuestos provinciales, se acordó entre las Jurisdicciones la adopción de políticas tributarias, tendientes a armonizar y no aumentar la presión impositiva legal.

Posterior a este acuerdo, en el Consejo de las Américas, el Mministro de Hacienda de la Nación, Dujovne afirmó que en este año ingresará al Congreso de la Nación un proyecto de Ley para reformar el sistema tributario nacional vigente, donde se propondría un esquema gradual de reducción de alícuotas.

 

La finalidad central de gran parte de las medidas asociadas a la reforma fiscal y tributaria, tiene por objeto estimular la Inversión Privada evitando el efecto crowding out y a fin ampliar las fronteras de posibilidad de la Producción con el objeto de aumentar la participación de dicho componente de la demanda agregada en función al PBI, pero en el corto plazo no generará un costo social ni económico, si y solo sí, los brotes verdes llegan a los niveles deseados.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password