El ajuste de Milei: ¿A cuánto podría aumentar el boleto del transporte público sin subsidios?

Compartí esta noticia !

Uno de los principales anuncios del paquete de ajuste de Javier Milei, fue la eliminación de los subsidios para tarifas eléctricas y para el transporte público. La quita de aportes del Estado comenzará a regir desde el 1 de enero y aunque no hay precisiones sobre si la quita será total o parcial, las empresas de transporte comenzaron a hacer cálculos sobre cuánto debería valer un boleto “pleno”, sin ningún tipo de aporte estatal, ya que se descuenta que sin la Nación, las provincias y municipios no podrán sostener el subsidio. La primera medición habla de un boleto a 700 pesos. Aunque los cálculos más finos marcan que debería establecerse en el equivalente a un dólar o un dólar con cincuenta. Esto es, en una banda entre 800 y 1.200 pesos. 

En Posadas el boleto con SUBE hoy está en 150 pesos y en 200 sin la tarjeta. Si se fijara el precio en el rango que estiman los empresarios, se trataría de un incremento de 433,33 o 700 por ciento. 

La suba porcentual será mayor en el AMBA, la región más beneficiada por los subsidios, ya que el boleto está más barato. En la actualidad, en el AMBA, los costos de los boletos de colectivo oscilan entre un mínimo de $52,96 y un máximo de $72,61. provincias. 

De acuerdo al “Índice Bondi” de diciembre que realiza AAETA, el valor del boleto de colectivo sin subsidio está proyectado en $797 promedio, en el conurbano bonaerense y CABA.

Aunque el ministro Luis Caputo no especificó el aumento, la tarifa sin subsidio se fijaría en un monto cercano a $700 para los 3,9 millones de usuarios que lo utilizan a diario.

Te puede Interesar  Tercer aumento de las naftas en lo que va del año: $85,20 la premium

La situación lejos está de corregir las asimetrías internas que sufre el sector transporte, ya que en lugar de equiparar cargas, obliga a un incremento que tendrá seguramente un impacto en el nivel de uso y pérdida de rentabilidad de las empresas. Todas las compañías del interior, especialmente las del norte están golpeadas por la falta de pagos comprometidos por los distintos niveles del Estado y se sienten “estafados” desde hace años.  

A partir de ello, se producen efectos no deseados como la desaparición de empresas, o la pérdida de continuidad en la prestación de los servicios públicos, con todo el riesgo que eso genera y los efectos no deseados para los usuarios. Hace pocos días el grupo ERSA de Corrientes decidió dejar de prestar el servicio, ante el atraso en subsidios y el reclamo de los trabajadores. En el sector advierten que es un escenario que puede repetirse en otras provincias.

About The Author

Compartí esta noticia !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

Solverwp- WordPress Theme and Plugin