El salario misionero fue el que más creció en el NEA ¿En qué sectores se paga los mejores sueldos?

El primer trimestre del año fue positivo para los salarios de los trabajadores privados formales en Misiones. La remuneración bruta promedio alcanzó los $88.176 en marzo de 2022 y exhibe una variación interanual del 61,6% en valores corrientes.

Al descontar la inflación, el incremento real es del 4,2%, siendo así el mayor en la región del NEA, cuarta más alta de Norte Grande y séptima a nivel nacional. De hecho, a marzo de este año, Misiones ya acumula nueve meses de crecimientos sostenidos de este indicador: vio un pico en agosto de 2021 (+7% real) y el nivel más bajo en octubre de ese mismo año (+0,4%).

El análisis de este indicador implica necesariamente la atención de dos cuestiones fundamentales: por un lado, el dato altamente positivo que es el crecimiento real; pero por el otro, el dato negativo vinculado a la nominalidad del salario: es el tercero más bajo de todo el país, solo por encima de Santiago del Estero y La Rioja, por lo que Misiones tiene aún el desafío de continuar profundizando un camino que sostenga la recuperación real del salario pero que logre nominalmente ir subiendo. 

Pero este proceso está en marcha: Misiones se destaca no solo por su crecimiento real vs. 2021, sino que es también una de las pocas provincias donde las remuneraciones del sector privado formal también crecieron, medidas en valores constantes, en relación con los años previos

Contra marzo, pero de 2020, exhiben un alza del 1,8% (la más alta de NEA y la cuarta mayor del país); mientras que en relación con 2019, el incremento real es del 0,3%, también la mayor del NEA y octava del país. 

Ahora bien, otro dato fundamental al respecto tiene que ver con los sectores de actividad. El valor indicado trata de remuneraciones promedio y, por ende, existen realidades distintas al analizar este dato entre los diferentes sectores de actividad en particular, donde se encuentran grandes brechas tanto en su valor nominal como en sus variaciones año/año. 

Sobre un total de trece ramas de actividad que detalla el Ministerio de Trabajo de la Nación, hay ocho que tienen remuneraciones promedio por encima de la media provincial, y otras cinco por debajo.  

El sector que paga los mejores salarios en Misiones es el de “Intermediación financiera y otros servicios financieros”, donde predomina el sector bancario. Allí, la remuneración promedio de marzo fue de $211.269, pero concentra a un volumen inferior de trabajadores (cerca del 1,4% del total). 

Situación similar se observa en los otros dos sectores que conforman el podio de mayores remuneraciones promedio: el de “Electricidad, Gas y Agua” registró una remuneración promedio de $179.969 en marzo (1,8% de los trabajadores); y en sector de “Explotación de minas y canteras”, llegó a $129.267 (0,2% de trabajadores). 

Un cuarto sector de actividad tiene remuneración promedio por encima de los cien mil pesos: “Servicios de transporte, almacenamiento y de comunicaciones”, con $123.341, y se ve una mayor participación de trabajadores (8,1%). 

En el quinto lugar, también por encima de los cien mil pesos de remuneración promedio, se ubica “Servicios Sociales y de Salud” (con fuerte influencia del sistema sanitario privado) con $103.046 y concentra el 3,6% de los empleos. 

En resumen, los cinco sectores de mayores remuneraciones en Misiones concentran solo el 15,1% de los trabajadores privados formales. Además, en cuatro de estos cinco, las remuneraciones tuvieron subas reales contra igual mes del año anterior; la mayor estuvo en electricidad, agua y gas (+10%), mientras que la única caída fue de Explotación de minas y canteras (-3,6%)

Los otros dos sectores que muestran salarios promedio por encima del total general provincial son, justamente, los dos de mayor volumen de trabajadores: la Industria Manufacturera con $ 93.031 (21% del total de empleos) y el Comercio con $90.770 (20,3% de los empleos).

Entonces, se observa que el 56,4% de los asalariados formales del sector privado misionero tienen sueldos promedios por encima de los $90 mil. El promedio provincial es menor a ese nivel debido a que los sectores de menores salarios traccionan de manera muy importante. El de valor más bajo es el vinculado a la ganadería, agricultura caza y silvicultura ($51.153), aunque con fuerte estacionalidad. 

En el comercio y la industria no sólo es relevante que tengan salarios promedios superiores al total provincial, sino que además exhibieron subas reales: +3,2% y +1,7%, respectivamente. En el caso comercial es aún más relevante por su impacto nacional: Misiones es la provincia con el segundo mayor incremento real en todo el país, solo detrás de Buenos Aires (excluyendo GBA) que creció 3,3%. 

Pero la nota más destacada se encuentra en otro sector: Hotelería y Restaurantes, uno de los sectores más golpeados por la irrupción de la pandemia, y que durante 2020 y buena parte del 2021 perdió puestos de trabajo y salario. La hotelería y restaurantes es el sector es el que encabeza el ranking de mayores incrementos del salario formal privado misionero con +12,8%, aunque nominalmente sigue estando en los menores niveles (el segundo más bajo de la provincia con $ 64.567 promedio)

Más allá de los sectores en general, hay actividades específicas que han mostrado un muy fuerte crecimiento del salario al primer trimestre del año. El que se destacó por sobre las demás fue el vinculado al desarrollo del software: “Actividades informáticas” vio crecer su remuneración promedio en un notable 42,4% real, el más alto de la provincia al desagregar por actividades específicas. Esto obedece a una importante expansión del sector tech en la provincia, que desde hace varios años tiene políticas activas de fomento y desarrollo tecnológico, que se suma a oferta académica. 

Queda demostrado, nuevamente, que la economía misionera, vista en términos de consumo, ventas e inversión, pero también en generación de empleo y salario, atraviesa un momento de considerable crecimiento, posicionándose constantemente entre las principales del país. Pero aun muestra obstáculos, como los mencionados antes vinculado a la nominalidad del salario, y también a la inflación, elemento donde el gobierno provincial poco y nada puede hacer. No solo preocupa el crecimiento del IPC, sino también del costo de vida medido en canastas: en este punto, Misiones tiene una de las CBA y CBT más altas del país, según mediciones del IPEC, con importante aceleración en los últimos meses. 

Por supuesto, Misiones no solo sufre los desequilibrios macro de la economía argentina, sino también las consecuencias de ser una provincia relegada de la mayoría de las políticas aplicadas por el gobierno nacional ya sean en recursos o programas. 

Será fundamental que la provincia continúe este camino de crecimiento del salario, pero la inflación es una piedra muy pesada que amenaza constantemente con derribar cualquier intento de recuperación o crecimiento.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password